El canotaje da a Cuba su tercera medalla de oro en Tokio-2020

Deporte Tokio 2020

Serguey Torres (dcha) alza el puño junto a Fernando Jorge tras ganar la medalla de oro de la prueba de canotaje de C2 1000 de los Juegos Olímpicos, el 3 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Serguey Torres (dcha) alza el puño junto a Fernando Jorge tras ganar la medalla de oro de la prueba de canotaje de C2 1000 de los Juegos Olímpicos, el 3 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

Tokio, Japón | AFP

por Esteban ROJAS

Con récord olímpico incluido, los cubanos Serguey Torres y Fernando Jorge ganaron este martes la medalla de oro de la prueba de canotaje de C2 1000 de Tokio-2020, dando a su país su tercera presea dorada en esta cita.

La dupla de Cuba marcó un tiempo de 3:24.995, seguida por los chinos Liu Hao y Pengfei Zheng, con un crono de 3:25.198, y los alemanes Sebastian Brendel y Tim Hecker, con 3:25.615. Los brasileños Jacky Nascimento e Isaquias Queiroz ocuparon el cuarto puesto (3:27.603).

Torres, de 34 años, y Jorge, de 22, cruzaron la meta en el primer lugar con gran remate, pues el dueto de China había estado al frente hasta los últimos 250 metros de carrera.

“Cuando se trabaja duro para algo se puede esperar un buen resultado. Todos los rivales que vienen para acá tienen mucho nivel, China, Alemania; fue una regata bien fuerte que la disfrutamos todos”, dijo Torres en conferencia de prensa.

Los cubanos completaron los primeros 250 metros con el cuarto mejor parcial, a 1:23 de Hao y Zheng, y estaban en el segundo peldaño tanto en los 500 metros (+0.91) como en los 750 (+0.41).

Su tiempo final superó el récord olímpico previo de 3:26.812 que habían marcado los germanos Brendel y Hecker en las semifinales, una fase en la que estuvieron por delante de Torres y Jorge.

Es el tercer oro de Cuba en Tokio-2020, tras los conseguidos por la leyenda Mijain López -cuatro veces campeón olímpico- y Luis Orta en la lucha grecorromana. El país antillano tiene además tres platas y tres bronces en su cuenta.

Un triunfo que comenzó en 2015

Los medallistas de oro del canotaje cubano comenzaron a remar juntos en 2015, en la antesala de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016.

Ya Torres tenía entonces dos participaciones olímpicas a sus espaldas, después de haber competido en Pekín-2008 en el C2 500 y en el C2 1000, ocupando respectivamente los lugares 11 y 9, y en Londres-2012 con un sexto puesto en el C2 1000.

Jorge se alistaba para su debut.

Juntos culminaron en Río en la sexta posición de la misma prueba que ahora los encumbró al tope del podio y empezaron a brillar.

Venían de ganar plata en la prueba en los Campeonatos del Mundo de 2019... y ya lo habían logrado en 2018 y 2017.

“A finales de 2015, comenzamos a remar juntos. Cada año el bote fue creciendo en experiencia, creciendo en nivel, y la prueba de eso fue terminamos acá con récord olímpico y con nuestra mejor marca. Hemos ido creciendo como bote a lo largo de estos años y los resultados en Campeonatos Mundiales, la Copa del Mundo, decían mucho, así que era de esperar un buen resultado”, indicó Torres.

“Ahí fue donde empezamos a remar juntos, ahí fue donde empezó a crecer nuestro sueño, fuimos plata mundial, eso significa que tuvimos una buena estabilidad. En estos años y mi compañero y yo hemos vivido mucho”, aseveró por su parte Jorge.

Serguey Torres (izq) y Fernando Jorge celebran la medalla de oro de la prueba de canotaje de C2 1000 de los Juegos Olímpicos, el 3 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Serguey Torres (izq) y Fernando Jorge celebran la medalla de oro de la prueba de canotaje de C2 1000 de los Juegos Olímpicos, el 3 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

erc/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP