El reto de transmitir a los estudiantes japoneses la guerra en Ucrania

Mundo Educación Sociedad

Kobe shinbun: Ha pasado un mes y medio desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania. Mientras que muchos civiles han muerto a causa de los bombardeos y se informa de personas cuyas vidas están en peligro, quienes transmiten la importancia de la paz y el horror de la guerra en Japón sienten que es difícil hablar de este conflicto. Sin embargo, hay centros educativos que intentan lograr que los estudiantes se enfrenten a este tema y sientan algo al respecto.

Fue el 24 de febrero cuando Nishimura Satoshi, profesor de la asignatura de estudios sociales en la escuela secundaria Hamawaki de la ciudad de Nishinomiya, en la prefectura de Hyōgo, le propuso a Shibuya Hitotaka, otro profesor de estudios sociales, que trataran el tema de Ucrania en las clases de segundo curso. La invasión había comenzado ese día.

Los estudiantes de segundo año están entusiasmados con las actividades de NIE (siglas de Newspaper in Education, “la prensa en la educación”) y cada uno tiene su propio álbum de recortes. Los estudiantes leen regularmente los periódicos para estar al tanto de la actualidad, y su interés era tan grande que el tema de Ucrania surgía en las presentaciones de cada grupo cada mañana.

Al planificar el contenido de la clase, Nishimura trató de que los estudiantes no se limitaran a expresar solo sus sentimientos, como estar en contra de la guerra o sentirse apenados. En la primera de las clases, de tres horas de duración, los alumnos aprendieron la historia, la geografía y los conocimientos básicos de Ucrania y Rusia. En la segunda sesión también se examinaron acontecimientos pasados, como la anexión de la península de Crimea y la invasión de Afganistán por la antigua Unión Soviética.

En lugar de juzgar basándose en las imágenes, los alumnos recopilaron material de los periódicos y de Internet, tales como “¿Cuál es la pretensión del presidente Putin?” o “¿Cómo están interviniendo otros países y la ONU?” El profesor Nishimura comentó: “No existe una respuesta correcta. Pensad por vosotros mismos”.

En la última sesión, basándose en lo que habían aprendido hasta el momento, los alumnos escribieron mensajes a personas de distintas posiciones que ellos mismos habían escogido.

“A los estudiantes de secundaria de Ucrania: Creemos que os estará resultando muy difícil pasar todo esto en un momento de vuestra vida en el que no tenéis estabilidad. Os rogamos que sigáis con vida”.

“A los que están a favor de la guerra: Esperamos que repasen el pasado. Habrá más víctimas ahora que existen las armas nucleares. Mucha gente morirá si se afrontan los problemas por la fuerza, así que nos gustaría que dedicaran más tiempo a luchar con las palabras”.

No es algo ajeno a nosotros

En una situación caótica en la que tanto Rusia como Ucrania presentan diversas reivindicaciones, y en la que también se entremezclan los pensamientos de grandes potencias como EE. UU. y China, quienes han apelado a las lecciones de las guerras pasadas y también buscan formas de comunicarse.

Okamura Takahiro, de 62 años, profesor de instituto y representante de la Sociedad para la Documentación de los Ataques Aéreos de Kobe, afirma: “Ha llegado el momento de que Japón, que no ha considerado seriamente las guerras en diversas partes del mundo como algo ajeno a nosotros, se enfrente seriamente a ellas”, al tiempo que subraya: “Las visiones unilaterales son peligrosas. Debemos pensar en el gran marco temporal de la historia”.

Dice sentirse “temeroso” por el hecho de que el presidente ucraniano sea visto como un héroe, y añade: “No hay justicia ni maldad absolutas. En Japón existe un ambiente en el que si ahora nos mostráramos partidarios de Putin, aunque sea un poco, nos atacarían todos, y parece que estamos perdiendo la calma”.

Okamura afirmó: “Es importante conocer la historia que se ha repetido, tener imaginación y pensar en cómo detener la guerra. Creo que debemos transmitir esta información para que más personas puedan comprender lo que les ocurriría si les pasara a ellos.

Artículo de Suzuki Kuniko y Obi Emi.

Fotografías de Suzuki Kuniko.

Fotografía del encabezado: el profesor Nishimura Satoshi pide la opinión de los alumnos. Dice que no habla del bien y del mal. Ciudad de Nishinomiya Miyamae-chō 3, escuela secundaria Hamawaki.

©copyright kobeshinbun

Rusia Guerra Ucrania Enseñanza Kobe Shimbun