Enfoques Fragmentos de Japón
“Setsubun”: ¡fuera los ogros! ¡Adentro la suerte!
La fiesta en la que se lanzan legumbres para alejar la mala fortuna y a ogros y demonios
[01.02.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

“Setsubun” significa “la separación de las estaciones”. Esta palabra indicaba antiguamente el día anterior al comienzo de la primavera, el verano, el otoño y el invierno según el antiguo calendario lunisolar chino. Hoy se celebra especialmente el día anterior a la llegada de primavera (alrededor del 4 de febrero), y al marcar el periodo entre el fin del invierno y el comienzo de la primavera, era comparado a la Nochevieja del hoy día.

Desprenderse de la mala fortuna para el nuevo año: ¡fuera los ogros! ¡adentro la suerte!

El mamemaki (lanzar legumbres), propio del setsubun, es una antigua tradición procedente de China para expulsar a los ogros y demonios y alejar la mala fortuna. En la antigüedad se celebraba dentro de los palacios, pero poco a poco se fue popularizando entre todas las familias. Es una ceremonia asociada al paso de las estaciones con una larga historia en todo el país.

Lo habitual en esta celebración es lanzar legumbres al tiempo que se grita “¡fuera los ogros! ¡adentro la suerte!”. Los ogros, que huyen cuando se le arrojan las legumbres, simbolizan la mala fortuna. Hay regiones, templos y santuarios con versiones diferentes, en los que sólo se grita “¡adentro la suerte!”, o bien “¡los ogros también adentro!” o “¡los ogros adentro!”, en los santuarios donde un demonio u ogro es el mensajero de los dioses.

El mamemaki, en general, es una tradición que realiza el hombre de más edad del hogar (o la persona que haya nacido en el año zodiacal que corresponde), aunque también hay muchos lugares en los que es toda la familia la que participa.

La soja tostada es la legumbre habitual en el mamemaki

En el mamemaki es fundamental utilizar unas legumbres de soja tostadas conocidas como fukumame (legumbres de la suerte). Hay lugares en los que esta práctica se realiza después de depositar unas legumbres frente al altar sintoísta de la casa. En zonas de Hokkaidō, Tōhoku, Hokuriku y el sur de Kyūshū también hay casos en los que las familias lanzan cacahuetes. La razón es que los cacahuetes con cáscara son fáciles de recoger y el fruto no se ensucia al caer al suelo al estar cubierto.

Aunque el mamemaki es una práctica recogida que se realiza en familia o en los templos y santuarios, hoy en día también se organizan grandes eventos de mamemaki a los que son invitados famosos, artistas y deportistas. El templo budista Narita-san Shinshō-ji, el santuario de Kanda, el templo Ikegami Honmon-ji o el Sensō-ji son famosos por este tipo de ceremonias, y cada año una multitud se acerca a estos lugares para alejar la mala fortuna.

Al llegar la época del setsubun muchos supermercados preparan una sección con todo lo necesario para esta celebración, incluyendo el fukumame. Junto a la soja también se suelen vender máscaras de cartón con la típica imagen del ogro, que por costumbre suele ponerse el padre de la familia, que hará el papel de ogro mientras el resto de la familia arroja las legumbres para alejarlo del hogar en una animada representación.

Después de lanzar sojas, cada cual debe recoger y comer tantas legumbres como años tenga. Hay reg que si uno come una legumbre más del numero de años que tiene, su cuerpo se fortalecerá y será más difícil que pille un resfriado. También existe en algunos lugares la costumbre de colgar en las casas cabezas de sardina ensartadas en pequeñas ramas de acebo, de nuevo, para alejar la mala fortuna.

El ehōmaki, una delicia del setsubun para atraer la buena suerte

Últimamente está teniendo mucho éxito la costumbre de comer en setsubun un futomaki sushi (rollo de sushi grueso) conocido como ehōmaki que, según dicen, atrae la buena suerte. La costumbre es comer el ehōmaki en la noche del setsubun mirando hacia la dirección propicia de ese año, con los ojos cerrados mientras piensa en sus deseos en absoluto silencio.

La costumbre de comer el ehōmaki surge por varias razones: al ser un rollo de sushi envuelto en alga nori, significa que seremos “envueltos” por la buena fortuna, y comerlo entero y no en rodajas mirando hacia una dirección concreta (la dirección en la que vive el toshitokujin, o la más propicia ese año) significa que no se “interrumpirá” nuestro destino. En los muelles de Osaka, donde se practicaba esta costumbre principalmente, este sushi era conocido como marukaburi sushi, pero después de que la cadena de tiendas de 24 horas Seven Eleven comenzase a venderlo en 1998 con el nombre de ehōmaki, este alimento se popularizó en todo el país con este nombre.

  • [01.02.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia