[Diapositivas] Camiones polícromos: una estética

Tatsuki Masaru (fotos)[Perfil]

[20.10.2011] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |
Se llama dekotora a los camiones decorados. Presentamos aquí estos ostentosos y fastuosos camiones de fantástica policromía.

Dekotora: galardón de los triunfadores

Principalmente entre las jóvenes ha alcanzado gran popularidad la costumbre de decorar teléfonos móviles (celulares), cámaras digitales o artículos de escritorio con abalorios, lentejuelas, cristales y otros adornos. Para designar este estilo se utiliza la abreviatura deko (del inglés decoration), que da origen a palabras compuestas como dekoden (teléfono decorado), dekodejikame (cámara digital decorada), o dekobungu (artículos de escritorio decorados).

Ahora bien, esta cultura de lo deko existía ya hace más de treinta años, y no precisamente entre las adolescentes de la época, sino entre rudos camioneros. Nos referimos a los dekotora (decoration truck) o camiones decorados.

Los dekotora saltaron a la fama entre 1975 y 1979 gracias a las diez películas de la serie Torakku-yarō (Los camioneros), dirigidas por Suzuki Norifumi para la productora Tōei. Fue entonces cuando comenzaron a proliferar los camioneros profesionales que, prendados por la estampa de aquel dekotora que recorría Japón conducido por el protagonista, decoraban sus camiones con señales luminosas y llamativas pinturas. Su impacto social fue también muy grande.

Tatsuki Masaru afirma que casi todos los camioneros que retrató junto a sus dekotora dijeron haber visto en su niñez estas películas y soñado con tener algún día un camión así. Tatsuki estuvo nueve años siguiéndolos por todo Japón y el fruto de su trabajo puede verse en el libro titulado Decotora (Little more Co., Ltd., 2007). El libro ha tenido gran proyección internacional. Incluso hubo una galería de arte de Santa Fe, en Nuevo México (EE.UU.), que lo solicitó para incluirlo en su colección.

Refiere Tatsuki que si los camiones son de por sí un espectáculo, sus conductores no son menos interesantes. “El trabajo de un camionero es muy duro, solo puede desempeñarlo gente muy fuerte, tanto física como mentalmente. Quería reflejar también el tipo de personas que se encuentra en este mundo del dekotora”.

El dekotora es algo así como un galardón en la vida del conductor. Si a los diez millones de yenes que viene a costar un camión de gran tamaño sumamos la cantidad que destinan algunos a la decoración –con iluminación incluida–, el gasto total supera, en esos casos, los treinta millones de yenes.

Esperamos que disfruten de estas imágenes de la polícroma estética que refleja la audacia y la pasión de estos hombres.

(Traducido al español del original en japonés)

Etiquetas:
  • [20.10.2011]

Nacido en 1974, en 1998 comenzó a fotografiar los dekotora y a sus conductores. El álbum Decotora (2007) recoge su trabajo. Este 2011 ha publicado TOHOKU (Tōhoku), un libro de fotografías que nos muestra la gran potencialidad de esta región del norte de Japón.

Artículos relacionados