Descubriendo el significado de ‘kawaii’ a través de la psicología experimental

Cultura Entretenimiento

El concepto kawaii, relacionado con la moda y los personajes, ha cobrado protagonismo como uno de los pilares de la cultura pop de Japón. Sin embargo, es difícil precisar qué es kawaii. El autor ha invertido más de 10 años investigando cómo explicar de forma científica este sentimiento ambiguo.

Kawaii, un estudio desde la perspectiva científica

La palabra kawaii es una de las más usadas por los japoneses en la actualidad. Expresa una sensación de cierta alegría e ilusión y no solo se usa para describir a bebés o animales, sino que también se aplica a ropa, artículos de decoración y hasta dulces. No obstante, no existe una definición exacta de lo que es kawaii ni una explicación de qué sirve ser kawaii.

Se cree que la cultura kawaii empezó a cobrar importancia en la década de 1970, de la mano de las jóvenes japonesas. En ese momento, muchos adultos lamentaban la pobreza del vocabulario de los jóvenes, que utilizaban la expresión “¡kawaii!” para describir casi cualquier cosa. Pero cuando ellos crecieron y se convirtieron en el motor de la economía japonesa, los productos de personajes y modas relacionados con lo kawaii empezaron a ganar protagonismo en la cultura pop de Japón. Cuando las ferias de cosplay de personajes de series de animación y de videojuegos traspasaron las fronteras de Japón, lo kawaii alcanzó una dimensión mundial.

Al escuchar que la cultura de mi país es bien recibida en el extranjero me siento orgulloso. Pero, desgraciadamente, la realidad es que el concepto kawaii no es tan conocido en el mundo. Además, la mayoría de la gente desconoce la pronunciación correcta, con la “i” doble al final. Así que muchos lo pronuncian “kawai”, como en “Hawái”.

Entonces, ¿cómo se puede explicar a la gente fuera de Japón lo que es “kawaii”? ¿”Kawaii” es equivalente a “lindo” o “mono”? En Japón no está muy enraizada la costumbre de dar explicaciones lógicas con palabras. Se da más valor a experimentar en carne propia los conceptos. Lo mismo pasa con lo kawaii, se muestran algunos ejemplos que explican más o menos lo que se quiere expresar y no se profundiza más. Pero, si de verdad se quiere que el mundo conozca lo kawaii como un elemento original de la cultura pop japonesa, sería necesario contar con una definición específica.

Para explicar fenómenos complejos a las masas, la ciencia puede ser de gran ayuda. La psicología experimental es la ciencia que dilucida leyes generales de mentes y comportamientos humanos con base en datos. Llevo aproximadamente 10 años haciendo investigación sobre lo kawaii desde el punto de vista de la psicología experimental. Presenté los resultados de mis estudios en el libro recientemente publicado Kawaii no chikara: jikken de saguru sono shinri (El poder de lo kawaii: experimentos para descubrir su psicología) (Kagakudōjin). Existen muchas publicaciones sobre lo kawaii desde el punto de vista de la teoría cultural, pero mi estudio es el primero que lo hace de forma sistemática y desde una perspectiva científica.

Siempre que se quieren establecer los atributos de lo kawaii nos topamos con una pared ya que existen muchas excepciones. Lo que es kawaii para una persona, no tiene que serlo para otra. Entonces, decidí cambiar la hipótesis. Aunque se trate de cosas muy diferentes, las personas que piensan que algo es kawaii comparten cierto estado psicológico. De otra manera, no podría existir un mutuo entendimiento de dicho concepto. Pensé que si me centraba en la psicología de lo kawaii, podría abordar el tema desde la psicología experimental.

Un concepto multifacético que no se ajusta a las teorías existentes

El zoólogo Konrad Lorenz(*1), en un artículo publicado en 1943, señaló que los humanos sienten ternura instintiva al ver ciertas formas corporales. Estas suelen tener una cabeza proporcionalmente más grande que el cuerpo, una frente abultada y grandes ojos en la parte baja del rostro. Con estas características, no importa si se trata de un ser vivo o no, automáticamente despierta un sentimiento de ternura en las personas. Esta construcción se conoce como baby schema.

En la década de 1960, se empezaron a hacer investigaciones experimentales sobre esta construcción, con lo que la hipótesis intuitiva de Lorenz pudo cimentarse. Al ser una teoría fácil de entender, también se extendió entre el público en general.

Sin embargo, la palabra japonesa kawaii se utiliza incluso para la moda o los dulces, cosas que no tienen relación con el baby schema. No solo eso, también se combina con palabras que parecerían contradictorias como kimoi (desagradable), creando un nuevo concepto: kimokawaii (desagradable y kawaii) o con busaiku (feo) de lo que surge algo busakawaii (feo y kawaii). Entonces, ¿cómo se pueden explicar las múltiples facetas de kawaii que no encuentran respuesta en el concepto de baby schema? Ese fue el punto de partida para mi investigación.

Un estudio experimental que tuvo como objeto de investigación a universitarios japoneses arrojó los siguientes resultados:

  • “Kawaii” e “infantil” no son conceptos equivalentes.
  • Más que el deseo de criarlo o cuidarlo, está relacionado con algo que motiva un sentimiento de querer estar cerca.

Por ejemplo, “una sonrisa” no podría ser calificada como algo “infantil”, pero tanto hombres como mujeres la considerarían algo kawaii. Además, también quedó claro que tan solo un segundo después de entrar en contacto visual con algo kawaii surge una sonrisa que queda registrada como un impulso eléctrico. Esa sonrisa, originada tras ver algo kawaii, es considerada en sí algo kawaii entre las personas que están cerca y que a su vez, sonríen como consecuencia. De esta manera, el sentimiento kawaii se extiende en la sociedad como un espiral. A ese proceso lo denominé “la espiral kawaii”.

(*1) ^ Zoólogo austriaco. Ganador del Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1973.

Un sentimiento positivo que estimula la interacción social

Debe existir una razón por la que en Japón el concepto de kawaii está tan extendido. El comportamiento de los humanos no suele perdurar si no existe una recompensa. Según los resultados de mis investigaciones de psicología experimental, cuando alguien entra en contacto con algo kawaii se despiertan algunos de los comportamientos y estados psicológicos presentados a continuación:

  • Atrae la atención
  • Se quiere observarlo por largo tiempo
  • Comportamientos más considerados
  • Se pone atención a los detalles
  • Deseos de apretarlo
  • Deseos de personificación
  • Deseos de cuidarlo
  • Deseos de ayudarlo
  • No se pueden rechazar sus peticiones
  • Ablanda el ego
  • Relaja

Hacer surgir una sonrisa o el sentimiento de cercanía, son características de lo kawaii que pueden ser aprovechadas en muchas áreas de la sociedad. Por ejemplo, en las obras de construcciones en Japón es normal ver barreras con formas de animales kawaii, o anuncios con ilustraciones de trabajadores haciendo una profunda reverencia, que reflejan concordia. Muchas empresas y administraciones públicas se dedican con toda seriedad a crear yurukyara, palabra con la que se conoce a las mascotas que representan las organizaciones y que buscan reducir la distancia con el público. Con este tipo de experimentos se puede dar una base científica al concepto del sentimiento kawaii.

Lo kawaii es algo placentero que despierta el deseo de acercarse y la interacción social. Al ser un sentimiento, tiene base en algo biológico que no depende de la cultura y representa parte de la esencia de los humanos. Históricamente, la sociedad japonesa ha aceptado ese tipo de sentimientos y les ha dado valor, por esa razón se puede decir que Japón es pionero en el surgimiento y la expansión de la cultura kawaii. Es muy posible que fuera de Japón haya muchas personas que compartan este sentimiento.

En la actualidad, la sociedad global comparte muchos valores, por tanto, es natural que el concepto de kawaii, que representa algo positivo y que favorece la interacción social, siga ganando aún más protagonismo. En japonés, lo kawaii es un sentimiento, mientras que en inglés cute/cuteness (lindo/ternura) se refieren a las características de algo. Kawaii es una sensación, pero cute es algo que se percibe. Algo cute puede ser definido con un concepto como el de baby schema, pero algo kawaii no cuenta con una delimitación precisa. Que yo sienta que algo es kawaii o no depende de mi percepción de ese objeto. Por esa razón, como cada cabeza es un mundo, existen muchas posibilidades. En conclusión, kawaii es algo que se experimenta y no un concepto que se pueda imponer a los demás.

Por lo tanto, no es necesario que la cultura japonesa de lo kawaii se expanda tal cual por el mundo. El papel de Japón, como país pionero de lo kawaii es demostrar con datos cómo ese sentimiento impacta nuestra mente y comportamientos; además de no perder de vista cómo las personas de muchas regiones del mundo van descubriendo sus propios kawaii.

Fotografía del encabezado: Muchos tipos de kawaii. (Imágenes cortesía del autor)

cultura pop kawaii cultura japonesa