Los Kenny, la familia de las doce medallas de oro

Deporte Tokio 2020

l matrimonio que forman los británicos Laura y Jason Kenny son la pareja más exitosa del ciclismo mundial. AFP
l matrimonio que forman los británicos Laura y Jason Kenny son la pareja más exitosa del ciclismo mundial. AFP

Izu, Japón | AFP

por Christophe BEAUDUFE

¡Doce medallas de oro olímpico entre los dos! El matrimonio que forman los británicos Laura y Jason Kenny son la pareja más exitosa del ciclismo mundial, aumentando su palmarés este domingo tras la victoria de Jason en keirin, en el cierre de los Juegos de Tokio.

A los 33 años, Jason conservó el título que logró en Rio-2016 derrotando al malasio Mohd Azizulhasni Awang y al holandés Harrie Lavreysen, vigente campeón mundial.
Un día antes Laura había conseguido también el oro, en madison (americana), junto con Katier Archibald.

“¡Lo hemos conseguido!”, señaló Jason llorando durante su vuelta de honor con la bicicleta.

“Si digo la verdad, esperaba que fuera Laura la que ganara la 12ª medalla, pero se ha caído”, dijo, poco antes de que su esposa finalizara sexta en omnium, tras verse inmersa en una impresionante caída colectiva.

Su hijo Albert Louie, de tres años, habrá sentido la distancia de sus padres durante dos semanas, pero con el tiempo sabrá que lo hicieron para escribir la historia del deporte. 
Para Jason, la séptima medalla de oro olímpica le permite superar a la leyenda Chris Hoy, que era el británico con más títulos olímpicos contando todos los deportes hasta ahora.

‘Como tirar los dados’

Jason es igualmente el ‘pistard’ con más medallas de la historia, nueve en total (siete oros más dos platas), logradas en cuatro Juegos consecutivos desde que abriera su palmarés en Pekín-2008.

“Tuve la suerte de llegar al ciclismo británico en una época en la que metían mucho dinero”, en previsión de los Juegos de Londres, dijo de manera humilde Kenny. “Debo mi éxito a estar en el buen momento en el lugar adecuado”, añadió.

Eliminado el jueves en cuartos de la prueba de velocidad individual, daba la impresión de aceptar el declive. “No esperaba ser eternamente el mejor”, dijo.

Lejos de la realidad. En la final de keirin sorprendió a todo el mundo escapándose del grupo en la penúltima vuelta.

“Se abrió una oportunidad enorme, sin duda porque los otros no me consideraban un favorito, y la pude aprovechar. Me lancé y fue como tirar los dados”, explicó.

¿Hasta París?

Kenny triunfo en la disciplina que es una pasión en Japón: “El público estuvo fantástico, el velódromo no estaba lleno (debido a las restricciones sanitarias). Pero hacían mucho ruido, es una pena que no hubiera un japonés en la final, hubiera creado un ambiente extraordinario”.

¿Impulsará este triunfo al británico hasta los Juegos de París 2024? “Si me hubieran preguntado esta mañana, probablemente habría dicho no, pero me siento bien, ¿por qué no continuar?”.

A los 29 años su esposa no piensa parar. Tendrá ganas de tomarse la revancha en omnium, ganada este domingo por la estadounidense Jennifer Valente, por delante de la japonesa Yumi Kajihara y la holandesa Kirsten Wild. 

La otra medalla del día se la llevó la canadiense Kelsey Mitchell, vencedora en velocidad individual en una final que disputó ante la ucraniana Olena Starikova. 

cpb/jr/pm/psr

© Agence France-Presse

Tokio 2020 AFP