[Diapositivas] El mundo creativo de Ōsaka Hiromichi, Tesoro Nacional Viviente

Ōhashi Hiroshi (fotos)[Perfil]

[16.12.2011] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |
El artesano de la madera Ōsaka Hiromichi se encuentra en la cima de su capacidad artística; el gobierno japonés lo ha designado oficialmente Tesoro Nacional Viviente. Sus obras poseen una belleza arrebatadora de forma y diseño que trasciende el tiempo y el lugar y enamora a todos los que las contemplan.


Ōsaka Hiromichi
Nació en 1937. Tras graduarse en Bellas Artes en la universidad Tokyo Gakugei trabajó como profesor de arte en institutos. En 1980 la Agencia de la Casa Imperial le encargó que recreara varios tesoros de la colección del tesoro Shōsō-in en el templo Tōdai-ji, de Nara; para ello, en 1984 dejó de enseñar y se concentró en su arte a tiempo completo. Ha ganado varios premios y condecoraciones por sus obras, que han culminado en su reconocimiento como Tesoro Nacional Viviente en 1997.

Trabajo en madera que trasciende el tiempo y el espacio

Los Tesoros Nacionales Vivientes de Japón, certificados oficialmente por la Agencia de Asuntos Culturales como “Custodios de Importantes Propiedades Culturales Intangibles”, poseen técnicas y habilidades de gran valor histórico o artístico en un arte representativo o artesanía tradicional.

Ōsaka Hiromichi, reconocido en 1997 como Tesoro Nacional Viviente por su trabajo en madera, perfeccionó sus habilidades creando réplicas de objetos históricos de la casa del tesoro de Shōsō-in, en Nara. La casa del tesoro, que data del siglo VIII, contiene unos 9.000 artefactos culturales, incluyendo objetos para ceremonias budistas, armas, ornamentos y documentos. El tesoro cuenta con objetos de lugares tan distantes como Roma y Persia, que llegaron a Japón por la Ruta de la Seda. La influencia del arte occidental se puede ver con claridad en muchas de las obras que Ōsaka realizó por encargo.

Siete años para crear las réplicas de Shōsō-in

De los siete años que le llevó completar el primer proyecto (una réplica de una caja de palisandro del Periodo Nara), Ōsaka pasó los cinco primeros investigando las maderas, los metales, la cola y otros materiales que los artistas originales habían usado, y tratando de encontrar sus equivalentes modernos.

Ōsaka se ha especializado en un estilo de grabados llamado mokuga (“dibujo en madera”), en el cual se crean laboriosos patrones en objetos de madera usando marfil, cuerno y varios tipos de madera y metal para hacer efectos decorativos muy complejos sobre la superficie de la madera. La caja de palisandro de Ōsaka posee patrones geométricos muy intricados en los que usó hasta treinta capas de diferentes materiales, finas como el papel, para crear motivos decorativos muy delicados de tan solo un centímetro de anchura. Ōsaka pudo revivir las técnicas que los trabajadores de la madera habían usado en tiempos remotos.

Un enfoque meticuloso sobre la belleza

Ōsaka descubrió que los artesanos del Periodo Nara habían usado incrustaciones de estaño para crear patrones en la caja de palisandro que él estaba recreando. Esto lo inspiró para inventar una técnica propia, llamada gansō, en la que talla una celosía de finísimas rejillas en tiras delgadas de madera con una segueta (itonoko) y añade incrustaciones de estaño u otro metal en la celosía. El contraste de metal intricado y la hermosa superficie de madera es uno de los placeres principales de la obra de Ōsaka.

Ōsaka opta por un enfoque meticuloso al hacer sus hermosos objetos, haciendo sólo dos al año. Este pase de diapositivas presenta algunas de las obras maestras de Ōsaka, trabajos que van más allá del marco tradicional de la artesanía japonesa.

(Traducido al español del original en japonés)

  • [16.12.2011]

Se dedica a fotografiar artesanía y cocina tradicional por todo Japón. Sus libros incluyen 1972 seishun gunkanjima (Los Jóvenes de 1972: Isla Acorazada) y Koke no uchū (Universo de Musgo).

website:http://www.hiroshiohashi.com

Artículos relacionados