Española Lydia Valentín se queda sin cuarta medalla pero ya apunta a París-2024

Deporte Tokio 2020

Lydia Valentín sostiene la pesa durante la competición de halterofilia en la prueba de 87 kg de los Juegos Olímpicos, el 2 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Lydia Valentín sostiene la pesa durante la competición de halterofilia en la prueba de 87 kg de los Juegos Olímpicos, el 2 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

Tokio, Japón | AFP

La española Lydia Valentín, triple medallista olímpica en halterofilia, terminó este lunes en el décimo puesto de Tokio-2020 sin completar su participación por problemas físicos, una decepción que la motiva a buscar una mejor despedida en los Juegos de París-2024.

Valentín, de 36 años, compitió en el Grupo B de la prueba femenina de 87 kilogramos y, aunque renunció a sus dos últimos levantamientos, concluyó con un total de 225 kg en el segundo lugar de la llave, tras la coreana Kang Yeoun-hee (231 kg).

“Siento molestias como llevo sintiendo bastantes semanas”, dijo Valentín en una conferencia de prensa virtual. “Ha sido un año bastante complicado con muchas idas y venidas, con una categoría, con otra, con problemas de salud, ahora la lesión a última hora (...) Llevo tiempo sin sentirme como siempre he sido”.

El podio se acabó decidiendo en la competencia de la tarde del Grupo A, en la que la china Zhouyu conquistó el oro con 270 kg, la ecuatoriana Tamara Salazar la plata (263 kg) y la dominicana Crismery Santana el bronce (256).

Valentín, en una categoría superior a la habitual y fuera de su mejor momento de forma, levantó 103 kg en el arranque y otros 122 kg en su primer intento del envión. 

Posteriormente, aquejada de problemas en la cadera, la española renunció a los dos últimos levantamientos con los que podía mejorar su registro.

“Ya en la arrancada sentía que no descansaba las piernas y me costaba meterme abajo”, describió después a la prensa. “Una vez hice el primer intento vi que se podía complicar. Intenté calentar dentro antes de salir pero vi que tenía dolor y que no iba a modificar mucho más”.

“Decidí no salir a los dos últimos intentos. Ahora quiero recuperarme al cien por cien, que es lo que más me interesa”, afirmó.

Problemas por categoría

La levantadora de pesas ha sido durante más de una década una de las figuras emblemáticas del equipo olímpico español, gracias a sus medallas de plata en Pekín-2008, oro en Londres-2012 y bronce en Rio-2016.

En Tokio-2020, la española aspiraba a un último asalto al podio antes de emprender la retirada pero su participación se vio desdibujada por sus problemas físicos y sus diferencias con la federación internacional de halterofilia, a la que señala por unos cambios de reglas a última hora que la llevaron a tener que subir de categoría. 

“Inclusive estuve pensando días atrás si no competir”, reveló la deportista. “Pero mi corazón quería estar encima de esa tarima y sentir mis cuartos juegos olímpicos”.

Valentín cosechó sus tres medallas olímpicas en la división de 75 kg. El pasado abril, una gastroenteritis la apartó del Campeonato Europeo de Moscú, por lo que no pudo lograr el boleto en su categoría.

Valentín acabó clasificando para los Juegos pero en la división de los 87kg.

“Tener que subir de peso tan rápido en tan poco tiempo también me ha dado problemas a nivel salud, evidentemente”, recalcó.

“La federación internacional cambió las normas dos meses antes de los Juegos”, reclamó. “La federación hace lo que le da gana y eso no es bueno para el deportista”.

“Sabía que no llegaba en mi mejor momento pero que (los aficionados) me sigan que aún queda Lydia Valentín para rato”, confió.

Lydia Valentín sostiene la pesa durante la competición de halterofilia en la prueba de 87 kg de los Juegos Olímpicos, el 2 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Lydia Valentín sostiene la pesa durante la competición de halterofilia en la prueba de 87 kg de los Juegos Olímpicos, el 2 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

gbv/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP