Enfoques Fragmentos de Japón
Supermercados en Japón
Precios relativamente razonables para las compras diarias
[13.09.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Los supermercados japoneses son muy parecidos a los del resto del mundo, pero han desarrollado un estilo propio de atender al cliente. En ellos sin duda “el cliente es lo primero”.

Precios más baratos que en otras tiendas

Los supermercados de estilo occidental llegaron a Japón por primera vez en 1953. La amplia oferta de productos a buen precio en un mismo comercio hizo que este tipo de establecimientos ganasen popularidad entre las amas de casa y se extendiesen por todo Japón. En Japón se les llama de manera abreviada sūpā, y han añadido una serie de servicios que los diferencia en parte de otros supermercados occidentales.

En muchos supermercados en Europa y EE. UU. los empleados de la tienda se encargan de introducir los productos en la bolsa. Al menos era así hace años. En Japón, en cambio, existen unas mesas al cruzar la zona de las cajas donde el cliente puede llevar su cesta para introducir los productos adquiridos en la bolsa.

En la mayoría de supermercados cada bolsa de plástico cuesta entre 2 y 5 yenes. Muchos clientes, en cambio, optan por llevar su propia bolsa ecológica de tela (Eko-baggu o mai-baggu).

Una cliente lleva su propia bolsa para hacer la compra. © Jiji

Por otra parte, apenas hay supermercados en Japón que vendan las frutas y las verduras al peso, como ocurre en otros países. Se suelen vender, en cambio, los productos en la cantidad adecuada que una familia pueda consumir en unos días. Por ejemplo, es normal ver frutas y verduras vendidas por unidad, como por ejemplo una manzana a alrededor de 150 yenes.

En todo Japón hay unos 20.404 supermercados (datos de septiembre de 2014), de los cuales la mayoría venden principalmente alimentos, cuya proporción de venta ocupa más del 70 % del total (18.550 establecimientos). Apenas un 9 % del total (1.854 establecimientos) son supermercados que venden proporcionalmente artículos de tres o más categorías tanto alimentos, como productos para la vida diaria y electrodomésticos en una misma superficie.

Una gran oferta de salsas de soja.

Los supermercados especializados en alimentos ofrecen una variedad de productos frescos que compiten en precio con otros establecimientos de este tipo que suele haber en el vecindario. Muchas amas de casa y clientes en general miran cada mañana la publicidad del supermercado que llega a su buzón con los precios del día para comparar y obtener los productos al mejor precio. En un mismo día pueden incluso visitar dos o tres tiendas para hacer sus compras.

Otro de los servicios útiles de los supermercados japoneses, especialmente con el creciente envejecimiento de la población, es la entrega a domicilio de la compra. Aunque es un servicio de pago, la mayoría de los supermercados te llevan la compra a casa si lo pides. Algunas grandes cadenas de supermercados también disponen de servicio de compra a través de Internet, con el que se pueden comprar incluso productos frescos y congelados, u otros productos para la vida diaria, que serán llevados al domicilio del cliente desde la tienda más cercana a la hora solicitada.

Los productos vienen con información sobre su origen, el agricultor e incluso recetas

Otra de las peculiaridades de los supermercados japoneses es la calidad de los productos. Por ejemplo, muchas de las verduras pueden verse expuestas dentro de sus bolsas o bandejas de plástico adecuadas para cada tipo de verdura. Esto se hace para preservar la frescura de estos productos. En Japón también se pone mucha atención en garantizar la seguridad alimentaria en verduras, frutas, carnes y pescados, por eso es que muchos supermercados incluyen en sus productos la información sobre la procedencia del producto e incluso el nombre del agricultor. Esto se hace especialmente para que los clientes puedan estar tranquilos a la hora de comprar y consumir estos productos.

La sección de sashimi fresco.

Ito Yokado, una de las grandes cadenas de supermercados, comenzó a incluir códigos QR en el etiquetado de sus productos a partir de la primavera de 2014. Escaneando estos códigos con el smartphone el cliente puede acceder a la información sobre la procedencia del producto, los ingredientes y recetas especiales. Es un servicio que han titulado como “productos a cara descubierta”.

Algunos de los platos preparados que venden en los supermercados.

Alimentos recién preparados: tonkatsu, menchikatsu, tempura, hamburguesas.

Algo que no podemos olvidar de los supermercados japoneses es la venta de okazu, alimentos recién preparados para acompañar la comida. A diferencia de las tiendas de 24 horas, los supermercados cuentan con una cocina propia donde preparan el okazu para servirlo recién hecho, una especialidad de Japón. Entre la gran variedad ofertada destacan el pollo frito (karaage) y las croquetas, verduras salteadas con salsa (kinpira), u otros alimentos como el yakitori o las verduras en salmuera ideales para acompañar con el sake o la cerveza. Muchos de estos productos se venden con descuento a medida que se acerca la hora de cierre del supermercado. Además, muchos supermercados abren hasta bien entrada la noche, por lo que se han convertido en lugares ideales para las personas que trabajan hasta tarde.

Fotografías:
  • [13.09.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia