Japoneses que aspiran al oro olímpico

Aspirantes al oro olímpico: Ōno Shōhei, el judoca japonés más cercano al oro

Tokio 2020

El judoca que tiene más posibilidades de llevarse el oro en estas segundas olimpiadas tokiotas, cargadas de expectativas para el equipo japonés, es Ōno Shōhei (Asahi Kasei), que compite en la categoría de 73 quilos y cuyas mejores armas son las técnicas de piernas ōsoto-gari y uchimata.

El resurgimiento del judo

Ōno Shōhei nació en la prefectura de Yamaguchi en 1992. Tras años entrenando en el dōjo privado de élite Kōdōgakusha, en Tokio, ingresó en la Universidad Tenri, de donde han salido campeones olímpicos de judo como Koga Toshihiko y Yoshida Hidehiko. En la misma universidad se formó también Nomura Tadahiro, judoca que hizo historia subiendo a lo más alto del podio en tres olimpiadas seguidas. Sin duda, Ōno creció en un entorno privilegiado.

Aunque la carrera deportiva de Ōno no siempre fue un camino de rosas, su abnegada dedicación por el judo lo fue curtiendo física y mentalmente a pesar de las dificultades. Ganó su primer campeonato mundial en 2013 y el segundo dos años más tarde, en 2015. Participó en sus primeras olimpiadas en Río 2016, imponiéndose a sí mismo la presión inescapable de conseguir “por lo menos el oro”.

Ōno consiguió una victoria arrolladora en aquellos primeros juegos. Su flamante triunfo en Río, cuatro años después de que el equipo masculino japonés regresara de Londres 2012 sin ninguna medalla de oro, constituyó un símbolo impetuoso del resurgimiento del judo nipón. La costumbre del judoca de saludar siempre al adversario con una reverencia al terminar el combate, incluso cuando gana, fue loada como un ejemplo a seguir para todos. Ōno se ha convertido en una figura de referencia para los mejores judocas del mundo, como el francés Teddy Riner.

Ganar con un ippon, la marca de su estilo personal

Ōno realizó un hiato en su carrera deportiva para seguir unos estudios de posgrado en la universidad, lo cual resultó positivo teniendo en cuenta que los ciclos de las olimpiadas son de cuatro años. La apabullante potencia de la que hizo gala en el Campeonato Mundial de 2019, en que ganó cada uno de los seis combates que luchó con ippon, volvió a elevar su nombre a la cima del judo tanto dentro como fuera de Japón. Sin embargo, incluso después de vencer a su rival coreano An Chang-Rim en la final del Grand Slam de Judo 2020 en Düsseldorf, el japonés declaró sin tapujos que tenía la mirada puesta únicamente en las olimpiadas.

Solo tres figuras del judo japonés masculino —Nomura Tadahiro, Saitō Hitoshi y Uchishiba Masato—han logrado la victoria en varias olimpiadas seguidas hasta la fecha. Con todo, Ōno demuestra que su objetivo va más allá del oro cuando declara que debe ganar dos olimpiadas seguidas para demostrar su estilo personal, que consiste en establecer un buen agarre para lanzar al adversario correctamente; esa es la premisa para ganar los combates con un ippon.

A sus 28 años, Ōno se enfoca de lleno en la batalla que deberá librar en el Nippon Budōkan —santuario donde se desarrollaron las competiciones de judo en Tokio 1964— para afianzar su identidad como judoca único en la historia.

Fotografía: Ōno Shōhei ganó con un ippon la final del Campeonato Mundial de Judo de 2019. (Jiji Press)

Judo artes marciales Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 Tokio 2020