El incidente de Asama-sansō: el fatídico final del Ejército Rojo Unido

Historia Sociedad

El 19 de febrero de 1972 cinco jóvenes armados, miembros del Ejército Rojo Unido, tomaron una rehén en la posada de Asama-sansō y se alzaron en armas. Era un momento en el que los movimientos estudiantiles de protesta estaban perdiendo impulso, y algunos radicales se armaban por su cuenta. Medio siglo después volvemos la vista atrás para reflexionar sobre este incidente.

El famoso Incidente de Asama-sansō ocurrió hace cincuenta años, el 19 de febrero de 1972. Cinco hombres jóvenes, pistola en mano, forzaron su entrada en unas instalaciones recreativas de la empresa de instrumentos musicales Kawai en Karuizawa, en la prefectura de Nagano, donde tomaron como rehén a la esposa del administrador, de treinta y un años, y se encerraron durante diez días en los cuales se repitieron una serie de enfrentamientos y tiroteos con un escuadrón especial de la policía, que los tenía rodeados. El 28 de febrero la policía logró entrar en las instalaciones por la fuerza y liberar a la rehén, aunque en el proceso dos de los miembros del escuadrón, el oficial comandante del Segundo Escuadrón de la Policía Metropolitana y el comandante de la Unidad de Vehículos Especiales, fueron abatidos por disparos. El día 22, durante el cuarto del incidente, los hombres atrincherados en el lugar creyeron que un civil, que se había saltado el cordón policial para llegar hasta la entrada del edificio, era un miembro de la policía, y lo abatieron también a tiros; dicho civil falleció el 1 de marzo en el hospital en el que se hallaba ingresado, con lo que el número de víctimas ascendió a tres.

Pasadas las seis de la tarde del día 28 la policía lanzó un ataque con gas lacrimógeno y un cañón de agua, tras el cual el escuadrón logró introducirse en las instalaciones y detener a los cinco hombres que aún seguían resistiendo en su interior. Los cinco eran miembros del Ejército Rojo Unido, al que la policía llevaba tiempo siguiendo la pista: Sakaguchi Hiroshi (de 25 años), Bandō Kunio (25), Yoshino Masakuni (23), Katō Michinori, 19) y Katō Motohisa (16). Sakaguchi era el líder del grupo; los dos con el apellido Katō eran hermanos.

Sakaguchi Hiroshi (centro) en el momento de su detención, el 28 de febrero de 1972; Karuizawa, prefectura de Nagano. (Kyodo News)
Sakaguchi Hiroshi (centro) en el momento de su detención, el 28 de febrero de 1972; Karuizawa, prefectura de Nagano. (Kyodo News)

El grupo terrorista más extremista de la izquierda radical

El Ejército Rojo Unido (ERU) fue una organización fundada el 15 de julio de 1971 a partir de una intersección entre el Ejército Rojo Comunista (o Ejército Rojo) y el Comité Prefectural de Kanagawa de la Izquierda Revolucionaria del Partido Comunista de Japón. Por mucho que llevara la palabra “unido” en su nombre, el Ejército Rojo se había reducido considerablemente a esas alturas y la Izquierda Revolucionaria era, desde sus orígenes, una facción bastante pequeña, de modo que el ERU no era en realidad más que una combinación de organizaciones débiles y debilitadas. Ambas facciones se habían formado, con el objetivo de promover la resistencia contra el sistema, cuando muchos estudiantes sintieron cómo se estancaban los movimientos estudiantiles y comenzaron a alejarse de los movimientos de izquierda en general, de modo que la policía las marcó como las organizaciones más radicales de la nueva izquierda en ese momento.

El Ejército Rojo era una organización nacida en el seno de la Liga Comunista de Japón, que en 1959 y 1960 había sido la punta de flecha en las Protestas Anpo (manifestaciones en contra del Tratado de Seguridad entre Estados Unidos y Japón). La Liga, denominada también Bund, surgió el 10 de diciembre de 1958 en torno a Shima Shigeo y en rebelión al Partido Comunista Japonés. El Ejército Rojo se formó en 1969 con el objetivo de provocar una revolución simultánea en todo el mundo, basada en las teorías de su presidente, Shiomi Takaya, quien planeaba un levantamiento armado como paso preliminar para conseguir una base internacional, plan que llevó al Secuestro del Yodogō el año siguiente.

La Izquierda Revolucionaria nació en abril de 1966 cuando Kawakita Mitsuo, de la Alianza Marxista-leninista, invitó a Kawashima Tsuyoshi, de la línea marxista, a unirse a su grupo de investigación Keishō (“campana de alarma”), una organización en la que terminaban muchos de aquellos que habían sido expulsados del Partido Comunista o miembros de alguna secesión. El nuevo grupo se basaba en las teorías de Mao Zedong, enarbolaba el patriotismo antiestadounidense como lema, y realizó un robo de armas de caza y cartuchos de escopeta en una armería.

Una miserable vida comunal en las montañas

A juicio de las fuerzas de seguridad no era de esperar que estas dos organizaciones se unieran, de modo que podríamos decir que ambas facciones estaban tan acorraladas como para unir sus fuerzas. Sin embargo, el Ejército Rojo había logrado una cantidad de efectivo mediante un ataque a una institución financiera en la denominada Operación M, mientras que la Izquierda Revolucionaria se había hecho con armas y municiones en el robo a una armería, por lo que existían buenos motivos para que ambas colaboraran. Tras esos robos muchos miembros fueron perseguidos y arrestados, y se realizó una minuciosa búsqueda policial llamada Apāto rōrā (Apartment roller), por lo que el grupo decidió que ya era demasiado difícil esconderse en la ciudad, así que lo mejor sería montar una base y llevar una vida comunal en las montañas.

Al principio, la facción del Ejército Rojo y la de la Izquierda Revolucionaria se iban reuniendo en lugares diferentes. Pero desde finales de noviembre de 1971 ambas facciones comenzaron a reunirse en una base de la montaña del monte Haruna, en la prefectura de Gunma, y a vivir de forma comunal como Ejército Rojo Unido, tanto en nombre como en práctica. En ese momento el Ejército Rojo contaba con ocho hombres y una mujer, y la Izquierda Revolucionaria diez hombres y nueve mujeres, con un total de 28 personas a reunirse. Pero para cuando comenzaron a vivir en la base de la montaña ya habían muerto tres personas, dos hombres y una mujer, a quienes se les había pedido que realizaran un “resumen”. “Resumen” era el nombre que se le daba a un acto por medio del cual los miembros cuyas cualidades como guerreros revolucionarios se consideraban problemáticas superaban su fragilidad mental y llevaban a cabo una “autocrítica”, con el objetivo de mejorar sus cualidades.

Posteriormente se unió al grupo un hombre que no pertenecía a ninguna de las dos facciones con lo que el número final de miembros que se habían reunido en la montaña era de veintinueve. Además, una pareja de miembros tuvo un bebé, con lo que al final había treinta personas.

El asedio de los cinco

En agosto de 1971, la Izquierda Revolucionaria había asesinado a dos de sus miembros, un hombre y una mujer, que habían escapado de aquella primera base de la montaña y lugar de estudio. ¿Cuál fue la causa de que un total de catorce personas, los dos ya mencionados y otros ocho hombres y cuatro mujeres, hubieran perdido la vida de forma trágica para cuando llegó el final de la base del monte Haruna? Tratemos de seguir el orden de los hechos. En primer lugar, Mori Tsuneo, de 26 años, el líder del Ejército Rojo, planeaba hacerse con la hegemonía del grupo, mientras que Nagata Hiroko (26), presidenta de la Izquierda Revolucionaria, consideraba problemática la actitud del único miembro femenino del Ejército Rojo. Mori, tras recibir sus críticas, comenzó a buscar un mayor “comunismo” en el grupo, con la idea de convertirse en un verdadero guerrero revolucionario. El comunismo que buscaba Mori se basaba en la idea de formar guerreros revolucionarios con las cualidades necesarias para llevar a cabo la guerra revolucionaria, por lo que a partir de ahí comenzó a exigir a los miembros más problemáticos del grupo que realizaran “resúmenes”.

Eventualmente comenzó a utilizarse la violencia bajo el pretexto de ser una “ayuda para el resumen”, y aquellos que morían por no haber podido completar su resumen eran considerados “muertes en derrota”; habían muerto, en realidad, tras haber sido sometidos a verdaderos linchamientos. Murieron en total doce personas, incluidas algunas que habían sido condenadas a muerte y ejecutadas. Los factores que llevaron a esta situación fueron el descuido en la unificación entre las dos facciones, en términos de política, la falta de competencia y de preparación de los líderes, un liderazgo (siete personas, incluyendo a Mori, Nagata, Sakaguchi y Bandō) que resultó incapaz de corregir el problema, así como el hecho de que los miembros comunes solo obedecieran ciegamente, el entorno hostil de aquellas montañas gélidas o la pobre situación alimentaria.

El lugar cerca de la base del monte Haruna donde fue enterrado uno de los miembros del Ejército Rojo Unido tras su linchamiento; imagen de marzo de 1972, prefectura de Gunma. (Jiji Press)
El lugar cerca de la base del monte Haruna donde fue enterrado uno de los miembros del Ejército Rojo Unido tras su linchamiento; imagen de marzo de 1972, prefectura de Gunma. (Jiji Press)

Mientras aquella serie de muertes sumarias se repetían sin cesar, cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, vieron una oportunidad y escaparon, uno tras otro. Una de las mujeres era la madre del bebé, el cual bajó de la montaña la otra mujer. Posteriormente dos hombres y dos mujeres, incluidos Mori y Nagata, fueron arrestados cuando llegaban al monte Myōgi, tras retirarse de la base del monte Haruna y pasar por el monte Kashō, tratando de escapar de la policía. Las nueve personas restantes, siete hombres y dos mujeres, escaparon de la base del monte Myōgi, cruzaron las montañas y entraron en Karuizawa. Dos hombres y dos mujeres fueron arrestados cuando trataban de realizar unas compras en la estación de Karuizawa. Las cinco últimas personas llegaron a Asama-sansō y lo tomaron por la fuerza: Bandō, del Ejército Rojo, y Sakaguchi, Yoshino y los hermanos Katō de la Izquierda Revolucionaria.

Fusileros de la policía vigilan a los miembros del Ejército Rojo Unido durante el asedio de Asama-sansō, donde el grupo secuestró a la esposa del administrador en febrero de 1972. (Jiji Press)
Fusileros de la policía vigilan a los miembros del Ejército Rojo Unido durante el asedio de Asama-sansō, donde el grupo secuestró a la esposa del administrador en febrero de 1972. (Jiji Press)

La retirada de la Nueva Izquierda tras el incidente

Los cinco miembros del grupo fueron arrestados sin que se les disparara porque Gotōda Masaharu, jefe de la Agencia de Policía en aquel entonces, ordenó que todos los criminales fueran atrapados con vida para no convertirlos en mártires. Era la época de la Guerra de Vietnam, y en Japón, involucrado políticamente con Estados Unidos, los movimientos antibélicos y en apoyo al pueblo vietnamita habían aumentado mucho, principalmente entre los estudiantes, y existía una fuerte tendencia en todo el mundo a apoyarlos.

Hasta el incidente de Asama-sansō se habían oído voces que simpatizaban con las acciones radicales del Ejército Rojo Unido; sin embargo, la purga de los catorce compañeros, descubierta tras el incidente, hizo sudar a quienes participaron en el movimiento de la Nueva Izquierda posteriormente. Pronto se vieron arrinconados por las masas y en completo declive.

El Ejército Rojo actúa en el extranjero

Como ya se ha mencionado, el Ejército Rojo contaba entre sus miembros con aquellos que abogaban por actuar en el extranjero, en pos de la creación de una base internacional. Nueve de esos miembros, incluido Tamiya Takamaro, secuestraron el vuelo Yodogō de Japan Airlines el 31 de marzo de 1970, antes del incidente de Asama-sansō, con el que llegaron a Corea del Norte el 3 de abril.

3 de abril de 1970: Tamiya Takamaro y otros miembros del Ejército Rojo fueron desarmados tras aterrizar en el aeropuerto de Pyongyang, Corea del Norte, con el avión de Japan Airlines que habían secuestrado. (Jiji Press)
3 de abril de 1970: Tamiya Takamaro y otros miembros del Ejército Rojo fueron desarmados tras aterrizar en el aeropuerto de Pyongyang, Corea del Norte, con el avión de Japan Airlines que habían secuestrado. (Jiji Press)

Shigenobu Fusako, veterana del Ejército Rojo, se casó en 1971 por conveniencia, para sacarse el pasaporte, con Okudaira Tsuyoshi, uno de los tres miembros que provocarían posteriormente la masacre del aeropuerto de Tel Aviv el 30 de mayo de 1972 y que moriría por la explosión de una granada. Shigenobu huyó del país el 28 de febrero de 1971 y se unió al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP); más adelante formó el Ejército Rojo Japonés. Shigenobu, incompatible en sus ideas con el líder del Ejército Rojo Unido, Mori Tsuneo, buscó realizar actividades en el extranjero para dar la apariencia de que renunciaba a la facción del Ejército Rojo que Mori, en teoría, iba a liderar. El Ejército Rojo, durante este período, se denominaba también Segundo Ejército Rojo, para distinguirlo del anterior Ejército Rojo que había actuado bajo el liderazgo del presidente Shiomi Takaya, arrestado el 15 de marzo de 1970, antes del secuestro de Yodogō.

El Ejército Rojo Japonés, formado en diciembre de 1974, ocupó las embajadas de Estados Unidos y Suecia en Malasia el 4 de agosto de 1975. Con el Incidente de Kuala Lumpur el grupo logró recuperar, con la liberación de rehenes como condición para el intercambio, a Bandō Kunio y los otros compañeros que estaban siendo juzgados en el caso Asama-sansō.

7 de agosto de 1975: un miembro del Ejército Rojo Japonés, arma en mano, conduce a unos rehenes a un autobús que se dirige al aeropuerto. Cinco miembros de la organización atacaron las embajadas de Estados Unidos y Suecia en Kuala Lumpur y exigieron la liberación de los extremistas que se hallaban bajo custodia en Japón. Los criminales se exiliaron a Libia, llevándose a los rehenes consigo. (Jiji Press)
7 de agosto de 1975: un miembro del Ejército Rojo Japonés, arma en mano, conduce a unos rehenes a un autobús que se dirige al aeropuerto. Cinco miembros de la organización atacaron las embajadas de Estados Unidos y Suecia en Kuala Lumpur y exigieron la liberación de los extremistas que se hallaban bajo custodia en Japón. Los criminales se exiliaron a Libia, llevándose a los rehenes consigo. (Jiji Press)

Bandō fue liberado por medidas extrajudiciales en ese momento, escapó al extranjero y se encuentra aún hoy día en medio de trámites internacionales. Yoshino está en la cárcel, cumpliendo una pena de prisión indefinida, y los hermanos Katō han sido liberados de su condena de prisión y de reformatorio juvenil, respectivamente. Sakaguchi Hiroshi, líder del incidente Asama-sansō, iba a ser sacado del país en el momento del Incidente de Kuala Lumpur, y durante una llamada internacional con un criminal que trataba de lograr su liberación, dijo: “No voy a ir. He llegado a la conclusión de que la lucha armada es una lucha equivocada”. Así quedó y fue posteriormente condenado a muerte y encarcelado en el Centro de Detención de Tokio. La pena de muerte de Sakaguchi no se ejecutará a menos que Bandō sea arrestado y sentenciado. El caso del Ejército Rojo Unido sigue hoy día sin resolverse.

Carteles internacionales de búsqueda de los siete miembros del Ejército Rojo Japonés, distribuidos en 2019 por la Policía Metropolitana. (Jiji Press)
Carteles internacionales de búsqueda de los siete miembros del Ejército Rojo Japonés, distribuidos en 2019 por la Policía Metropolitana. (Jiji Press)

Carteles internacionales de búsqueda de los siete miembros del Ejército Rojo Japonés, con una aproximación al aspecto que podrían tener ahora; distribuidos en 2019 por la Policía Metropolitana. (Jiji Press)
Carteles internacionales de búsqueda de los siete miembros del Ejército Rojo Japonés, con una aproximación al aspecto que podrían tener ahora; distribuidos en 2019 por la Policía Metropolitana. (Jiji Press)

Cronología de los incidentes protagonizados por el Ejército Rojo y la Izquierda Revolucionaria

Año Día y mes Sucesos más importantes
1958 10 de diciembre Formación de la Liga Comunista de Japón
1959-1960   Protestas Anpo de 1960
1969 12 de abril Formación de la Izquierda Revolucionaria
28 de agosto Formación del Ejército Rojo como facción de la Liga Comunista
1970   Protestas Anpo de 1970
31 de marzo Secuestro del Yodogō
1971 15 de julio Formación del Ejército Rojo Unido como unión del Ejército Rojo y la Izquierda Revolucionaria
4 y 10 de agosto La Izquierda Revolucionaria asesina a dos de sus miembros que habían desertado
1972 2 de enero El Ejército Rojo Unido se establece en la base del monte Haruna, Gunma, con 28 miembros (tres de los cuales mueren en el lugar)
19 de febrero Cinco miembros del ERU toman por la fuerza unas instalaciones de Kawai en Asama-sansō
22 de febrero El ERU dispara contra un civil, que muere el 1 de marzo
28 de febrero La policía logra detener a los cinco miembros del ERU, perdiendo a dos agentes en el asalto
7 de marzo Se descubre el cadáver enterrado del primero de los miembros linchados; entre el 7 y el 25 se descubren un total de 14 cuerpos
30 de mayo Incidente del aeropuerto de Tel Aviv a manos del grupo predecesor del Ejército Rojo Japonés; 26 muertos (dos de los cuales son terroristas) y 76 heridos
1974 Diciembre Formación del Ejército Rojo Japonés
1975 4 y 5 de agosto Incidente de Kuala Lumpur a manos del Ejército Rojo Japonés; ataque contra las embajadas de Estados Unidos y Suecia
1997 15 de febrero De los cinco miembros del Ejército Rojo Japonés que permanecían escondidos en Líbano, cuatro son arrestados de una vez; Okamoto Kōzō recibe asílo político en el país
2000 8 de noviembre Shigenobu Fusako es detenida en Japón
2001 14 de abril Shigenobu anuncia la disolución del Ejército Rojo Japonés desde su prisión

Tabla creada por el comité editorial de nippon.com.

(Artículo traducido al español del original en japonés. Imagen del encabezado: febrero de 1972; un miembro del cuerpo de policía, rifle en mano, apunta hacia Asama-sansō, al lugar donde se han atrincherado los cinco miembros del Ejército Rojo Unido; Ciudad de Karuizawa, Prefectura de Nagano – Kyodo News)

Partido Comunista Historia de Japón Ejército Rojo Unido Izquierda radical