Enfoques Fragmentos de Japón
“Tango no sekku”
Una celebración para pedir por la salud y el crecimiendo de los hijos
[05.05.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Una festividad tradicional ligada a la cultura de los samuráis de Japón en la que se celebra el sano crecimiento de los niños.

El cálamo (shōbu), un talismán para el sano crecimiento de los niños en este día

Koi nobori.

El festival tango no sekku, que se celebra también en China y Taiwán, es una de las cinco festividades conocidas como gosekku(*1), uno de los días en los que la buena fortuna alcanza su cumbre. En Japón el 5 de mayo se ha establecido como “El Día de los Niños”, una festividad nacional en la que se celebra el crecimiento de los hijos. Su origen está en una costumbre de China que fue transmitida a Japón en el período Nara (710-794), por la que para alejar a los demonios que llegaban en mayo, considerado un mes poco propicio, se colgaban en la cornisa de los hogares y se introducían en la bañera dos tipos de hierbas medicinales: cálamo (shōbu) y artemisa (yomogi).

Mayo, mes en el que comienza el período de plantación del arroz en Japón, se convirtió en la época propicia para la celebración del tango no sekku como festividad en la que se reza por una buena cosecha. El cálamo se pronuncia en japonés shōbu (菖蒲), una palabra que es homófona con la expresión “lucha” (勝負) y con otra palabra que transmite el respeto por las artes marciales (尚武), por lo que a partir del período Kamakura (1185-1333) se convirtió en una celebración en la que se rezaba por el crecimiento de los niños varones en las casas de los samuráis, siendo posteriormente establecido como una festividad nacional.

La armadura samurái y el koinobori para rezar por la salud y el éxito de nuestros hijos

Esta celebración comienza con la disposición de los elementos decorativos tradicionales tanto dentro como fuera del hogar. Dentro del hogar se exhibe el musha ningyō, un muñeco infantil vestido con una armadura (yoroi) y un casco (kabuto),junto a una espada, una tradición que surgió entre la clase guerrera durante el período Kamakura. A estos conjuntos se les conoce como “muñecos de mayo”, y se cree que sirven para “proteger el cuerpo” de los niños de peligros como accidentes de tránsito o enfermedades.

En el exterior del hogar se colocan los koinobori, unas banderas con forma de carpas que las clases populares comenzaron a exhibir en la calle a partir de mediados del período Edo (1603-1867). Esta tradición se apoya en un dicho procedente de China por el que “las carpas que nadan contra la corriente logran cruzar la puerta del dragón para elevarse hasta el cielo y convertirse ellas mismas en dragones”, y que simboliza la plegaria para que los niños encuentren el “éxito en la vida”.

La primera vez que tiene lugar esta festividad después del nacimiento de un hijo en un hogar se conoce como hatsusekku (primer sekku), y muchas familias lo celebran con solemnidad. Los platos típicos de esta festividad son el chimaki (arroz glutinoso mochi envuelto en una hoja de bambú y atado con un hilo) que se cree que aleja los desastres y el kashiwamochi (un dulce con pasta de judía roja envuelto en una hoja de ciprés), un símbolo de la fertilidad. Además, para superar el calor del verano que está por llegar sin problemas, se echa cálamo en el baño para rezar por la salud.

La armadura samurái que encaja en el hogar

Kabuto.

En los últimos años se ha puesto de moda un tipo de kabuto más grande que pueden vestir los niños en este día, y muchas familias se toman fotos de recuerdo con sus hijos vistiendo estos cascos. Por otra parte, también es cierto que debido a los distintos tipos de vivienda que hay hoy en día, hay cada vez más familias que no pueden exponer los muñecos de mayo ni colgar los koinobori.

De interés:

Para vestir el kabuto: Samurai Store

No obstante existen también conjuntos de muñecos de mayo más compactos, ya montados en vitrinas, o en cajas ya preparadas para la decoración. Además, también se venden koinobori más pequeños que pueden colocarse en la terraza, o bien dentro del hogar colgados del techo o en la pared.

El 5 de mayo coincide durante la Golden Week, uno de los mayores períodos vacacionales en Japón. Por este motivo en muchos lugares se puede observar distintos eventos por el tango no sekku, en los que a veces pueden participar también los visitantes. En los ríos y en los parques de cada región especialmente pueden verse colgados conjuntos de más de cien koinobori, así como koinobori enormes, de varias decenas de metros. Durante esta época también hay regiones en las que se exhiben en la calle entre centenares y miles de koinobori. Viajando un poco durante esta época uno puede quedar envuelto por el poder de estas carpas nadadoras.

Alrededor de 1200 koinobori ondean en el viento en mayo sobre el río Sagami (2013).

Fotografía del encabezado: un tradicional “muñeco de mayo”.

(*1) ^ El gosekku hace referencia a las cinco celebraciones que tienen lugar con el cambio de las estaciones para rezar por la salud, la cosecha o la fertilidad entre otras cosas en 1 de enero, 3 de marzo, 5 de mayo, 7 de julio y 9 de septiembre.

  • [05.05.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia