Centros económicos del este y el oeste: Tokio y Osaka

Economía

Osaka queda a menudo a la sombra de Tokio a pesar de su larga historia y el hecho de que en la antigüedad fue el corazón económico y cultural de Japón. ¿Cómo se puede comparar realmente a estas ciudades?

En abril de 2019 el partido regional Osaka Ishin no Kai ganó las elecciones al gobierno de Osaka y a la alcaldía de la ciudad gracias a su plan para reorganizar la prefectura como un to o metrópolis, con unas funciones claramente definidas para sus gobiernos prefectural y municipal. Este plan surgió a raíz de un creciente malestar ante la sensación de que Osaka está siendo cada día más eclipsada por Tokio. En un manifiesto, el partido Osaka Ishin no Kai declaró que su objetivo es hacer que Osaka sea la capital del oeste de Japón. Observemos a continuación unos datos sobre la magnitud de ambas prefecturas.

  Tokio Osaka
Área (km2 2.193,96 1.905,14
Población 13.857.129 8.817.436
Densidad de población (habitantes/km2) 6.316 4.628
Ingresos fiscales estimados para 2019 (billones de yenes) 5,5 1,3
PIB (billones de yenes) 104,3 39,1
Empresas cotizadas en la primera sección de la Bolsa de Tokio 1.161 271

Elaborado por nippon.com a partir de los documentos publicados por los gobiernos de las ciudades de Osaka y Tokio y los datos de la Bolsa de Tokio.
Los datos sobre la población y la densidad de población son del 1 de marzo de 2019. Los ingresos fiscales estimados se deducen de los cálculos iniciales del presupuesto. El PIB corresponde al año fiscal de 2017.

Tanto Osaka como Tokio tienen aproximadamente un área de unos 2.000 kilómetros cuadrados, lo que las sitúa entre las más pequeñas de las 47 prefecturas del país. Tokio está en el puesto 45.º y Osaka en el 46.º, y solo la prefectura Kanagawa, en el puesto 47.º, tiene un territorio más pequeño. No obstante, la población de Tokio es la más numerosa de todo el país, seguida por la de la prefectura de Kanagawa en segundo lugar y la de Osaka en el tercero. La capital también ostenta el mayor PIB, casi el triple del que tiene Osaka, en tercer lugar. Sin embargo, esto no fue siempre así. Históricamente, Osaka era el centro de la economía de Japón, y todavía desempeña un papel principal en las actividades económicas del oeste de Japón.

En el pasado Osaka se desarrolló como una importante terminal logística, y se dice que el Naniwanomiya, construido en el 645, es el palacio más antiguo de Japón. Aunque la capital se trasladó posteriormente a Kioto, Osaka continuó creciendo sin parar como un segundo centro de poder. En 1583, el señor de la guerra Toyotomi Hideyoshi inició la construcción del castillo de Osaka, y en poco tiempo una ciudad floreció en torno a esta fortaleza.

Durante el período Edo (1603-1868), el gobierno central se trasladó a Edo (hoy Tokio), pero Osaka continuó prosperando como el centro económico de la nación. También era el centro de la distribución de alimentos y el núcleo de la Bolsa del Arroz de Dōjima, que sentó las bases de los precios nacionales para este cereal. Junto a este desarrollo económico floreció también una cultural urbana conocida como kamigata que incluía a Kioto y a Osaka.  

El Gran Terremoto de Kantō de 1923 afectó seriamente a Tokio y muchas personas se trasladaron de la capital a Osaka, que desempeñó un papel vital en el desarrollo industrial del país. Los registros municipales de Osaka de 1927 revelan que la ciudad era la sexta más poblada del mundo con 2,25 millones de personas. Por aquel entonces Nueva York contaba con la población más numerosa, 5,97 millones, seguida de Londres con 4,55 millones, Berlín con 4,03 millones, Chicago con 3,1 millones y París con 2,9 millones. La población de Tokio ese mismo año era de 2,14 millones, lo que demuestra que hasta entonces Osaka era la mayor de las dos ciudades.

Vista de Osaka desde el mirador del Umeda Sky Building. (© Miwa Noriaki)
Vista de Osaka desde el mirador del Umeda Sky Building. (© Miwa Noriaki)

En el pasado muchas empresas, incluidas las alimentarias, textiles y de comercio, además de las instituciones financieras, tenían su sede central en Osaka. A medida que Tokio fue concentrando el poder político y económico tras la Segunda Guerra Mundial, las empresas comenzaron a trasladar sus sedes a la capital. Algunas como Takeda Pharmaceutical, Itōchū y Nisshin Foods Holdings mantuvieron sus sedes centrales en Osaka, pero movieron una importante sección de sus negocios a sus oficinas en Tokio.

La prefectura de Osaka y la ciudad de Osaka están preparándose para acoger la Exposición Universal de 2025, que será un catalizador para revitalizar la economía de la región de Kansai, y planean abrir un complejo turístico con casino un año antes de este evento. Este tipo de medidas han recibido una gran atención por parte de los medios de comunicación y han servido para sacar a relucir la ambición de Osaka, que quiere volver a ser la capital comercial de Japón.

(Fotografía del encabezado: © Pixta.)

Osaka Tokio