[Diapositivas] Hanabi en Ōmagari: los mejores fuegos artificiales del mundo

Izumiya Gensaku (Fotógrafo)[Perfil]

[04.10.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |
Cada año se celebran en Japón alrededor de 500 espectáculos de fuegos artificiales en su mayoría en pleno verano. Entre todos los espectáculos, en la ciudad de Daisen situada en la prefectura de Akita se celebra la “Competición Nacional de Espectáculos de Fuegos Artificiales ‘Hanabi de Ōmagari’”, conocida por ser el mayor espectáculo de fuegos artificiales de Japón. Presentamos la delicada estética de estos fuegos, capturada por el fotógrafo Izumiya Gensaku.

Se dice que la “Competición Nacional de Espectáculos de Fuegos Artificiales ‘Hanabi de Ōmagari’” es una de las dos grandes competiciones de Japón, junto a la de la ciudad de Tsuchiura, en la prefectura de Ibaraki.

Este espectáculo es conocido como cuna de los fuegos artificiales creativos. Es aquí donde nació un tipo de competición en el que los hanabi se desarrollan sin pensar que sea necesario obtener una forma esférica, es más, donde la forma no es importante a la hora de desarrollar nuevos fuegos artificiales. Además, sólo en Ōmagari se puede disfrutar de otra modalidad de competición de “fuegos artificiales diurnos”.

Ōmagari también ha sido la primera localidad de Japón en la que se ha acompañado un espectáculo de música, durante un Wide Star Mine (lanzamiento rápido sucesivo). Tras el anuncio del final del espectáculo de fuegos artificiales, los espectadores alzan sus linternas de colores (penlights), al igual que los pirotécnicos en la orilla del río, dando lugar a un paisaje que despierta las emociones. Esta costumbre empezó hace 20 años en Ōmagari, y hoy día se puede ver en cada rincón del país.

No obstante, lo interesante es que por todo el país existen numerosos espectáculos de fuegos artificiales cada uno con su peculiaridad que los convierten en los números uno de Japón. Aun así los fuegos artificiales de Japón aún tienen margen para la innovación, y gracias a que entre sí todas las regiones del país se animan para llegar a más, es emocionante pensar cada año qué tipo de espectáculo se podrá disfrutar.

Fotografía y texto: Izumiya Gensaku

  • [04.10.2013]

Izumiya Gensaku, fotógrafo. Nace en 1959 en la prefectura de Akita. Dedica su vida a la fotografía de fuegos artificiales. Por encargo del artista Cai Guo-Qiang, fotografía en 2002 los fuegos artificiales del “Arcoiris en movimiento”, patrocinado por el MoMA de Nueva York, y en 2003 los fuegos artificiales “Ciclo de la luz” por el 150 aniversario de Central Park. Como autor, entre muchas de sus obras sobre los fuegos artificiales destacan Kokoro no wakusei – Hikari no kuni no monogatari (Planeta espiritual – Historias del país de la luz, Creo), Hanabi no zukan (Libro ilustrado de los fuegos artificiales, Poplar) Hanabi no daizukan, supervisado por la Asociación Pirotécnica de Japón (Gran libro ilustrado de los fuegos artificiales, PHP), y Nihon no hanabi wa naze sekai ichi nano ka? (¿Por qué los fuegos artificiales de Japón son los mejores del mundo?, Kōdansha+α Shinsho).

Artículos relacionados