El misterioso laberinto helicoidal del pabellón de Aizu Sazaedō

Turismo

Este misterioso pabellón budista está ubicado en el monte Iimori, tierra natal de los legendarios samuráis jóvenes Byakkotai (Brigada del Tigre Blanco). Su estructura de doble hélice igual que la del ADN permite que los visitantes no se crucen durante la visita.

La inusual estructura helicoidal de este pabellón consagrado a la diosa Kannon

Aizu Sazaedō, ubicado en el monte Iimori en Aizu-Wakamatsu, es un templo budista hexagonal de tres pisos construido en 1796. Tiene 16,5 metros de altura y su nombre oficial es Entsū Sansōdō. Se dice que fue una creación de Ikudō, el monje principal del Shōsōji, el templo que existió previamente en el monte Iimori.

Cabe señalar que, a pesar de ser una construcción de madera, el pasadizo interno tiene la misma estructura de pendiente de "doble hélice" que el ADN. Como las líneas de tráfico ascendente y descendente son independientes, los visitantes nunca se cruzan. Debido a su estructura única, el pabellón ha sido designado como Patrimonio Cultural Importante del país y también ha sido certificado como Patrimonio de Japón.

En 1868, debido a la promulgación del decreto que separaba el sintoísmo del budismo (Shinbutsu Bunri-rei), quedó abolido como una construcción perteneciente al templo y pasó a manos privadas. Más tarde, en 1890 se llevó a cabo una restauración a gran escala, pero la estructura principal heredó la estructura original.
En 1868, debido a la promulgación del decreto que separaba el sintoísmo del budismo (Shinbutsu Bunri-rei), quedó abolido como una construcción perteneciente al templo y pasó a manos privadas. Más tarde, en 1890 se llevó a cabo una restauración a gran escala, pero la estructura principal heredó la estructura original.

Si se mira desde un lateral, se reconoce fácilmente su forma de caracola marina. Los aleros y ventanas inclinados resultan muy interesantes.
Si se mira desde un lateral, se reconoce fácilmente su forma de caracola marina. Los aleros y ventanas inclinados resultan muy interesantes.

El propietario del pabellón, Iimori Masanori, nos explica con qué propósito se edificó Sazaedō.

"En el pasado, el pabellón albergaba las 33 Saigoku Kannon (las 33 estatuas más veneradas de la diosa de la compasión en el oeste de Japón). La idea era que los peregrinos pudieran obtener el mismo beneficio espiritual al subir y bajar el Sazaedō que al caminar por toda la ruta de peregrinación de la región oeste de Japón. El diseño real probablemente se inspiró en la palabra “meguru” que significa tanto “dar la vuelta” o, como en este caso, “visitar todos los lugares sagrados en una ruta de peregrinación”.

El período Edo (1603–1868), cuando se construyó el Sazaedō, estuvo marcado por el auge de las peregrinaciones entre la gente común, como por ejemplo la peregrinación a Ise y la peregrinación a los 33 templos en el área de Kinki que contienen una estatua de Kannon. Al poderse completar la peregrinación en una sola torre de forma segura y sin cruzarse con otros peregrinos, es fácil imaginar lo popular que fue en su época.

El giro de la hélice ascendente visto desde la entrada del Sazaedō. Las tablas cruzadas colocadas sobre el piso evitan el deslizamiento.
El giro de la hélice ascendente visto desde la entrada del Sazaedō. Las tablas cruzadas colocadas sobre el piso evitan el deslizamiento.

La pendiente ascendente parece un remolino vista desde arriba.  Además de ser extremadamente empinada, los tablones del piso se inclinan hacia el centro de la torre, lo cual hace que se pierda el equilibrio.
La pendiente ascendente parece un remolino vista desde arriba. Además de ser extremadamente empinada, los tablones del piso se inclinan hacia el centro de la torre, lo cual hace que se pierda el equilibrio.

La parte Sansō del nombre oficial significa "dar tres vueltas". Cuando se da una vuelta y media por el pasadizo en el sentido de las agujas del reloj, se llega al pináculo. Al mirar al techo se puede ver claramente que las vigas son hexagonales y que esta es una construcción hexagonal. El puente arqueado Taikobashi sobre las tablas del piso en la cúspide es la línea divisoria entre el ascenso y el descenso. Después de cruzar el puente, hay una pendiente descendente en sentido contrario a las manecillas del reloj. Tras avanzar una vuelta y media, y después de dar un total de tres vueltas, se llega a la salida en la parte trasera del edificio.

