La insólita historia de la invención del código QR

Tecnología

La tecnología del código QR fue idea de un ingeniero de Denso, una empresa con sede en Aichi, y se le ocurrió jugando al igo. La expansión de los teléfonos móviles y la liberación de su patente ha sido el catalizador para la difusión de esta tecnología.

El código QR, útil para la vida diaria

La gente recurre cada vez más a los códigos QR para acceder a los sitios web, incluso los emplea para pagar sus compras últimamente. Esta tecnología fue ideada por un ingeniero de la compañía Denso, con sede en Aichi. Entrevistamos a su inventor, quien compartió con nosotros algunos hechos sorprendentes sobre la creación de los códigos QR.

En la actualidad los códigos QR son tan omnipresentes que es imposible no ver alguno todos los días. Tienen una amplia variedad de usos: pagos sin efectivo, acceso a sitios web e incluso recientemente han empezado a aparecer en las lápidas como parte de un servicio que proporciona información sobre los fallecidos.

El creador del código QR es en realidad Denso, un fabricante de componentes para la automoción con sede en Aichi. Y de hecho, el invento se desarrolló hace 25 años.

La compañía se escindió y la división que desarrolló el código QR se convirtió en la actual Denso Wave, que se desempeña como su empresa filial y está ubicada en el pueblo de Agui, en la prefectura de Aichi.

Una invención inspirada por un juego de mesa

Le preguntamos a Masahiro Hara, ingeniero jefe de Denso Wave, cómo desarrolló el código QR.

“Antes, la compañía usaba códigos de barras para controlar las piezas, pero el sistema era ineficiente. Había entre ocho y diez códigos de barras en cada caja. Los empleados se cansaron de tener que escanear las cajas varias veces, y esto nos llevó a idear un código que permitiera transmitir un gran volumen de información en un solo escaneo”.

El código QR surgió originalmente de la necesidad de gestionar mejor las piezas de la fábrica de automóviles.

Un código QR se caracteriza por tener un patrón bidimensional de puntos cuadrados en blanco y negro alineados vertical y horizontalmente. Con este patrón es posible almacenar 200 veces más información que con un código de barras estándar.

Se puede acceder a un sitio web simplemente escaneando el código QR con la cámara porque su URL está codificada en el patrón cuadriculado.

Otra característica del código QR es que puede leer rápidamente más de 4.000 caracteres alfanuméricos.

Al reducir el tamaño de los cuadrados, o aumentar el propio código QR en sí, se puede crear un número infinito de patrones dentro de la capacidad del número de caracteres.

Hara nos explica que la inspiración para la tecnología le vino de su afición a los juegos de estrategia:

“Solía jugar al igo en mi hora del almuerzo. Un día, al disponer las piezas en blanco y negro sobre la cuadrícula del tablero, me di cuenta de que era un modo muy fácil de transmitir información. Fue como una revelación”.

Quién lo hubiera imaginado, la inspiración fue el juego del igo.

Gracias al espíritu lúdico de Hara, el código QR ha llegado a ser indispensable hoy en día. Pero detrás de su enorme difusión estuvo la firme decisión inicial de desarrollarlo.

“Aunque hubiera muchos códigos QR, por sí solos no valen de nada, por lo que era necesario mantener una infraestructura para su uso y Denso carecía de recursos para hacerlo con rapidez. La compañía optó por liberar la patente e incentivar a que muchas empresas se unieran a nosotros. Nuestra prioridad era diseminar el código QR. Gracias a nuestra decisión de liberar la patente, otras compañías han ido adoptando sucesivamente la tecnología. Además, con la llegada del teléfono móvil equipado con cámaras, los códigos QR comenzaron a difundirse vertiginosamente”, nos comenta Hara.

También se ha extendido a situaciones relacionadas con la seguridad, como el pago de las compras, para remplazar la llave en las taquillas, etc.

Sus aplicaciones no paran de crecer

Actualmente, los códigos QR se van extendiendo a más lugares.

Un cajero automático que está siendo probado por el Banco Kagoshima escanea un código QR que contiene información sobre los rasgos faciales del titular de la cuenta y otros detalles, en lugar de la tarjeta de cajero automático. Utilizando una cámara incorporada, el cajero automático es capaz de determinar si la persona que lo opera es de hecho el titular de la cuenta, y no dispensará dinero en efectivo hasta que se haga una identificación positiva.

Otro ejemplo lo encontramos en Tokio, en los vagones de metro de la compañía Toei. Los vagones tienen un código QR adherido a la puerta y cuando ingresan en la estación, una cámara montada en el andén escanea los códigos permitiendo que las puertas de prevención de caídas del andén se abran en sincronía con las puertas del tren.

Hasta ahora, automatizar las puertas de la plataforma de esta manera habría significado decenas de millones de yenes en modificaciones. Sin embargo, con el sistema de código QR, el coste para el operador es significativamente menor, ascendiendo a sólo unas pocas decenas de miles de yenes.

Esta tecnología nacida en Aichi también es utilizada por empresas en el extranjero. En Amazon Go, una tienda de conveniencia no tripulada en Seattle, los códigos QR se utilizan para identificar a los compradores que entran en el local. El bajo coste de la implementación de la tecnología de los códigos QR también ha propiciado que los códigos sean una opción asequible para las empresas en los países en desarrollo.

Un mundo de posibilidades por explotar

El código QR, que nació inspirado por el tradicional juego del igo, ahora se está extendiendo a servicios de vanguardia. Cuando le preguntamos a su inventor por el futuro del código QR y en qué nuevos campos espera que se aplique, esto es lo que nos contestó:

“Me gustaría ver que los códigos QR que contienen información médica se distribuyen a las personas para su utilización en situaciones de emergencia causadas por los desastres naturales. El personal de los centros de evacuación podría escanear los códigos permitiéndoles proporcionar servicios médicos apropiados. En el futuro, creo que surgirán nuevas aplicaciones que irán mucho más allá de lo que inicialmente imaginamos”.

(Tokai TV)

(Traducción al español de un artículo en japonés publicado originalmente el 14 de diciembre de 2019 en FNN Prime Online)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

tecnologías de la información Fuji News Network Código QR