“El sueño de una medalla olímpica siempre es realista”, dice Erick Barrondo a la AFP

Deporte Tokio 2020

Erick Barrondo celebra la victoria en la prueba de 50 km marcha de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Boca del Río, Veracruz, México, el 29 de noviembre de 2014. AFP
Erick Barrondo celebra la victoria en la prueba de 50 km marcha de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Boca del Río, Veracruz, México, el 29 de noviembre de 2014. AFP

Tokio, Japón | AFP

por Diego REINARES

Erick Barrondo, único medallista olímpico de la historia de Guatemala con su plata en los 20 kilómetros marcha de Londres-2012, sueña con repetir la experiencia. Nueve años después de aquel logro histórico competirá el viernes en Japón (20h30 GMT del jueves), a sus 30 años, en los 50 kilómetros marcha de los Juegos de Tokio.

En una entrevista con la AFP aseguró que el objetivo es situarse “en el top 10” de la prueba pero que “el sueño de una medalla olímpica siempre es realista”, por lo que se ilusiona con un nuevo podio.

Pregunta: ¿En qué estado ha llegado a estos Juegos de Tokio?

Respuesta: “Estoy un poco cansado mentalmente. Espero que todos también lo estén. Han sido cinco años de preparación, dos años de preparación al ciento por ciento porque los Juegos Olímpicos se aplazaron. Hubiese deseado que fueran el año pasado y este año ya poder descansar. Tuve una pequeña lesión que se convirtió en algo grande después, un edema óseo en la rodilla, provocado por entrenar en casa y en espacios reducidos durante la pandemia. Pero ya lo superamos. Llego en un buen momento, en un momento aceptable, y con el objetivo de estar en el top 10, en las primeras diez posiciones. Por experiencia sé que cuando estás en esas posiciones cualquier cosa puede pasar”.

P: ¿Es realista el sueño de una medalla olímpica como la de Londres-2012?

R: “El sueño de una medalla olímpica siempre es realista. Hasta la persona que viene sin ninguna posibilidad viene con el sueño de que algo puede pasar a su favor para conseguir una medalla olímpica. En lo personal, yo sigo soñando, sigo trabajando, sigo aspirando a ser de nuevo medallista olímpico. Sé que muy, muy pocos repiten una medalla olímpica, pero en mi caso el sueño es real y yo sigo intentando conseguirlo”.

P: ¿Cómo le cambió la vida aquella plata?

R: “Sin duda, la medalla olímpica me cambió la vida totalmente. No solamente a mí, sino a mucha gente en mi país. Para mí fue un antes y un después, pasar de ser un total desconocido a ser una persona que la mayor parte de Guatemala la conoce, que la mayor parte de Guatemala quiere conocer personalmente, imitar, seguir sus pasos. Te cambia para bien porque te trae muchos beneficios para tu vida, puedes darle una mejor calidad de vida a tu familia como lo hice yo. Puedes lograr algunas cosas buenas para tu comunidad como pasó en la mía, tenemos un hospital, una escuela que hemos gestionado, un instituto, un complejo deportivo... Tal vez lo único que no es tan bueno es que tu privacidad se acaba totalmente”.

P: ¿Cómo afectó la pandemia a su preparación? 

R: “La pandemia nos afectó muchísimo. Yo el año pasado estaba en una muy buena condición. Ahora también lo estoy. Estaba muy ilusionado, después de cuatro años empezábamos a ver el fruto del trabajo disciplinado. Yo venía entrenando muy bien para ganar algunas competencias en Europa y de un momento a otro empiezan a cerrar las fronteras. Nosotros estábamos en España y tratamos la forma de mantenernos optimistas, pero después de que llevas treinta días sin poder entrenar, te empieza a afectar mucho psicológicamente también. Nos afectó porque siento que hubiera llegado un año más joven. Como ventajas pudimos trabajar más el aspecto técnico estando en Guatemala. No pudimos hacer muchas competencias y no pudimos entrenar al ciento por ciento. Me afectó también porque muchos de mis rivales sí que pudieron entrenar con normalidad en sus países al aire libre. Nosotros estábamos entrenando en un apartamento pequeño”.

P: ¿Teme al calor o la humedad que pueda encontrarse durante la carrera en Sapporo?

R: “Con el calor no veo un mayor problema. A mí me beneficia mucho el calor, siento que me va bien, puedo controlar bien, no muchos lo aguantan. Aguantar la temperatura con mucho agua fría, escuchando al entrenador. Estuve entrenando en una zona con mucho calor en Guatemala, en la costa sur, así que creo que el calor nos da un punto a favor”.

P: ¿Cómo ha vivido la actuación destacada de Guatemala hasta ahora en Tokio con Kevin Cordón en bádminton y Luis Carlos Martínez en natación? 

R: “Lo de Kevin Cordón, de verdad, fue algo que me emocionó mucho. Estaba muy nervioso viendo los partidos. Lo de Luis Carlos también fue algo increíble, fue un momento que se me salieron las lágrimas, me llené de mucha alegría. Estaba muy nervioso, no parábamos de gritar. Por un momento estuve seguro de que Kevin podía ganar una medalla y también en el caso de Luis Carlos me emocioné demasiado. Me impacta mucho la garra, el coraje, la fuerza y el corazón que le han puesto”.

Erick Barrondo cruza la de meta en segundo lugar en la prueba de 50km marcha de los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, el 26 de julio de 2015. AFP
Erick Barrondo cruza la de meta en segundo lugar en la prueba de 50km marcha de los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, el 26 de julio de 2015. AFP

El guatemaltemaltecino Erick Barrondo (C) compiten en la carrera masculina de 50 km marcha de los Juegos Olímpicos de Londres, el 11 de agosto de 2012. AFP
El guatemaltemaltecino Erick Barrondo (C) compiten en la carrera masculina de 50 km marcha de los Juegos Olímpicos de Londres, el 11 de agosto de 2012. AFP

dr/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP