Tecnología para ayudar a la tercera edad: un robot que baja la basura por las escaleras

Tecnología

Las pruebas con este robot que baja la basura por las escaleras se han realizado en una residencia municipal sin ascensor de Fujisawa. A los ancianos les resulta una carga subir y bajar las escaleras para sacar la basura.

El robot prototipo con el que se han realizado pruebas

El 5 de diciembre de 2019 se realizó en una residencia municipal de la ciudad de Fujisawa (prefectura de Kanagawa) una prueba con un robot prototipo capaz de subir y bajar escaleras para sacar residuos.

Muchos de los antiguos complejos de viviendas de Japón no tienen ascensores, y por tanto se pretende reducir la carga que supone para sus residentes de edad avanzada sacar la basura.

Este robot ha sido desarrollado por una empresa de capital de riesgo de la Universidad Keiō llamada Amoeba Energy dentro del “Proyecto de promoción de la sociedad robótica del futuro”, una iniciativa del ayuntamiento de Fujisawa.

El robot tiene 77 cm de largo y puede transportar hasta 6 kg de equipaje por unas escaleras convencionales en un espacio de vida cotidiana (hasta 35 grados de inclinación).
El robot tiene 77 cm de largo y puede transportar hasta 6 kg de equipaje por unas escaleras convencionales en un espacio de vida cotidiana (hasta 35 grados de inclinación).

En sus ruedas se ha empleado un material flexible que se puede deformar libremente según la forma de los escalones, por lo que el robot es capaz de moverse hacia arriba y hacia abajo por las escaleras.

Sacar la basura es una carga para los ancianos

El complejo residencial del municipio de Shibuyagahara, donde se llevó a cabo el experimento, tiene cinco edificios, cada uno de tres o cuatro pisos y sin ascensor. La mayoría de los residentes son personas mayores a los que les resulta una carga considerable emplear las escaleras para sacar la basura.

Utilizar este robot podría reducir la carga de los ancianos, pero ¿qué procedimiento se utilizó para esta prueba de verificación? ¿En qué aspectos hace falta trabajar más después de comprobar los resultados del experimento?

Entrevistamos a un representante de Amoeba Energy.

De la puerta al basurero

―¿Cuáles son las características del robot utilizado en la prueba de verificación?

Este es un robot que puede transportar carga incluso por las escaleras. El empleo de materiales blandos para su construcción garantiza su estabilidad y seguridad.

En el pasado, se requería tecnología punta y cara como los sensores para lograr que un robot subiera y bajara escaleras. Incluso así era difícil conducirlo de manera estable en cualquier lugar. Sin embargo, al emplear en las ruedas un material flexible que puede deformarse libremente de acuerdo con la forma de los escalones, el robot se puede comportar de manera estable en cualquier escalón y puede subir y bajar escaleras.

El material flexible también tiene la ventaja de ser menos dañino para el piso y más seguro.

Además, su textura suave también es importante para generar cercanía y propiciar que los robots vivan en armonía con las personas en los espacios donde se desarrolla la vida cotidiana.

En esta prueba de verificación, el robot está funcionando a una velocidad inferior a un kilómetro por hora.
En esta prueba de verificación, el robot está funcionando a una velocidad inferior a un kilómetro por hora.

Al ser esta la primera vez que manejábamos el robot en un entorno real donde viven personas, a diferencia de nuestro propio laboratorio o un entorno virtual, nuestra principal prioridad fue garantizar la seguridad.

―¿Cómo se realizó la prueba de verificación?

Con la disminución de la tasa de natalidad y el envejecimiento de la población cada vez más personas mayores tienen dificultades para salir de sus casas incluso para realizar tareas diarias sencillas como ir a hacer la compra debido al esfuerzo físico que requiere y a la falta de transporte. Llamamos a estas personas “refugiados de las compras”. Uno de nuestros objetivos es darles una solución a través de la circulación autónoma del robot para distribuir cosas. Por lo tanto, realizamos una prueba robótica de eliminación de basura con las personas mayores que viven en un complejo residencial sin ascensor.

