Furōfushi Onsen: baños al aire libre con vistas al mar del Japón

Turismo

Furōfushi Onsen es un alojamiento de la costa occidental de Fukaura (Aomori) famoso por contar con una bañera al aire libre desde la cual se pueden contemplar unas vistas increíbles del mar del Japón.

Una bañera al aire libre en la costa del mar del Japón

Fukaura es una localidad situada en el extremo occidental de la prefectura de Aomori, una zona que se caracteriza por la belleza de sus costas. Destaca especialmente el cabo Kogane, conocido ya en la antigüedad por las aguas termales que manaban cerca del mar. Los lugareños quisieron aprovecharlas y decidieron cavar el lecho rocoso para hacer una bañera donde remojarse. Es allí también donde se edificó el alojamiento Koganezaki Furōfushi Onsen, desde cuyos baños al aire libre se puede disfrutar de una vista panorámica del mar de Japón. Están abiertos tanto a los huéspedes como a quienes solo quieran ir a pasar el día. Si prestamos atención a los ideogramas que conforman la palabra ‘Furōfushi ’ (不老ふ死, literalmente, que no envejece ni muere), salta a la vista que el segundo ‘fu’ no se escribe con el mismo carácter chino que el primero, sino que va en hiragana (ふ). Según un maestro calígrafo, esto se debe a la creencia de que poner dos ‘fu (不)’ seguidos trae mala suerte, dado el significado de este sinograma: “negación”.

El hotel está situado en una parte de la costa con vistas al mar del Japón (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
El hotel está situado en una parte de la costa con vistas al mar del Japón (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

Para desplazarse hasta estas aguas termales, recomendamos la línea Gonō, un ferrocarril local que se ha ganado el corazón de muchos viajeros. Atraviesa la costa del mar del Japón y Shirakami-Sanchi, una cordillera Patrimonio Natural de la Humanidad, de ahí que se puedan admirar unas vistas maravillosas desde sus trenes; concretamente, desde el nuevo modelo del tren expreso Resort Shirakami —de nombre Buna (haya japonesa)—, que viene equipado con ventanales y en cuyo diseño de interiores se han empleado maderas de la zona como el cedro de Akita y el ciprés de Aomori. Además, a bordo se ofrecen recitales en directo de tsugaru-shamisen y actuaciones en el dialecto de Tsugaru. En caso de que se vaya a visitar lugares turísticos como Los Doce Lagos de Shirakami, famosos por sus rutas de senderismo, se recomienda comprar el pase de dos días de duración, que da acceso ilimitado a la línea Gonō y cuesta 3.880 yenes. No obstante, conviene recordar que habrá que pagar 530 yenes adicionales cada vez que se quiera subir a un tren en el que todos los asientos sean reservados.

El tren turístico Resort Shirakami se desplaza a lo largo de la costa entre las estaciones de Fukaura y Hiroto (imagen cortesía de la sucursal de JR en Akita).
El tren turístico Resort Shirakami se desplaza a lo largo de la costa entre las estaciones de Fukaura y Hiroto (imagen cortesía de la sucursal de JR en Akita).

El baño mixto

El agua de Furōfushi Onsen, de color marrón oscuro, contiene cloruro, una sustancia en la que abunda el hierro. Gracias a ella, el cuerpo se calienta tanto que es muy difícil quedarse frío al salir de la bañera. Además, es un desinfectante muy eficaz y, por lo tanto, beneficioso contra las enfermedades dermatológicas. Su alto contenido en ácido silícico e iones de hidrogenocarbonato tiene efectos positivos en la piel desde un punto de vista estético. El nombre de estas aguas termales no deja lugar a dudas: se trata del sitio ideal para relajarse y liberar el estrés del día a día y la fatiga del propio viaje.

Las vistas desde Furōfushi no Yu, una de las zonas de baños del Nuevo Edificio, son magníficas. Además, hay una sauna y una bañera que hace las veces de mirador y ofrece una panorámica del mar del Japón (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
Las vistas desde Furōfushi no Yu, una de las zonas de baños del Nuevo Edificio, son magníficas. Además, hay una sauna y una bañera que hace las veces de mirador y ofrece una panorámica del mar del Japón (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

Su famosa bañera al aire libre, situada a orillas del mar, está divida en dos: una zona mixta y otra, de menor tamaño, de uso exclusivo para mujeres. La zona mixta es un espacio abierto que permite sentirse como si uno se estuviera bañando realmente en el mar. No se puede entrar cubriéndose el cuerpo con una toalla ni en bañador, de modo que hay que alquilar o comprar un yuamigi en la tienda del alojamiento. Se trata de una prenda elaborada con una tela similar a la de una toalla gorda; el modelo femenino tiene forma de vestido y viene con unos tirantes para ajustarlo. En estas condiciones, es fácil animarse a darse un baño incluso cuando hay hombres.

Las vistas del horizonte desde la bañera dan la sensación de que uno se sumerge en el mar inmenso envuelto en el sonido agradable de las olas de espuma blanca que rompen contra las rocas. Como el agua está relativamente tibia, se puede disfrutar de un baño relajante de larga duración mientras se contempla el magnífico paisaje.

Bañera mixta al aire libre en Furōfushi Onsen. Durante el invierno, hay días en los que está prohibido bañarse debido al alto oleaje del mar del Japón (imagen cortesía de la Federación de Turismo de Aomori).
Bañera mixta al aire libre en Furōfushi Onsen. Durante el invierno, hay días en los que está prohibido bañarse debido al alto oleaje del mar del Japón (imagen cortesía de la Federación de Turismo de Aomori).

A la salida de la zona de baños, hay un área con sillones de masaje y máquinas de autoservicio de agua fría y té caliente (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
A la salida de la zona de baños, hay un área con sillones de masaje y máquinas de autoservicio de agua fría y té caliente (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

Baños al atardecer exclusivos para huéspedes

Las puestas de sol de Fukaura, que da al mar del Japón, figuran entre las cien más bonitas de todo el país. Las personas que no vayan a pernoctar en el alojamiento solo pueden utilizar la bañera al aire libre hasta las cuatro de la tarde. Así pues, bañarse tranquilamente hasta el ocaso y disfrutar del paisaje al atardecer es un privilegio exclusivo de los huéspedes.

Además, la Red de Contemplación de Estrellas, gestionada por el Ministerio de Medioambiente de Japón, determinó que Fukaura es el lugar con los cielos estrellados más bonitos de todo el país. Los huéspedes de Furōfushi Onsen pueden acceder a la bañera del Nuevo Edificio, que abre hasta medianoche, y disfrutar de estas vistas mientras se sumergen en el agua.

El sol del atardecer se refleja en el agua de la bañera al aire libre y la tiñe de color dorado (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
El sol del atardecer se refleja en el agua de la bañera al aire libre y la tiñe de color dorado (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

Las delicias de la tierra y el mar

El alojamiento está situado en un terreno elevado de la costa, por lo que todas las habitaciones tienen vistas al mar del Japón, además de una buena orientación para ver la puesta de sol y las estrellas. Tras disfrutar de un baño al aire libre cerca de la orilla, llega la hora de degustar una cena con especialidades de Fukaura, una localidad a cuyo mar, de abundantes recursos pesqueros, llegan las limpias aguas subterráneas de la cordillera de Shirakami. Sirven un menú copioso que incluye pescados y mariscos de temporada, algunos de los cuales se pescan en una isla desierta a unos treinta kilómetros en alta mar: caracol de mar o turbante cornudo, abalón u oreja de mar, atún, dorada del Japón o pargo japonés...

Se puede oír el suave ruido de las olas desde las habitaciones que dan al mar. La elegancia y la sencillez de estas estancias de estilo japonés las convierten en el lugar perfecto para relajarse y olvidar la fatiga del viaje (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
Se puede oír el suave ruido de las olas desde las habitaciones que dan al mar. La elegancia y la sencillez de estas estancias de estilo japonés las convierten en el lugar perfecto para relajarse y olvidar la fatiga del viaje (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

El alojamiento sirve una cena copiosa cuyo menú varía según la estación (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
El alojamiento sirve una cena copiosa cuyo menú varía según la estación (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

El vestíbulo es amplio y de techo alto. Todos los sábados hay una actuación en directo de tsugaru-shamisen (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).
El vestíbulo es amplio y de techo alto. Todos los sábados hay una actuación en directo de tsugaru-shamisen (imagen cortesía de Koganezaki Furōfushi Onsen).