En el techo de la parte superior los peregrinos han dejado pegadas una enorme cantidad de senja-fuda (adhesivos votivos) como señal de su visita al templo.
En el techo de la parte superior los peregrinos han dejado pegadas una enorme cantidad de senja-fuda (adhesivos votivos) como señal de su visita al templo.

El puente arqueado Taikobashi en la cúspide. Es un truco óptico que ayuda a ocultar cómo se han invertido las pendientes hacia arriba y abajo.
El puente arqueado Taikobashi en la cúspide. Es un truco óptico que ayuda a ocultar cómo se han invertido las pendientes hacia arriba y abajo.

Solo hay tres puntos en todo el pabellón donde se puede ver la pendiente opuesta.
Solo hay tres puntos en todo el pabellón donde se puede ver la pendiente opuesta.

¿Una revelación soñada? ¿O una idea de Leonardo?

El Aizu Sazaedō es realmente una obra arquitectónica notable. Pero, en primer lugar es necesario preguntarse: ¿cómo se pudo construir una estructura tan extravagante en el Japón del siglo XVIII?

Hay muchos edificios budistas que llevan el nombre de "Sazaedō" en Japón, principalmente en el norte de Kanto, pero Aizu Sazaedō es el único construido en forma de torre. De hecho, aunque se pueden encontrar algunas escaleras de doble espiral en otros países, el Aizu Sazaedō sigue siendo el único ejemplo conocido en todo el mundo de una rampa de doble espiral para subir un edificio. Según Iimori, “la leyenda transmitida en nuestra familia cuenta que Ikudō estaba trabajando en su concepto para el pabellón cuando tuvo un sueño en el que aparecieron dos trozos de papel, entrelazados. Y cuando despertó, le vino la idea del diseño". Por otro lado, el Château de Chambord en Francia, construido a principios del siglo XVI, tiene una escalera de caracol doble que supuestamente fue diseñada por el propio Leonardo da Vinci. Hay quien dice que este diseño llegó a Japón. La especulación se basa en un cuaderno de bocetos dejado por Satake Yoshiatsu (1748-85), el señor del dominio feudal de Akita y pintor del estilo holandés. El cuaderno de dibujo del señor Satake contiene un diseño de una escalera de doble espiral que copió de una edición del libro Perspective Made Easie (Perspectiva práctica) del escritor y artista británico Joseph Moxon, publicado por primera vez en Londres en 1670.

¿Llegó incluso esto al dominio de Aizu? Solo de imaginarlo, despierta ya un romántico panorama de posibilidades. En cualquier caso, son encomiables la creatividad de Ikudō al imaginar un pabellón lleno de imágenes de Kannon, donde los visitantes pueden hacer su "peregrinación" simplemente subiendo y bajando una rampa de doble espiral, así como la destreza y experiencia técnica de los artesanos del período Edo.

Las personas que visiten Aizu Sazaedō pueden tomarse su tiempo para ascender y descender por sus rampas entrelazadas examinando cada detalle en el camino mientras saborean el misterioso encanto de este pabellón tan peculiar.

Una estatua de madera del sacerdote principal Ikudō, el diseñador del Sazaedō, saluda a los visitantes en la entrada de la torre. ¿Qué tipo de capacidad intelectual tuvo realmente?
Una estatua de madera del monje principal Ikudō, el diseñador del Sazaedō, saluda a los visitantes en la entrada de la torre. ¿Qué tipo de capacidad intelectual tuvo realmente?

De camino a las tumbas del Byakkotai se puede disfrutar de una vista panorámica del Sazaedō.
De camino a las tumbas del Byakkotai se puede disfrutar de una vista panorámica del Sazaedō.

Información de Aizu Sazaedō

  • Dirección: 1404 Bentenshita, Yahata, Ikki-machi, Ciudad de Aizuwakamatsu, Prefectura de Fukushima, 965-0003
  • Sitio web oficial: http://www.sazaedo.jp
  • Teléfono: 0242-22-3163
  • Acceso: a 5 minutos a pie desde la parada Iimori Yamashita de los autobuses turísticos Hikara-san y Akabe.
  • Abierto: de 8:15 am hasta el ocaso, todos los días de la semana de abril a noviembre; de 9:00 a.m. a 4 p.m. todos los días de la semana de diciembre a marzo. Abierto todo el año.
  • Entrada: 200 yenes para estudiantes de primaria y secundaria, 300 yenes para estudiantes de instituto y universitarios, y 400 yenes para adultos.

Reportaje y artículo de Yamaguchi Noriko.
Fotografías de Yamazaki Yoshinori.

Turismo Aizu Templos budistas