El robot utiliza un material blando especial, como una esponja, que se deforma de acuerdo con la forma de las escaleras, logrando así un descenso suave.

En esta ocasión, comenzamos el experimento en el primer piso de uno de los edificios del complejo residencial, colocamos una bolsa de basura en la plataforma de carga del robot y lo preparamos para bajar las escaleras, ir al sitio de deposición de residuos y descargar la bolsa de basura automáticamente.

―Después de la prueba de verificación, ¿qué impresiones compartieron los residentes con ustedes?

La reacción de los residentes fue generalmente favorable. La gente dijo que el robot sería de gran ayuda y esperaba que la operación se realizara pronto. También hubo sugerencias para otros usos inesperados, como transportar productos de un huerto cercano al apartamento de un residente.

La dificultad del movimiento vertical autónomo

―¿Qué problemas han notado después de realizar la prueba de verificación?

Gracias a la prueba de verificación pudimos reconocer que las necesidades de los residentes eran muy serias y que tienen muchas expectativas puestas en el robot. Por otro lado, creemos que es necesario tener en cuenta el tamaño y la velocidad del robot para su comercialización.

Sin embargo, considerando el desplazamiento por las escaleras, descansos y pasillos en los típicos edificios de apartamentos y condominios, hay un límite en cuanto a lo grande que puede ser el robot. Necesitaremos más pruebas in situ para encontrar la mejor manera de satisfacer las necesidades de los residentes y al mismo tiempo adaptarnos a las restricciones impuestas por el entorno.

Además, seguiremos trabajando en mejoras y aplicaciones. La capacidad del robot para superar desniveles y transportar cargas también podría ser útil para resolver el problema de entrega en la “última milla” en la industria de la distribución, por ejemplo.

― En la prueba de verificación el robot fue dirigido mediante control remoto. ¿Cómo lo hicieron concretamente?

El robot fue controlado a distancia por un ingeniero de nuestra compañía que utilizó un mando inalámbrico para enviar comandos.

―De cara a la aplicación práctica real, ¿están considerando subir y bajar escaleras automáticamente en lugar del control remoto?

La compañía está ahora buscando formas de automatizar el robot para que este tipo de supervisión por control remoto no sea necesaria.

La dificultad en este momento es tratar de averiguar cómo hacer que el robot se mueva verticalmente por sí mismo. Actualmente, muchas empresas están desarrollando tecnología de conducción automática, como la conducción automática de turismos y la conducción autónoma de robots de reparto de alimentos.

Pero ninguna de estas nuevas tecnologías aborda la necesidad de movimiento vertical entre los pisos de una estructura. Nuestro robot necesita ser capaz de moverse tanto horizontalmente en un solo piso como verticalmente entre pisos.

―El momento de recoger la basura de los residentes también es un problema... ¿Qué tipo de medidas están imaginando para resolverlo?

Por el momento, se supone que los residentes instalarán la aplicación y llamarán al robot directamente desde cada habitación. Estamos desarrollando una aplicación de interfaz para que las personas mayores lo puedan manejar fácilmente.

Los “robots que se mueven por las escaleras” podrían ser una gran ayuda para las personas mayores a quienes les resulta un suplicio sacar la basura. Sin embargo, todavía hay desafíos que superar antes de que tengan un uso práctico. Amoeba Energy sigue trabajando en su capacidad de movimiento autónomo vertical, y admite que también necesita abordar las limitaciones de su relativamente pequeña capacidad de carga.

En el futuro, la compañía espera encontrar aplicaciones que contribuyan a la sociedad que vayan más allá de sacar la basura mediante la acumulación de estas pruebas de verificación.

(Traducción al español de un artículo en japonés publicado originalmente el 17 de diciembre de 2019 en FNN Prime Online)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

robots tercera edad Fuji News Network Basura