Enfoques Fragmentos de Japón
“Maid café”
Cafeterías en las que chicas monas vestidas de sirvientas hacen gala de una gran hospitalidad
[05.04.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Los maid cafés (también meido kissa), cafeterías en las que sirven camareras haciendo cosplay.

Los maid cafés nacieron en Akihabara, Tokio, en 2001

Los maid cafés aparecieron de forma permanente en Japón por primera vez en 2001 en el barrio tokiota de Akihabara (o “Akiba”, el principal centro de peregrinación de los aficionados a la electrónica y la cultura pop), y pronto se extendieron por todo el país. Hoy hay tantos cafés de este tipo en Akihabara que se han convertido en una de las peculiaridades del lugar.

En estas cafeterías, conocidas también como meido kissa, lo habitual es que las camareras vayan vestidas con una especie de traje “mono” de sirvienta francesa recargado de volantes y lazos y con minifalda. Estas cafeterías comenzaron siendo lugares cuya clientela habitual era los aficionados al anime y los videojuegos (los otaku, o fans de la cultura popular japonesa), que esperaban ver a personajes del manga y el anime que, como si hubiesen saltado al mundo real desde un mundo bidimensional, atendían en estos locales.  

El cliente es “el amo” (goshujinsama)

Los maid cafés no son solo cafeterías con camareras vestidas de sirvientas. En ellas el cliente es considerado como el “amo” (goshujinsama) de un palacio, y las camareras actúan como si fuesen sus sirvientas.  

Normalmente en todas las cafeterías se dice irasshaimase (bienvenido) al cliente que llega, y arigatō gozaimashita (muchas gracias) al cliente que se va. En los maid cafés, al contrario, se dice okaeri nasaimase, goshujinsama (bienvenido, amo) cuando el cliente llega, e itterasshaimase, goshujinsama (hasta pronto, amo) cuando se marcha.

También van muchas mujeres y parejas

Una maid dibuja un corazón con ketchup en un ōmu-rice

El menú de un maid café no es muy distinto del de las cafeterías normales, con café y té, alimentos ligeros como sándwiches y diversos postres. Lo que cambia son, por ejemplo, las “palabras mágicas” que las camareras pronuncian mientras dibujan algo o escriben con ketchup sobre el ōmu-rice para que parezca más delicioso, o cuando decoran el postre con sirope y chocolate, un servicio particular de estas cafeterías. Además, en algunos establecimientos el cliente puede fotografiarse con las maids o jugar a algún juego con ellas pagando un precio extra.

La clientela de estas cafeterias no está solo compuesta por los otakus. Es frecuente ver también a hombres y mujeres no aficionados al anime y los videojuegos, e incluso a parejas. Los maid cafés han logrado convertirse en populares lugares de entretenimiento gracias a los frecuentes reportajes que los presentan en la televisión y en revistas. De hecho, cuando llega una clienta a la cafetería las camareras saludan con un okaeri nasaimase, ojōsama (bienvenida, ama).

Además, recientemente están apareciendo también numerosos shitsuji café con los papeles invertidos, en los que camareros jóvenes vestidos como mayordomos tratan a sus clientas como ojōsama (amas). 

Fotografía cortesía de: Jesslee Cuizon photography

  • [05.04.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia