La atleta bielorrusa está “en seguridad” en Japón, según el COI

Deporte Tokio 2020

Desde la izquierda, la atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, la española María Isabel Pérez y la nigeriana Blessing Okagbare en Tokio, Japón, el 30 de julio de 2021. AFP
Desde la izquierda, la atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, la española María Isabel Pérez y la nigeriana Blessing Okagbare en Tokio, Japón, el 30 de julio de 2021. AFP

Tokio, Japón | AFP

La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya se encuentra “en seguridad” en Japón, aseguró este lunes el Comité Olímpico Internacional (COI), al día siguiente de que la deportista denunciase que se vio obligada a retirarse de los Juegos y a regresar a su país por criticar a su federación nacional.

“El COI y Tokio-2020 hablaron ayer (domingo) directamente con la atleta Krystsina Tsimanouskaya”, declaró este lunes el director de comunicación del COI, Mark Adams.

“Nos aseguró que se encontraba bien y en seguridad. Pasó la noche en un hotel del aeropuerto” de Tokio-Haneda y el COI tiene previsto entrevistarse con ella este lunes para conocer sus intenciones y “apoyarla”, explicó Adams.

Varios países europeos se han ofrecido a dar asilo a la velocista.

“Las autoridades japonesas acaban de confirmarnos que la atleta Krystsina Tsimanouskaya ha recibido nuestra oferta de asilo”, declaró el ministro checo de Asuntos Exteriores, Jakub Kulhanek, en Twitter.

“Si decide aceptarla, haremos lo mejor para ayudarla. Los Juegos Olímpicos no tienen nada que ver con la política, los métodos del régimen (del presidente bielorruso Alexandre) Loukachenko son absolutamente vergonzosos”, añadió.

También Polonia y Eslovenia

Las autoridades polacas también han propuesta una visa humanitaria para que Tsimanouskaya puede seguir su carrera en su país y el primer ministro esloveno, Janez Jansa, también se ha ofrecido a acoger a la atleta bielorrusa.

Por su parte, el gobierno japonés “va a continuar cooperando estrechamente con las organizaciones implicadas y tomará las medidas apropiadas”, tratando este caso “conforme a la ley”, declaró este lunes el portavoz del ejecutivo nipón, Katsunobu Kato, sin dar más detalles.

Los ministros de Relaciones Exteriores y de Justicia de Japón, así como la policía local, declinaron hacer comentarios, tampoco ACNUR. 

El domingo por la noche, Tsimanouskaya denunció que había sido obligada a retirarse de los Juegos Olímpicos por su seleccionador Yuri Moiseyevitch y que posteriormente responsables del Comité Olímpico Bielorruso le habían acompañado al aeropuerto para ser devuelta a su país.

Unos días antes, la deportista criticó duramente a la Federación de Atletismo de su país por obligarla a participar en el relevo de 4x400 metros, cuando inicialmente debía correr las pruebas de 100 y 200 metros, debido, según ella, a que otros dos velocistas bielorrusos no hicieron suficientes controles antidopaje. 

En una entrevista al medio digital by.tribuna.com, Tsimanouskaya aseguró tener “miedo” de ser encarcelada si regresaba a Bielorrusia y pidió la intervención del COI.

Este incidente se produce en momentos en los que el régimen del presidente bielorruso Alexander Lukashenko reprime a los opositores, periodistas y militantes para tratar de detener el movimiento de contestación originado en 2020 contra su reelección a un quinto mandato.

El director de comunicación del COI, Mark Adams, el 21 de julio de 2021 en Tokio, Japón. AFP
El director de comunicación del COI, Mark Adams, el 21 de julio de 2021 en Tokio, Japón. AFP

bur-sah/etb/ras/mcd/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP