(Vídeo) Las cascadas de Yonako: un espectáculo natural en la profundidad del bosque

Turismo

Las impresionantes cascadas de Yonako ofrecen un paisaje especialmente hermoso durante el otoño al caer en medio de un frondoso bosque.

Las cascadas de Yonako en Suzaka, en la prefectura de Nagano, son en realidad un par de cataratas, la cascada Fudō, a la derecha, y la cascada Gongen a la izquierda. Estas cascadas tienen unas caídas de 85 y 80 metros respectivamente. Ambas están entre las 100 mejores cataratas de Japón y forman parte asimismo de uno de los enclaves paisajísticos designados por el Gobierno. La precipitación de las aguas desde lo alto de un enorme acantilado, en medio de un frondoso bosque, compone un paisaje especialmente hermoso.

Para ver estas cascadas, los visitantes deben caminar durante unos 30 minutos desde el aparcamiento por un sendero de montaña que incluye algunas cuestas pronunciadas. Este camino que lleva a las cascadas forma parte de una ruta de senderismo que serpentea por la zona y cuyo recorrido puede completarse en una hora y media o dos horas. Los fines de semana y los festivos en octubre, cuando el follaje otoñal está en su máximo esplendor, no se permite a los vehículos privados acceder a la carretera que lleva al lugar, aunque hay autobuses de enlace que transportan a los visitantes hasta la zona del aparcamiento. También hay taxis disponibles.

(Elaborado en colaboración con Goolight.)

Nagano Naturaleza Otoño