Información

  • Dirección: Aomori-ken Nishitsugaru-gun Fukaura-chō Henashi Shimokiyotaki 15-1
  • Cómo llegar: a cinco minutos en taxi de la estación Wespa Tsubakiyama de la línea Gonō (JR). Hay servicio de traslado entre la estación y el alojamiento. Los horarios de este autobús se corresponden con los del Resort Shirakami, por lo que no es necesario reservar. Sin embargo, habrá que hacer una reserva si se utiliza un tren de línea regular.
  • Teléfono: 0173-74-3500
  • Precio por noche: a partir de 12.570 yenes por persona (media pensión)
  • Horario de la zona de baños (huéspedes): la bañera al aire libre que está cerca del mar abre desde que sale el sol y hasta que se pone; la del Edificio Principal, Ōgon no Yu, de 8 a 20; la del Edificio Nuevo, Furōfushi no Yu, de 4 a 9 y de 10:30 a medianoche.
  • Horario de la zona de baños (no huéspedes): la bañera al aire libre que está cerca del mar abre de 8 a 16; la del Edificio Principal, Ōgon no Yu, de 8 a 21; la del Edificio Nuevo, Furōfushi no Yu, 10:30 a 14. Precio: adultos, 600 yenes; niños, 300.
  • Atención en otros idiomas: el sitio web está disponible en inglés, así como la señalización y otras indicaciones en el propio alojamiento. Hay personal que habla inglés y chino.

Otros lugares de interés en la zona

Aoike y Jūniko (Los Doce Lagos de Shirakami)

Shirakami-Sanchi se extiende a lo largo de los límites entre las prefecturas de Aomori y Akita. Este lugar, el primero de Japón que la Unesco declaró Patrimonio Natural de la Humanidad, alberga uno de los mayores bosques vírgenes de hayas japonesas del mundo. En su falda occidental se sitúa el Cuasiparque Nacional de Tsugaru, del que forman parte Los Doce Lagos, el lugar más turístico de la cordillera. Uno de sus puntos más famosos es Aoike (literalmente, el estaque azul), cuyas aguas son de un azul tan intenso que es como si alguien hubiera vertido tinta. El color es tan claro que es posible ver perfectamente los árboles sumergidos en el fondo, a nueve metros de profundidad. La ruta de paseo de Los Doce Lagos, en el corazón del bosque de hayas japonesas, permite recorrer Aoike y otros estanques cercanos y admirar tranquilamente las maravillas de este Patrimonio Natural de la Humanidad.

Plataforma para contemplar las vistas de Aoike (imagen cortesía de la Sección de Turismo de Fukaura).
Plataforma para contemplar las vistas de Aoike (imagen cortesía de la Sección de Turismo de Fukaura).

Información

Aoike y la ruta de paseo de Los Doce Lagos

  • Dirección: Aomori-ken Nishitsugaru-gun Fukaura-chō Matsugami-san Kokuyūrin
  • Cómo llegar: A unos 15 minutos en autobús de la estación de JR Jūniko. Hay que bajarse en la última parada del trayecto, Okujūniko Chūshajō. La ruta empieza nada más apearse, en Mori no Bussankan Kyororo. Se tarda unos diez minutos hasta Aoike.
  • Época de paseo: desde principios de abril hasta finales de noviembre
  • Duración: una vuelta (1,8 km) = unos 60 minutos
  • Atención en otros idiomas: hay señalización en inglés.
  • Teléfono: 0173-74-4412 (Sección de Turismo de Fukaura)

Imagen del encabezado: vistas al atardecer desde la bañera al aire libre de Furōfushi Onsen (imagen cortesía de la Federación de Turismo de Aomori)

(Traducción al español de un artículo publicado en japonés por Shoe Press)

Aomori onsen Mar del Japón