Japón, el país con menor productividad laboral del G7

Trabajo Economía

Japón continúa en el último lugar de productividad laboral entre los países del G7. Tanto el Gobierno como las federaciones empresariales de Japón enarbolan la reforma del estilo de trabajo, pero parece que nadie se compromete con los resultados.

Un informe del Centro de Productividad de Japón elaborado a partir de los datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) reveló la baja productividad laboral que tiene el país. Según el informe, en el que se compara la productividad laboral a nivel internacional, en el año 2018 la productividad por hora en Japón fue de 46,8 dólares, lo que equivale a 4,744 yenes en poder adquisitivo, y se colocó en el lugar 21 entre los 36 países que integran la OCDE. El resultado japonés es menos de la mitad del de Irlanda o Luxemburgo con 102,3 y 101,9 dólares, respectivamente, y apenas alcanza el 60 % de los 74,4 dólares de Estados Unidos. El Gobierno ha reconocido que la reforma del estilo de trabajo es una tarea pendiente para poder incrementar la productividad laboral. Desde 1970, fecha en la que se comenzaron a reunir datos al respecto, Japón continúa con diferencia en el fondo de la clasificación de los países del G7.

La productividad laboral por hora y por persona de Japón apenas representan el 60 % de las de Estados Unidos. Además, la brecha se ha ido ampliando. En el año 2000, la productividad de Japón representaba el 70 % de la estadounidense, pero para el año 2010 esta cifra cayó a menos del 65 %.

Sin embargo, la reforma del estilo de trabajo ha dado algunos resultados. Japón ha logrado disminuir las largas jornadas de trabajo que eran consideradas un lastre para la eficiencia laboral. Las 1.821 horas de trabajo en el año 2000 se redujeron a 1.680 para 2018. Esta cifra es 100 horas menor que las 1.786 horas de Estados Unidos en el año 2018. No obstante, la economía japonesa crece menos que la estadounidense, lo que está ampliando la brecha en la productividad por hora de ambos países.

Fotografía del encabezado: PIXTA.

trabajo productividad laboral