La gimnasia de Tokio aguarda por un recital de Simone Biles

Deporte Tokio 2020

Luego de convertirse en 2019 en la gimnasta con más medallas en Mundiales (hombres y mujeres), Simone Biles busca en Tokio el récord de títulos olímpicos en gimnasia, en poder de Larissa Latynina desde los años 1950-1960, que competía por la URSS. AFP
Luego de convertirse en 2019 en la gimnasta con más medallas en Mundiales (hombres y mujeres), Simone Biles busca en Tokio el récord de títulos olímpicos en gimnasia, en poder de Larissa Latynina desde los años 1950-1960, que competía por la URSS. AFP

Explotó en Río-2016 con cuatro medallas de oro y una de bronce. Cinco años más tarde, a la megaestrella de la gimnasia, la estadounidense Simone Biles, ya se la ve como la ganadora de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 pues sobrepasa por un abismo a sus rivales.

Para su segunda participación en Juegos, a sus 24 años, Simone Biles, puede ponerse como objetivo el récord de nueve títulos olímpicos de la soviética Larissa Latynina.

Ganadora en Tokio-1964

Biles, líder de un equipo de gimnasia estadounidense bien posicionado para conservar su título, participará en las categorías de concurso general de equipo, individual y –salvo algún inconveniente durante la competición— en las cuatro pruebas, principalmente suelo y salto, en la que se destaca especialmente.

Para romper el récord de Latynina, el reto es mayúsculo pues tendrá que realizar un pleno para llevarse las seis medallas de oro en disputa, con el desafío principalmente en barras asimétricas, tal vez su punto más débil.

Sin embargo, Simone Biles es capaz de lograrlo todo. En la portada de la revista estadounidense Glamour, “The World’s Greatest”, posa con un vestido de gimnasia y se la ve con oros y en postura ganadora. De hecho, es la gimnasta con más preseas de la historia de los Mundiales de gimnasia, con 25 medallas.

Simone Biles posa con las cinco medallas de oro que conquistó en el Mundial de Stuttgart en 2019. AFP
Simone Biles posa con las cinco medallas de oro que conquistó en el Mundial de Stuttgart en 2019. AFP

‘Presión sobre la espalda’

“Ahora, no tengo nada que probar a nadie y eso está bien”, explica en un documental que ha producido recientemente y ha difundido en Facebook.

Biles tendrá “presión sobre la espalda”, reconoce al menos su entrenador, el francés Laurent Landi, que la entrena desde 2017 junto con su pareja Cécile Landi.

Simone Biles durante uno de sus ejercicios en el preolímpico de Estados Unidos el 27 de junio en San Luis. AFP
Simone Biles durante uno de sus ejercicios en el preolímpico de Estados Unidos el 27 de junio en San Luis. AFP

Aguantar esa presión, después de una infancia difícil, sufrir agresiones sexuales por parte del médico del equipo nacional estadounidense Larry Nassar y una vida deportiva de alto rendimiento, parece ser un desafío más.

Pero también aparecen otros retos en el camino a la consagración absoluta, como la competencia con sus mismas compañeras de equipo en las pruebas individuales, las estadunidenses Sunisa Lee o Jordan Chiles, además de sus rivales rusas como Listunova, quien con apenas 16 años se ha mostrado brillante en el último Campeonato de Europa, o incluso Melnikova, excepcional en la prueba de barras.

La francesa de 21 años Mélanie De Jesus Dos Santos, campeona de Europa en abril pasado en la prueba de potro que le dio su cuarto título europeo, también puede ponerse en el camino de Biles, en el Centro de Gimnasia de Ariake, donde se llevarán a cabo las pruebas.

Las gemelas británicas Jennifer y Jessica Gadirova, las chinas Zhang Jin, Lu Yufei, la belga Nina Derwael o la neerlandesa Sanne Wevers serán otras de las anotadas para batallar contra Simone Biles.

Uchimura en barras

En el cuadro masculino de gimnasia en Tokio-2020, los rusos, los chinos y Japón van a disputarse los primeros lugares.

En casa, pero sin público, se observará seguramente el adiós olímpico del rey de la gimnasia, el japonés Kohei Uchimura, de 32 años. Se deberá conformar con una pasada en barras fijas en sus cuartos Juegos, después del oro de Londres y de Río en el concurso general, para un total de siete medallas olímpicas.

Para sucederlo se candidatean los rusos Nikita Nagornyy o Artur Dalaloyan, que viene apenas de recuperarse de la ruptura de un talón de Aquiles.

El japonés Kohei Uchimura compite en anillas en la final de gimnasia por equipos en el Mundial de Doha, el 29 de octubre de 2018. AFP
El japonés Kohei Uchimura compite en anillas en la final de gimnasia por equipos en el Mundial de Doha, el 29 de octubre de 2018. AFP

En anillos, el francés Samir Aït Saïd, quien se había quebrado una pierna en Rio-2016 en la caída de un salto, quiere revancha. Designado abanderado de la delegación de Francia, primera vez en la historia que un gimnasta tendrá ese honor, se ha preparado “para una linda batalla”.

Sus rivales más temibles serán el griego Petrounias, vigente campeón olímpico que selló su clasificación a Tokio recién en junio pasado, o el chino Liu Yang.

Otro acontecimiento para no perderse en la Gimnasia de Tokio-2020 será la participación de la uzbeca Oksana Chusovitina, de 46 años, quien participará nada menos que de sus octavos Juegos Olímpicos. Especialista en salto, atención: en junio, en Doha, se subió al primer escalón del podio en una etapa de Copa del Mundo y sueña con dar una sorpresa.

Presentación de las pruebas de Gimnasia Artítica de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. AFP
Presentación de las pruebas de Gimnasia Artítica de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. AFP

dec/gv/psr   

Tokio 2020 AFP Gimnasia