Los japoneses beben hoy menos alcohol: el consumo es un 20 % menor que en la época de máximo apogeo

Economía

Al llegar la época más calurosa, muchos japoneses no quieren más que beber una cerveza bien fría al terminar el trabajo. Esta costumbre parece seguir imperando en los barrios de oficinas, aunque los datos sugieren que hoy los japoneses beben un poco menos.

Si observamos los datos de los ingresos fiscales relacionados con el consumo de alcohol en Japón desde el inicio de la era Heisei en 1989, podemos comprobar que en el año fiscal 1994, período de máximo apogeo, las arcas del Estado recibieron 2,12 billones de yenes. Desde entonces ha habido un declive prácticamente constante, hasta los 1,3 billones de yenes registrados en el año fiscal 2017.

Detrás de este fenómeno está el creciente envejecimiento de la población. En 1989 las personas de 60 años o más representaban el 23,2 % del total de la población adulta, mientras que en 2017 eran el 40,9 %. Normalmente la cifra de consumidores habituales de alcohol aumenta entre las personas en la treintena, y es menor entre las personas de 70 años o más. Aunque la población adulta no se ha reducido, se está transformado su estructura y se cree que esto está influyendo en gran medida en la forma en la que se consumen bebidas alcohólicas.

En el año fiscal 1992 los adultos japoneses consumían una media de 101,8 litros de alcohol per cápita al año. Desde entonces el consumo ha ido reduciéndose, y en el año fiscal 2017 el consumo fue un 20 % menor que en 1992, con 80,5 litros per cápita.

Por tipo de bebida alcohólica, la cerveza generó más del 40 % de los ingresos fiscales con 576.800 millones de yenes, las bebidas con bajo contenido en alcohol como el happōshu (una bebida parecida a la cerveza) generaron 937 millones de yenes y los licores (chū-hai y otras bebidas nuevas) 1.866 millones de yenes. Estos tres tipos de bebidas con bajo contenido en alcohol representaron dos tercios del total. Los ingresos fiscales derivados de las bebidas alcohólicas representaron un 2,1 % del ingreso tributario total del país.

Fotografía del encabezado: PIXTA.

impuestos alcohol