Enfoques Fragmentos de Japón
Máquinas expendedoras
[28.06.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Las máquinas expendedoras de Japón son como una especie de cofre del tesoro: tienen de todo. Incluso cosas que parece que las hubiera preparado una persona dentro de la máquina. Las ventas en estas máquinas superan los 5 billones de yenes.

¿Qué se puede comprar en una máquina expendedora?

Japón es el país de las máquinas expendendoras. Sus ventas superan los 5 billones de yenes. Las máquinas expendedoras son parte de la imagen de “país seguro” que tiene Japón, ya que rara vez son destrozadas o roba alguien de ellas.

Entre todo lo que se vende en estas máquinas, empezando por bebidas como zumos, café, sopa, o cerveza, también hay manzanas (cortadas, sin piel y sin aditivos), helado y dulces, entre otras muchas cosas. También se venden productos más elaborados como cuencos de fideos con agua caliente (que se pueden comer después de 3 minutos), onigiris, patatas fritas recién calentadas, o huevos y otros productos frescos del campo. Uno se pregunta qué tipo de mecanismos tendrán dentro máquinas expendedoras como las que sirven curry con toda su guarnición.

(Izquierda) Aspecto externo de una máquina de huevos frescos. (Derecha) 20 huevos cuestan 300 yenes.

(Izquierda) Manzanas cortadas. (Derecha) Máquina expendedora de plátanos.

Las máquinas expendedoras de bebidas también sirven latas y botellas frías y calientes en una misma máquina, y algunas café recién hecho y bebidas con hielo en vasos de papel. Lo bueno de estas máquinas es que según la estación y dependiendo de lo que nos apetezca podemos elegir si queremos beber algo caliente o frío.

Café caliente y otras bebidas frías en máquinas expendedoras.

Máquinas expendedoras de tarjetas SIM para utilizar al instante

Las máquinas expendedoras no venden únicamente comida y bebida. Recientemente también han aparecido máquinas expendedoras de tarjetas SIM que comprueban la identidad del comprador escaneando el pasaporte. Es el primer mecanismo del mundo en el que se puede utilizar la tarjeta SIM inmediatamente en el lugar, con soporte en inglés y en chino. También son populares las máquinas para comprar tickets, entradas, boletos de comida y tabaco entre otras cosas. Hay asimismo máquinas más peculiares, como las que crean en el lugar tarjetas de presentación o sellos de nombre (inkan), venden paraguas, juguetes, pañales, o revistas, entre otras muchas cosas.

(Izquierda) Máquina expendedora de tarjetas SIM. (Derecha) Estas máquinas comprueban la identidad del comprador con el pasaporte. En Odaiba, AQUA CITY.

Un restaurante con una máquina expendedora de boletos de comida en Kioto, una ciudad a la que acuden muchos turistas.

En Japón muchos usuarios de los medios de transporte utilizan tarjetas IC de prepago como la Suica, con la que es posible subir al tren, el metro y el autobús. Los usuarios pueden cargar estas tarjetas monedero o liquidar la tarifa en las máquinas de las estaciones. La tarjeta Suica y otras tarjetas monedero IC, incluyendo los móviles con esta función, se pueden utilizar también para comprar en muchas máquinas expendedoras en lugar de dinero en efectivo. No obstante, no en todas las máquinas expendedoras se pueden comprar fácilmente productos, hay algunas cuyos productos solo los pueden comprar mayores de edad.    

Es el caso de las máquinas expendedoras de tabaco, que en Japón, al igual que las bebidas alcohólicas, está prohibido para los menores de 20 años, que solo puede ser adquirido con una tarjeta que certifica la mayoría de edad llamada TASPO (en inglés), o bien con el permiso de conducir.

Máquinas útiles, que gastan poca energía, sirven en caso de desastre, y hoy son imprescindibles para los japoneses

Existen muchos tipos de máquinas expendedoras en Japón, pero todas tienen algo en común: cuando se termina un producto, la máquina lo indica con una luz roja que dice urikire (agotado), y aceptan billetes de 1.000 yenes y dan el cambio correcto. Su popularidad y facilidad de uso hace que en Japón las máquinas expendedoras estén por doquier, en los caminos, en las estaciones, en los hoteles y hospitales, en los parques y dentro de los edificios de todo tipo. Esto hace que el número de máquinas expendedoras en todo el país ronde los 5,09 millones (según datos de 2013 de la Asociación de Fabricantes de Máquinas Expendedoras). Las ventas totales a través de las máquinas expendedoras superan los 5 billones de yenes. 

14 máquinas expendedoras juntas en la antigua ciudad de Kamakura, en la prefectura de Kanagawa.

En estas máquinas también se están desarrollando mecanismos de eficiencia energética que, por ejemplo, detienen el sistema de refrigeración cuando hay grandes picos de consumo eléctrico, o que calientan las bebidas a través de válvulas que aprovechan el calor que genera el sistema de refrigeración. De este modo, en los últimos 20 años se ha conseguido reducir el consumo energético anual por cada máquina expendedora en un 70 %. 

Por otra parte, en un país con tantos terremotos como Japón también están proliferando en las instalaciones públicas máquinas expendedoras adaptadas para los casos en los que haya desastres. Estas máquinas proveen bebidas de manera gratuita cuando hay cortes de electricidad tras una catástrofe natural, y últimamente también hay algunas que incluyen pantallas que ofrecen información de interés en caso de desastre.

Máquinas expendedoras de nueva generación que recomiendan bebidas

Se cree que la máquina expendedora más antigua del mundo apareció en el antiguo egipto hace alrededor de 2.500 años. Se trataría de una máquina que ofrecía agua bendita, citada en un libro escrito por el científico Herón de Alejandría. La máquina expendedora más antigua de Japón fue creada en 1904 unida a un buzón, y en ella se vendían sellos y postales. Hoy Japón se ha convertido en el país con más máquinas expendedoras del mundo, pero su expansión más significativa se produjo entre 1960 y 1970 con la llegada de las máquinas de Coca Cola en todo el país.

Desde entonces ha continuado el perfeccionamiento de las máquinas expendedoras, y hoy las de última generación son digitales o disponen de pantallas táctiles de cristal líquido en las que el usuario puede elegir cómodamente la bebida. Algunas de estas máquinas cuentan con sistemas de reconocimiento facial con el que calculan la edad y el sexo del cliente para recomendarle bebidas. Aunque claro está que la decisión final a la hora de elegir qué beber es siempre del cliente.  

Una máquina expendendora digital de última generación. Estas máquinas ofrecen información sobre la climatología y recomiendan bebidas a los clientes.

Fotografía del encabezado: máquinas expendedoras de paraguas, pañales, bebidas, etc.: Danny Choo
Aspecto externo de una máquina de huevos frescos: JoshBerglund19
20 huevos cuestan 300 yenes:  Uzla-san
Máquina expendendora de plátanos: By: Yamashita Yohei
Café caliente y otras bebidas frías en máquinas expendedoras: David A. LaSpina
Máquina expendedora de boletos en un restaurante: Connie
14 máquinas expendedoras: By: Bruce Thomson

  • [28.06.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia