La española Sandra Sánchez, primera campeona olímpica de karate de la historia

Deporte Tokio 2020

Sandra Sánchez muestra sonriente su medalla de oro en el podio de la kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Sandra Sánchez muestra sonriente su medalla de oro en el podio de la kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

Tokio, Japón | AFP

La española Sandra Sánchez se convirtió este jueves en la primera campeona olímpica de karate de la historia al imponerse en la modalidad de Kata, superando a la japonesa Kiyou Shimizu en la final, en el Nippon Budokan de Tokio.

La española consiguió una puntuación de 28,06, frente a los 27,88 puntos logrados por su rival, mientras las medallas de bronce fueron para la hongkonesa Mo Sheung Grace Lau y la italiana Viviana Bottaro.

“Soy campeona olímpica”, lanzó tras su final la número uno del ránking mundial de katas, justo por delante de su rival de este jueves.

La igualdad entre las dos contendientes se volvió a ver en las clasificaciones para la final, a la que la española llegó como cabeza de su llave eliminatoria con 27,86 puntos, los mismos que logró Shimizu en la suya.

Sánchez une esta primera presea olímpica a un gran palmarés en el que figuran, entre otros títulos, el campeonato del mundo de 2018, en el que la española ya había vencido a la japonesa en la final celebrada en Madrid.

Las katas son secuencias de movimientos establecidos, tanto ofensivos como defensivos contra un rival imaginario, que se puntúan en el aspecto técnico y el atlético.

Sánchez y Shimizu obtuvieron la misma puntuación de 19,60 en el aspecto técnico, pero la española se impuso en el apartado atlético con 8,46 puntos frente a los 8,28 de su rival.

“No sé ni como me siento, son tantísimas emociones, tengo un nudo en el estómago, aún me tiemblan las piernas”, dijo la flamante campeona a la radio cadena Ser, justo antes de subir a por la medalla.

Sandra Sánchez se emociona al ganar la medalla de oro en la final de kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Sandra Sánchez se emociona al ganar la medalla de oro en la final de kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

‘Tocar la medalla’

“Quiero ver la medalla y tocarla”, añadió una emocionada Sánchez, de 39 años, cinco veces campeona de Europa.

La orgullosa karateka castellano-manchega mostró la bandera de su localidad natal, Talavera de la Reina, en la provincia de Toledo, tras coronarse campeona olímpica.

La española no escondió su emoción por llevarse el oro en Japón, la cuna del karate, y contra una oponente local.

“Sabía que tenia factores en contra, que luchábamos en casa de la japonesa, que había esas cositas, pero también confiaba mucho en nuestro trabajo”, afirmó una karateka española emocionada hasta las lágrimas.

“He salido confiando en mi kata y sabía que si me dejaba el alma y el corazón en el tatami, los árbitros lo tendrían claro”, añadió Sánchez.

La medalla tiene un gran valor por tratarse de un deporte, que tras su estreno olímpico en Tokio, desaparecerá del programa olímpico en los Juegos de París-2024, una decisión que la propia campeona olímpica había criticado.

“Es injusto que el karate no esté en París sin habernos visto en Tokio”, había afirmado Sánchez en una entrevista con el diario ABC antes de los Juegos.

La española sumó la segunda medalla de oro en estos Juegos para España y la undécima en total de la delegación española.

España tiene aseguradas otras dos preseas después que la selección española se metiera en la final de fútbol contra Brasil, y el equipo de waterpolo femenino también haya accedido a su final.

Sandra Sánchez (izq) y Kiyou Shimizu se saludan tras la final de kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP
Sandra Sánchez (izq) y Kiyou Shimizu se saludan tras la final de kata femenina de los Juegos Olímpicos, el 5 de agosto de 2021 en Tokio. AFP

gr/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP