[Diapositivas] De viaje por Kyūshū en trenes de diseño

Kawai Satoshi (fotos)[Perfil]

[03.10.2011] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |
La región de Kyūshū está recorrida por numerosos trenes de diseño singular, entre ellos los trenes bala de la Línea Kyūshū Shinkansen. Rebosantes de originalidad, son trenes que hacen palpitar el corazón del viajero. Vayamos a conocerlos.


Mitooka Eiji
Nace en 1947. Comienza su carrera como diseñador de muebles. Tras estudiar en Osaka e Italia los fundamentos del diseño, se independiza. En 1988 decora los interiores de un hotel turístico de Fukuoka, lo que da lugar a una oferta para diseñar los vagones de la ferroviaria JR Kyūshū. Desde entonces casi todos los trenes de esta compañía, incluyendo el Shinkansen, llevan su sello. Ha recibido cuatro veces el máximo galardón de los Premios Brunel, que reconoce los méritos ferroviarios en el ámbito internacional.

Cada vez son más quienes se desplazan a Kyūshū para subir a uno de sus trenes. Tomamos un tren para que nos lleve a nuestro destino, pero es que los trenes que recorren Kyūshū son tan atractivos que subirse a uno de ellos se convierte por sí mismo en una meta.

¿Por qué son tan cautivadores los trenes de Kyūshū?
Bueno…, porque están diseñados por Mitooka Eiji.

En los transportes japoneses se habla de “la barrera de las tres horas”. Ante un trayecto de mayor duración, muchos viajeros renuncian al ferrocarril y eligen la vía aérea. Mitooka se propuso conseguir vagones que invitaran al viajero a disfrutar de ellos con independencia de la duración del viaje.

Desde el catastrófico incendio ocurrido en el Túnel de Hokuriku en 1972, en Japón se evitaba a toda costa utilizar madera en los vagones de los trenes. A Mitooka, diseñador también de muebles, le resultaba increíble que no hubiera en todo el país un solo vagón que aprovechara las bondades de este material. Aplicó a la madera diversos tratamientos ignífugos y mostró cómo podía conseguirse un espacio para los pasajeros que tuviera calidez. Al decorar los interiores empleó en abundancia materiales tradicionales, como pan de oro, tejidos de Nishijin (Kioto) y Kurume-gasuri (tejidos teñidos con índigo, de Fukuoka), logrando un resultado memorable.

Con sus continuas innovaciones, que rompieron los esquemas imperantes en las compañías ferroviarias, Mitooka creó el ambiente escénico perfecto para experimentar el placer de viajar en tren.

“Yo soy lego en asuntos ferroviarios”, asegura Mitooka.
“Creo que es precisamente ser lego lo que me ha permitido concebir trenes que no responden a las ideas establecidas. Desde el punto de vista del diseño, las formas o los colores no tienen tanta importancia. Lo importante es ofrecer a los viajeros y a quienes trabajan en el tren un espacio donde pasar el tiempo de forma cómoda y agradable. Un servicio de alta calidad viene de un diseño de alta calidad. Con un simple envase no se consigue ese confort”.

¿No desea usted tener la experiencia única de viajar en uno de estos trenes de diseño de Kyūshū?

(Traducido al español del original en japonés)

  • [03.10.2011]

Fotógrafo de temas ferroviarios. Ha recorrido el Sudeste Asiático, Centroamérica, Sudamérica y Europa, reflejando la vida diaria de la gente. Ha expuesto numerosas veces tanto en Japón como en Estados Unidos, China, Camboya y otros países.

Artículos relacionados