El colombiano Zambrano se confirma como estrella con la plata olímpica

Deporte Tokio 2020

El colombiano Anthony José Zambrano celebra el segundo lugar en la final masculina de 400 metros durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el Estadio Olímpico de Tokio, el 5 de agosto de 2021. AFP
El colombiano Anthony José Zambrano celebra el segundo lugar en la final masculina de 400 metros durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el Estadio Olímpico de Tokio, el 5 de agosto de 2021. AFP

Tokyo, Japón | AFP

por Diego REINARES

Dos años después de su revelación como subcampeón mundial, el colombiano Anthony Zambrano se confirmó como una de las estrellas de los 400 metros y del atletismo al colgarse también la plata en esa prueba en los Juegos Olímpicos, este jueves en Tokio.

Como en el Mundial de Doha, Zambrano fue segundo por detrás del bahameño Steven Gardiner, que une por su parte el título mundial al olímpico.

Gardiner cubrió la vuelta de pista en Tokio en 43 segundos y 85 centésimas, estableciendo el mejor tiempo de la temporada, mientras que Zambrano lo hizo en 44.08. El bronce fue para el granadino Kirani James (44.19), campeón olímpico en 2012 y subcampeón olímpico en 2016.

Tras su plata, Zambrano quiso dedicar la medalla a su madre a modo de regalo de cumpleaños.

“Estoy muy feliz por ganar esta medalla y quiero dedicársela a mi familia, a mi país, que le hacía falta una medalla. Sigo siendo un modelo para la nueva generación. Pero más importante, a mi madre, porque es su cumpleaños”, explicó.

La plata de Zambrano es para Colombia su cuarta medalla en Tokio-2020 y la cuenta es ahora de tres de plata y una de bronce. Las anteriores a la de Zambrano fueron las platas del levantador de pesas Luis Mosquera y de la ciclista de BMX Mariana Pajón, y el bronce de Carlos Ramírez, también en el ciclismo BMX.

En atletismo, Zambrano da a Colombia la cuarta medalla olímpica de su historia y la primera en categoría masculina.

Las anteriores fueron el bronce logrado por Ximena Restrepo -actual vicepresidenta de World Athletics- en los 400 metros de Barcelona-1992 y los dos metales conseguidos por Caterine Ibargüen en el triple salto, una plata en Londres-2012 y el oro de Rio-2016.

“En 92 todavía yo no había nacido, nací en el 98. Le quité el mito que tenía Colombia de que no podía tener una medalla olímpica en velocidad y aquí la tienen. Todo lo que he venido demostrando en mi poco tiempo de carrera, con mis lesiones y mis cosas, es que sí se puede. A prepararse bien y darla todo por mi país”, señaló Zambrano sobre el lejano precedente de Ximeno Restrepo.

Ibargüen anunció este domingo que Tokio-2020 fueron sus últimos Juegos Olímpicos y sembró dudas sobre el futuro de su carrera.

Zambrano ya había llegado a estos Juegos de Tokio-2020 como la gran esperanza de medalla para Colombia en el atletismo, el rey de los deportes olímpicos, ante el ocaso de la carrera de Ibargüen, la estrella nacional en anteriores ediciones.

Orígenes humildes

Nacido en La Guajira, creció y se hizo atleta en Barranquilla. De orígenes muy humildes, trabajó en la construcción y como bicitaxista para ayudar a su familia y a su madre Miladis.

Su carrera despuntó ya en categoría juvenil, con un séptimo lugar en el Mundial de menores de Cali en 2015. En la cita mundial Sub-20 de un año después en Polonia fue sexto y ya se le señalaba como un joven con gran progresión.

El año 2019 cambió su estatus en el atletismo internacional, con el doblete de títulos panamericanos en 400 y el relevo 4x400 metros, poco antes del gran éxito de la plata mundial en Doha, donde estableció entonces, con 44.15, su mejor marca personal.

Ese crono lo superó en las semifinales de estos Juegos Olímpicos, rebajando el récord sudamericano a 43.93.

En Tokio-2020, Zambrano está inscrito también para disputar la prueba del relevo 4x400 metros masculino, donde consiguió un meritorio cuarto puesto con sus compañeros en el último Mundial.

La plata de Zambrano fue la gran alegría del jueves para Colombia en Japón.

El país aspiraba también en esta jornada a subir al podio en los 20 kilómetros marcha, pero sus representantes quedaron lejos del podio, en una prueba ganada por el italiano Massimo Stano (1h21:05) en Sapporo (norte de Japón).

El primer colombiano en esa carrera fue Manuel Esteban Soto (1h23:32), decimocuarto con 1h23:32.

El campeón mundial de Londres-2017, Eider Arévalo, acabó en el decimoctavo lugar, con un crono de 1h24:10.

rg-dr/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP