El cuento de hadas del guatemalteco Kevin Cordón termina sin medalla

Deporte Tokio 2020

El guatemalteco Kevin Cordón (dcha) y el indonesio Anthony Sinisuka Ginting, el 2 de agosto de 2021 en Tokio, Japón. AFP
El guatemalteco Kevin Cordón (dcha) y el indonesio Anthony Sinisuka Ginting, el 2 de agosto de 2021 en Tokio, Japón. AFP

Tokio, Japón | AFP

El guatemalteco Kevin Cordón no pudo completar la hazaña y perdió este lunes el partido por la medalla de bronce del torneo de bádminton de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 con el indonesio Anthony Sinisuka Ginting, que se impuso por 21-11 y 21-13.

Cordón, que buscaba la segunda medalla olímpica de la historia para Guatemala, después de la plata ganada por Erick Barrondo en los 20 km marcha en Londres-2012, perdió en 38 minutos.

El centroamericano, 59º jugador mundial, no pudo con el quinto cabeza de serie de los Juegos.

“Es mi último día aquí en los Juegos Olímpicos. Me siento triste porque quería ganar una medalla, pero las cosas son así. Por supuesto, estoy tranquilo, no me puedo quejar ya que para mí era un sueño estar en los Juegos. Era un sueño estar en las semifinales. Ahora quiero irme a casa y dar las gracias a Guatemala por todo el apoyo”, explicó Cordón.

“Mi rival era más rápido que yo y no pude hacer mi juego. Me gusta jugar en la red y atacar, pero este chico era más rápido que yo en la red”, añadió.

Cordón, de 34 años, había perdido el domingo en semifinales contra el danés Viktor Axelsen, que este lunes se hizo con el oro tras derrotar al chino Chen Long, que no pudo defender su título, por 21-15, 21-12.

Oro para Axelsen

Es la primera vez desde 1996 que un jugador no asiático se lleva el título olímpico.

Ahora cuando Cordón vuelva a Guatemala será más conocido que antes, pese a que estos eran sus cuartos Juegos Olímpicos y había llegado a octavos de final en Londres-2012.

“No solo en bádminton, pero en todos los deportes en Guatemala, sabrán que si entrenas duro y tienes paciencia, vendrán todas las cosas buenas. Normalmente entrenas durante algunos meses y si no viene ningún buen resultado, te dices: paro de entrenar. Ahora sabrán que si entrenas duro y tienes paciencia, las cosas buenas vendrán”, explicó.

“Ahora quiero volver a casa y estar con mi familia. Todos estos meses han sido muy duros para mí y también para ellos. Ahora quiero estar allí, relajarme y ver qué pasa después”, indicó.

“Me gusta mucho jugar bádminton. me siento muy feliz cuando entreno. Si puedo, quiero continuar jugando”, añadió.

“Es importante la mente. Puedes entrenar muy duro, pero si tu cabeza no quiere entrenar o estás perezoso eso no ayuda. Si continúo entrenando duro, puedo mantener mi nivel”, concluyó.

psr/dr/pm

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP