Cierra la escuela primaria de Ishinomaki donde 74 niños perdieron la vida en el tsunami de 2011
[27.02.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

El 24 de febrero cerró definitivamente sus puertas la escuela primaria de Ōkawa, situada en la ciudad de Ishinomaki de la prefectura de Miyagi, donde 74 menores y 10 miembros del personal del centro perdieron la vida durante el tsunami del 11 de marzo de 2011. La ceremonia de despedida de esta escuela se celebró en las instalaciones de la escuela primaria de Futamata, en la misma ciudad, con la que la escuela de Ōkawa se ha fusionado. La antigua escuela será conservada a modo de centro conmemorativo del desastre para transmitir lo ocurrido en el Gran Terremoto del Este de Japón.

A la ceremonia de clausura de la escuela acudieron escolares, profesores y antiguos alumnos. El director de la escuela de Ōkawa, Kagi Yorinobu, devolvió a la municipalidad la bandera de la escuela y los asistentes cantaron a coro el himno del centro. Tras la ceremonia se llevo a cabo la Reunión de Agradecimiento a la Escuela Primaria de Ōkawa y se celebró un acto de danzas locales interpretadas por los estudiantes.

Antes del desastre, a la escuela primaria de Ōkawa asistían 108 alumnos, de los que 74 perdieron la vida en el tsunami. El centro impartió clases durante un tiempo en unas instalaciones de alquiler, y desde 2014 en unas aulas prefabricadas dentro del solar de la escuela de Futamata. No obstante, el número de alumnos se redujo paulatinamente hasta solo los 29 que hay en la actualidad.

Tras el desastre gran parte del distrito en el que se encuentra el centro fue catalogado como lugar de riesgo ante desastres, impidiendo que se pueda seguir viviendo allí. La ciudad decidió en 2016 cerrar la escuela tras realizar una encuesta entre los residentes del lugar y al comprobar que no se espera que aumente el número de menores en la localidad. Entre otros argumentos a favor del cierre, algunos residentes creen que “Es triste para los niños una escuela con tan pocos alumnos”.

El ayuntamiento de la ciudad se encargará de conservar este edificio como recuerdo del desastre y erigirá un monumento conmemorativo de la escuela.

La escuela primaria de Ōkawa, en la ciudad de Ishinomaki de la prefectura de Miyagi, el pasado 23 de febrero. El edificio será ordenado y conservado como un monumento conmemorativo del desastre. (Jiji)

Higuchi Makoto, de 80 años, que acudió a la ceremonia desde la prefectura de Nagano, venía regalando semillas de girasol a todos los niños de la escuela desde 2014. También trajo una gran cantidad de semillas para la ceremonia de clausura. “Quería que los niños se volvieran alegres y radiantes como los girasoles. El cierre de la escuela me entristece”, explicó.

Suzuki Noriyuki, de 53 años y antiguo alumno de la escuela, perdió a su hija Mai en la tragedia cuando esta tan solo tenía 12 años y cursaba sexto curso. “Aunque es triste pensar que ya no existirá la escuela en la que mis hijos y yo estudiamos, al menos seguirá existiendo como centro conmemorativo del desastre. Seguiremos cuidando de nuestra antigua escuela de Ōkawa”, afirmó.

Por su parte, el director Kagi aseguró al terminar la ceremonia de clausura: “Para mí es triste porque fue el primer centro en el que ejercí como profesor, pero a partir de ahora espero que la escuela de Futamata cree un nuevo centro incorporando también la tradición de la escuela de Ōkawa”.

Según datos del Gobierno de la prefectura de Miyagi, más de 20 escuelas primarias y secundarias de la prefectura han cesado sus actividades a consecuencia del desastre del 11 de marzo de 2011.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [27.02.2018]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia