García Bragado y su récord de ocho Juegos Olímpicos: “Es un privilegio”

Deporte Tokio 2020

Anillos olímpicos cerca del parque marino de Odaiba, en Tokio, Japón, el 2 de agosto de 2021. AFP
Anillos olímpicos cerca del parque marino de Odaiba, en Tokio, Japón, el 2 de agosto de 2021. AFP

Tokio, Japón | AFP

por Diego REINARES

El español Jesús Ángel García Bragado se prepara, a sus 51 años, para despedirse a lo grande el viernes en los 50 kilómetros marcha de Tokio-2020, con el honor de quedar como el deportista con más participaciones olímpicas en el atletismo, con un total de ocho, desde su debut en Barcelona-1992.

El hombre que ostenta además el récord de participaciones en Mundiales (13) comparte ahora el récord de más presencias olímpicas en el atletismo con la jamaicana nacionalizada eslovena Merlene Ottey, que estuvo en siete Juegos.

El emblemático marchador elevará el listón para quedar en solitario en cabeza en su deporte, algo que considera todo “un privilegio”, afirmó en una entrevista a la AFP.

Bajará entonces el telón a una larga carrera, en la que fue campeón mundial en 1993 pero donde nunca pudo subir al podio en unos Juegos. 

En Sapporo, su objetivo será terminar la carrera y aspirar incluso a decir adiós entre los ocho primeros de su prueba, con un diploma olímpico. 

Pregunta: ¿Qué lugar ocupa en su carrera este récord de las ocho participaciones olímpicas en el atletismo?

Repuesta: “Conseguir participar en ocho Juegos Olímpicos es un privilegio porque significa que he podido dedicarme durante casi treinta años a lo que más me gusta, el atletismo”.

P: ¿Ese récord ha sido su principal motivación para llegar hasta Tokio-2020?

R: “La principal motivación que me ha llevado a participar con más de 50 años en otros Juegos Olímpicos es poner punto final a mi carrera deportiva en la última competición de 50 kilómetros marcha de nivel internacional que se va a celebrar. A partir de los Juegos Olímpicos de París-2024 la distancia se recorta a los 35 kilómetros”.

P: Cuando el coronavirus aplazó un año el evento, ¿pensó que su cuerpo no le dejaría llegar o llegó a temer que los Juegos no se disputarían?

R: “Pensé en que el aplazamiento era una oportunidad para recuperarme en mejores condiciones que si se hubieran celebrado en 2020. Cuando han ido llegando sucesivas olas de contagio que no ponen fin a la desaparición de la pandemia y el retraso en la vacunación sí llegué a pensar en algún momento que era difícil su celebración. De hecho, se están celebrando en unas circunstancias excepcionales, como se está viendo con la ausencia de público y controles exhaustivos por parte de los deportistas que estamos participando”.

P: ¿Cómo será despedirse de los Juegos en una edición tan diferente y sin público, en contraste con la fiesta popular de su debut en Barcelona-1992?

R: “Pues está siendo una circunstancia muy triste pero que debemos asumir porque la otra alternativa era suspender la celebración de estos Juegos Olímpicos por la cantidad de dificultades que ha provocado la pandemia”.

P: Con la marcha en Sapporo, lejos del corazón de los Juegos en Tokio, ¿los marchadores están ‘exiliados’ del ambiente olímpico o era una decisión necesaria para tener mejores condiciones frente al calor y la humedad?

R: “Esta decisión la tomaron antes que el covid-19 se convirtiera en una enfermedad pandémica debido a que el último Mundial celebrado en Doha (en 2019) causó temor al COI y decidieron buscar un lugar con temperaturas más bajas que Tokio. De cualquier manera, cuando adjudicaron los Juegos Olímpicos del 2020 a Tokio ya sabían que las temperaturas en la capital nipona son extremas durante el verano”.

P: Tiene medallas en Mundiales, incluyendo un oro, pero en los Juegos Olímpicos se resistieron, ¿es una espina clavada? ¿Con qué resultado en estos Juegos quedaría ya satisfecho?

R: “Teniendo en cuenta todos los acontecimientos que han estado sucediendo desde que conseguí terminar en octavo lugar en el último Mundial de atletismo (en 2019) y que me permitía soñar con volver a estar en unos Juegos Olímpicos, y terminar donde me lo he propuesto, ya estoy satisfecho, pero me gustaría repetir el resultado de Doha y despedirme con un diploma olímpico (entre los ocho primeros)”.

P: ¿Cómo será su vida después de estos Juegos Olímpicos?

R: “Mi vida en este 2021 ya tenía que estar centrada en mi profesión como podólogo que he aplazado para poder competir en estos Juegos Olímpicos, pero en el mes de septiembre espero estar completamente dedicado a ella en cuerpo y alma con la misma pasión que me he dedicado al atletismo”.

dr/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP