Fracasa el lanzamiento de un cohete privado en Hokkaidō
[02.07.2018] Leer en otro idioma : Русский |

La empresa Interstellar Technologies (IST), situada en la localidad de Taiki, en Hokkaidō, trató de lanzar sin éxito el pasado 30 de junio a las 5:30 el cohete de observación de pequeño tamaño Momo-2, que se estrelló contra el suelo tras elevarse brevemente en el momento del despegue. No se reportaron heridos. De haber sido un lanzamiento exitoso, esta habría sido la primera vez que un cohete privado lanzado desde Japón habría sido enviado al espacio.

El presidente de IST, Inagawa Takahiro, explicó en una rueda de prensa que la fuerza de propulsión del motor se redujo por un instante un segundo después de la ignición, y se perdió totalmente cuatro segundos más tarde según los datos obtenidos. “Este es un fenómeno que no habíamos observado en nuestras pruebas de combustión sobre el terreno”, aseguró Inagawa respecto al problema detectado en el motor principal.

Aunque Inagawa no especificó cuál será el siguiente paso en adelante, el fundador y empresario Horie Takafumi aseguró: “Me gustaría reforzar el sistema de apoyo para poder trabajar con todas nuestras fuerzas en la mejora del tercer cohete”.

El 30 de julio de 2017 IST logró lanzar con éxito el Momo-1, pero tuvo que realizar una parada de emergencia del motor tras perder la conexión con el cohete a los 66 segundos del despegue, alcanzando solo unos 20 kilómetros de altitud. En el Momo-2 mejoraron algunos aspectos con la introducción de un nuevo sistema de balanceo y el refuerzo de la estructura del cohete, entre otras cosas.

El lanzamiento de este cohete estaba programado para el mes de abril, pero se retrasó debido a que se hallaron algunos problemas. Se cambió el diseño de las piezas causantes de los problemas en el Momo-1 y se introdujo un nuevo sistema para la refrigeración de los componentes electrónicos. Asimismo, se introdujeron instrumentos de observación creados en colaboración con el Instituto Tecnológico de Kōchi.

El Momo-2 tenía 10 metros de largo, 50 centímetros de radio y un peso de 1.150 kilos, y utilizaba como combustible etanol. Además de responder a la demanda de experimentos científicos en el espacio, IST trata de desarrollar proyectiles que puedan ser utilizados para la puesta en órbita de microsatélites con el objetivo de ofrecer “servicios económicos de lanzamiento de cohetes”.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [02.07.2018]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia