En profundidad La veneración de los caídos en la guerra en el santuario de Yasukuni
Aspectos básicos de la polémica sobre Yasukuni
Especial ‘La veneración de los caídos en la guerra en el Santuario de Yasukuni’: introducción

Kawashima Shin [Perfil]

[18.10.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

Cada verano uno de los temas candentes de la política nacional y de la diplomacia en Asia Oriental es la visita del primer ministro nipón y su gabinete al Santuario de Yasukuni. No obstante, ¿se comprende exactamente a nivel nacional e internacional la polémica de las visitas al Santuario? ¿Qué clase de lugar es Yasukuni?

El problema del Santuario de Yasukuni es un tema de debate que aparece cada verano sin excepción. Las visitas del primer ministro japonés y su gabinete son el centro de atención no sólo en lo que concierne a la política nacional, sino también a la diplomacia y las relaciones exteriores.

Pero, ¿cuál es el origen de la polémica en torno al Santuario de Yasukuni? En realidad en Japón también se entiende este problema de manera simplificada, y no son pocos los que piensan que, aunque de manera vaga, el primer ministro y su gabinete estarían enalteciendo la guerra provocada por el Japón imperialista, y reviviendo el militarismo, con su visita a un santuario donde se consagra como divinidades a criminales de guerra de clase A condenados en los procesos de Tokio (por el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente).

¿Pero qué tipo de lugar es el Santuario de Yasukuni, para empezar, y por qué motivo se consagran conjuntamente allí las almas de criminales de guerra de clase A? ¿Y cuál es el trasfondo de esto? A decir verdad, al preguntar sobre estas cuestiones, no podemos decir que haya muchos japoneses que sepan responder de manera precisa.

Por otra parte, cuando en el extranjero surge el debate sobre el Santuario de Yasukuni, no es extraño que este venga precedido de cierta imagen preconcebida del mismo. Es decir, existe la impresión de que es un símbolo del militarismo japonés. Con todo, se cree que en Yasukuni se guardan tablillas espirituales y cenizas de los criminales de guerra, e igualmente no son muchos los que comprenden que a partir de la posguerra el Santuario es una corporación religiosa de carácter privado. Aunque Japón no pueda negar sus agresiones en el exterior, cuando se habla del Santuario de Yasukuni en el extranjero sin lugar a dudas surgen numerosos malentendidos.

Yasukuni, una polémica que traspasa fronteras

Ocurre de igual modo con las visitas del primer ministro japonés al Santuario de Yasukuni, que ya se han convertido en un problema internacional en la actualidad. A pesar de que se sucedieron las visitas de varios ex primeros ministros como Ōhira Masayoshi, Suzuki Zenkō, o Nakasone Yasuhiro después de ser consagrados conjuntamente los criminales de clase A en 1978, hasta la visita de Nakasone en 1985 este asunto no había sido motivo de controversia entre Japón y China. No obstante, esto no se conoce bien en el extranjero. Incluso a nivel nacional, aunque es sabido que los artículos publicados en los medios de comunicación japoneses han alentado en muchos casos que China, entre otros países, considere como una cuestión grave las visitas al Santuario, no por ello se comprende suficientemente bien el hecho de que a posteriori se haga de ello un símbolo del problema sobre el entendimiento de la historia.

Es cierto que ha habido un intento de establecer una lógica para acercarse “de manera empírica”, mostrando los hechos, a la realidad de las visitas a Yasukuni y del mismo Santuario, con el fin de contrarrestar la desinformación y las percepciones erróneas sobre este asunto. Un ejemplo de ello es la “Lista de documentos sobre la cuestión del Santuario de Yasukuni” que ha elaborado la Biblioteca Nacional de la Dieta. Este listado de documentos es una valiosa muestra de los movimientos en torno al Santuario de Yasukuni, o en otras palabras, de los hechos referentes a esta cuestión. Sin embargo la mera existencia de estos documentos no significa necesariamente que vayan a ser conocidos por el pueblo japonés o por las personas en el extranjero interesadas en la problemática, ni tampoco que se vaya a alcanzar inmediatamente una idea común sobre este asunto. No es nada fácil crear una determinada idea común dentro de uno o distintos grupos sociales compartiendo unos documentos históricos.

En este especial, considerando estos problemas mencionados, ofrecemos una nueva mirada, desde su origen, sobre los siguientes puntos: qué clase de lugar es este Santuario, y a qué nos referimos con “el problema de las visitas a Yasukuni”. Aunque es imposible abordar el asunto desde todos los puntos de vista, en este especial compartimos dos estudios. Uno de ellos, escrito por Hiyama Yukio, hace referencia a la veneración de los caídos en los conflictos armados en los que participó Japón hasta la Segunda Guerra Mundial, y al Santuario de Yasukuni que se enmarca en ese contexto. El otro, escrito por Higurashi Yoshinobu, responde a la cuestión del significado que tiene la consagración conjunta de los criminales de guerra de clase A. Por otra parte, publicamos también algunos apuntes básicos en torno a esta cuestión que ha elaborado nuestra redacción.

Aunque estos artículos no pretenden recoger todas las cuestiones centrales en relación a este asunto, nos complace arrojar luz sobre algunos aspectos esenciales.

  • [18.10.2013]

Jefe del Comité de Planificación Editorial de nippon.com. Profesor de Estudios Culturales de la Universidad de Tokio especializado en Historia Política y Diplomática de Asia e Historia Diplomática de China. Nacido en Tokio en 1968, en 1992 se graduó de la Universidad de Estudios Extranjeros de Tokio, donde se especializó en China. Se doctoró en Historia por la Universidad de Tokio. Ha enseñado como profesor asociado en la Universidad de Hokkaido. Es autor de Chūgoku kindai gaikō no keisei (La formación de la política exterior moderna de China; Nagoya Daigaku Shuppan, 2004), y de 21-seiki no ‘Chūka’ Shū Kinpei Chūgoku to Higashi Ajia (Zhonghua en el siglo XXI: la China de Xi Jiping y Asia Oriental; Chūō Kōron Shinsha, 2016), entre otras obras.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Japón y la memoria de los caídos en la guerraA partir de las dos principales contiendas civiles ocurridas durante los primeros años de la Era Meiji, la forma en que se recuerda a los caídos en la guerra sigue en Japón dos tradiciones bien diferenciadas: la del estado central y la de las comunidades regionales o locales. El presente artículo, sustentado sobre un estudio in situ de las instalaciones existentes en diversos rincones de Japón, explica el peculiar proceso de consolidación del Santuario de Yasukuni.
  • Yasukuni y los criminales de guerra – El camino hacia su inclusión en el santuarioTodos los veranos se nos informa de que el santuario de Yasukuni, “donde se rinde culto a criminales de guerra”, ha sido visitado por algún político japonés, una noticia que siempre genera polémica. ¿Qué ha ocurrido para que en un santuario se rinda culto a criminales? ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “criminales de guerra”? El profesor de la Universidad de Teikyō Higurashi Yoshinobu, autor de Tōkyō Saiban (Los juicios de Tokio) nos ofrece su visión.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia