Instan al Gobierno a mostrar a Pyongyang información sobre los secuestrados que siguen vivos
[13.06.2018] Leer en otro idioma : Русский |

Niigata, 12 de junio (Jiji Press)—Hasuike Kaoru, una víctima de los secuestros por parte de Corea del Norte que regresó a Japón hace 16 años, aseguró el martes en una reunión del Instituto de Investigación de Asuntos Nacionales e Internacionales que “La situación no va a cambiar si seguimos demandando el regreso de todas las víctimas reconocidas por el Gobierno y de las personas designadas como desaparecidas. Es el momento para que el ejecutivo muestre a Corea del Norte la información que tiene sobre las víctimas de los secuestros que continúan con vida y de trazar una línea para la resolución del problema”.

Respecto a los 12 secuestrados que aún no han regresado a Japón, el Gobierno de Corea del Norte asegura que 8 han fallecido y 4 no han entrado en el país. Japón exige el regreso de todas las víctimas, incluyendo las más de 800 personas designadas como “Desaparecidos Específicos” para las que el Gobierno no excluye la posibilidad de que hayan sido secuestradas.

Hasuike, que afirma que el Gobierno cuenta con una información de gran credibilidad sobre las personas secuestradas, añadió: “Hay bases para pensar que entre las personas desaparecidas hay algunas secuestradas. Aunque es difícil trazar una línea, hace falta determinación política para avanzar hacia la resolución del problema”. Respecto a las personas designadas como Desaparecidos Específicos, Hasuike también afirmó que otra de las vías es solicitar la colaboración de Corea del Norte para investigar el asunto una vez se normalicen las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Por otra parte, insistió en que “Es necesario perseverar en el principio de no ofrecer ayuda económica a Corea del Norte hasta que no se resuelva la cuestión de las personas secuestradas”. Hasuike afirmó asimismo al respecto de la cumbre entre EE. UU. y Corea del Norte que “Es el momento para que Japón comience a negociar con Corea del Norte. Si lo decide el líder de Corea del Norte, las víctimas podrían regresar mañana o pasado mañana”.

Chimura Yasushi, de 63 años, otra víctima de los secuestros de Corea del Norte que reside hoy en la ciudad de Obama de la prefectura de Fukui, ofreció también una rueda de prensa en la oficina gubernamental de la misma ciudad en la que declaró que “Cuando estábamos en Corea del Norte no había más que un sentimiento antiamericano, por lo que una cumbre entre los dos países nos parecía imposible. Me ha sorprendido ver el apretón de manos entre ambos líderes”.

Respecto a la cuestión de los secuestros, Chimura aseguró que “Los secuestrados también continúan envejeciendo. Aunque el objetivo final es que puedan regresar todos cuanto antes, por el momento me gustaría ver algún movimiento al respecto”. Finalmente, en cuanto a la posibilidad de que se pueda celebrar pronto una cumbre entre Japón y Corea del Norte, insistió en que “Japón y los Estados Unidos no pueden permitirse caminar por separado en sus políticas sobre Corea del Norte. Me gustaría que lo resolviesen juntos”.

Hasuike Kaoru durante su intervención en la reunión del Instituto de Investigación de Asuntos Nacionales e Internacionales.

Chimura Yasushi durante la rueda de prensa en la oficina gubernamental de la ciudad de Obama, en la prefectura de Fukui.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [13.06.2018]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia