Japonés Matsuyama sorprendido por pelear el oro en golf tras su contagio

Deporte Tokio 2020

KawagoeJapón | AFP

El japonés Hideki Matsuyama reconoció el sábado que no esperaba estar compitiendo por la medalla de oro del torneo de golf de Tokio-2020 después de contraer el coronavirus hace apenas cuatro semanas. 

El flamante ganador del Masters de Augusta dio positivo el 3 de julio durante el torneo PGA Rocket Mortgage Classic de Detroit (Michigan), lo que le obligó a retirarse y a perderse después el Abierto Británico. 

“Definitivamente no podría haber creído que estaría jugando en el grupo final con una oportunidad de ganar después de tener covid”, dijo Matsuyama este sábado a periodistas después de terminar la tercera ronda en segundo lugar a un solo golpe del líder, Xander Schauffele. 

Matsuyama, uno de los ídolos deportivos de Japón, temió al dar positivo que su sueño de jugar y ganar una medalla olímpica en su país se esfumara.

El golfista encaraba los Juegos impulsado por la ola de popularidad que le granjeó su inesperado triunfo en el Masters, primer título de Grand Slam para el golf masculino japonés. 

El sábado, tras completar dos brillantes rondas de 64 golpes (-7) y 67 (-4), Matsuyama reconoció que no ha recuperado del todo su forma física anterior al contagio.

El japonés tuvo un discreto arranque de torneo el jueves pero en la segunda ronda ya fue el mejor del campo tras el estadounidense Schauffele.

Este sábado, Matsuyama se mantuvo en la cabeza de la tabla hasta que un birdie de Schauffele en el último hoyo le desplazó al segundo lugar.

“Para ser sincero, la parte de resistencia de mi juego ha estado un poco en problemas. Afortunadamente ha aguantado los últimos días, así que espero que mañana también lo haga”, confió.

- “Parece él mismo” -

Matsuyama arrancará la ronda decisiva en el grupo final, junto a Schauffele y el británico Paul Casey, en el Kasumigaseki Country Club, donde se proclamó campeón del campeonato amateur de Asia-Pacífico en 2010.

Tras compartir recorrido con el japonés, Schauffele dijo que Matsuyama no muestra señales de haber padecido el virus recientemente.

“Parece estar bien”, afirmó Schauffele, que lidera la tabla con un acumulado de 199 golpes (14 bajo par). “Olvidé que tuvo covid, pero al hacer el tee de salida aquí parecía fuerte, normal. Parece él mismo. Así que por suerte no le ha afectado demasiado”.

Schauffele, con cuatro títulos de PGA en su palmarés pero ninguno de Grand Slam, ya jugó con el japonés en el grupo final del Masters de Augusta de abril.

A ojos del estadounidense, Matsuyama estaba en mejor momento de forma entonces pero aún así le tiene por una gran amenaza para la lucha por el oro del domingo. 

“Obviamente, cuando ganó el Masters estaba jugando muy bien”, dijo Schauffele. “Creo que tal vez no está en su terreno de perfección, tal vez no está golpeando tan bien como le gustaría, pero solo está a un golpe de distancia”. 

Matsuyama, primer golfista asiático en enfundarse la chaqueta verde de Augusta, es venerado en Japón y, en caso de permitirse el acceso de público al campo, probablemente sería seguido y jaleado por una multitud de aficionados.

Pero incluso sin el apoyo de su afición, cada birdie del japonés sigue siendo aclamado por cientos de voluntarios y personal de la organización. 

“Nadie diría que tenemos aficionados aquí”, agradeció el golfista.

dh/pst/gbv/psr

Tokio 2020 AFP