Japón podría tener 80.000 personas contagiadas en un mes si no se toman medidas

Salud

El primer ministro de Japón Abe Shinzō declaró el 7 de abril el estado de emergencia. La lucha contra el virus ha entrado en una nueva fase.

“Aunque no estemos ante una propagación acelerada por todo el territorio nacional, teniendo en cuenta que en algunas zonas los servicios médicos están al borde de su capacidad, he llegado a la conclusión de que no andamos holgados de tiempo. He decidido, en virtud de lo dispuesto en el Artículo 32 de la Ley de Medidas Especiales, declarar el estado de emergencia”. Así habló el primer ministro Abe Shinzō en la rueda de prensa iniciada a las 7:00 de la tarde del día 7, donde expuso las medidas que acompañarán al estado de alarma.

Las prefecturas afectadas por la declaración son siete: Tokio, Kanagawa, Saitama, Chiba, Osaka, Hyōgo y Fukuoka. El periodo de vigencia se extiende hasta el miércoles 6 de mayo, día en que concluye el periodo vacacional de la Golden Week.

Durante dicha rueda de prensa, Abe expresó lo siguiente: “En la prefectura de Tokio, que concentra el mayor número de infectados, se ha previsto disponer instalaciones que puedan acoger a unos 800 pacientes con síntomas leves. A este fin, se adaptarán, para antes de que termine este mes, instalaciones olímpicas. A efectos de implementar la presente declaración, se movilizará, si se considera necesario, al personal médico de las Fuerzas de Autodefensa. Hemos pensado que sería posible emplearlas como instalaciones médicas de emergencia, según lo dispuesto en el Artículo 48 de la Ley de Medidas Especiales. En la prefectura de Tokio, el total acumulado de infectados supera las mil personas [A fecha de 7 de abril]. El número de infectados se está doblando cada cinco días y si la expansión del contagio continúa a este ritmo, en dos semanas serán 10.000 personas y dentro de un mes se habrán superado las 80.000”.

El primer ministro aportó también algunas explicaciones sobre lo que deberíamos hacer para evitar que en un mes se llegue a esa situación: “Según los cálculos aproximados de los especialistas, si unimos nuestros esfuerzos y somos capaces de reducir los contactos personales en un mínimo de un 70 % o, a ser posible, en un 80 %, podremos conseguir que dentro de dos semanas haya pasado el pico de contagios y estos comiencen a descender. Queremos que todos, especialmente los jóvenes, sean conscientes de que pueden haber sido infectados ya. En las salidas, deben evitarse las aglomeraciones y mantener la distancia con otras personas. Se solicita también que se tomen otras precauciones, como el uso de mascarilla para evitar las salpicaduras (por toses o estornudos). De esta forma, estamos protegiendo la vida de los demás y, finalmente, también la nuestra. Me gustaría pedir la colaboración de toda la ciudadanía”.

También se refirió a las formas de trabajo que se promoverán y a las consultas médicas on line: “Solicitamos a todos los empleadores que, en los casos en que sea totalmente necesario que los trabajadores se desplacen al lugar de trabajo, se tomen medidas como rebajar un mínimo de un 70 % el número de trabajadores mediante rotaciones y otros métodos, escalonar el inicio del horario laboral o mantener la suficiente distancia entre personas en el lugar de trabajo”. “Se ha levantado la prohibición de realizar consultas médicas on line o por teléfono, incluyendo la primera consulta. Así, todas esas personas que querían ser reconocidas por un médico pero que temían contagiarse si visitaban un hospital podrán hacer pleno uso de este sistema”, aseguró el primer ministro.

Abe explicó también que hace ahora nueve años, cuando ocurrió el Gran Terremoto del Este de Japón, fueron la solidaridad y el espíritu de ayuda mutua lo que nos insuflaron ánimos y esperanza. “Si todos juntos unidos nuestras fuerzas”, dijo, “una vez más habrá esperanza y podremos salir adelante. Vamos a ser capaces de vencer a este virus y de superar la prueba a que nos está sometiendo esta situación de emergencia. Tengo la convicción de que será así”.

En respuesta a esta declaración, los gobernadores de las prefecturas afectadas pidieron a la población que se abstengan de salir cuando no se trate de casos inevitables y expusieron las medidas que tomarán.

“Hoy (los nuevos contagiados) han sido 80, en todo caso seguimos fluctuando en una banda muy alta. Para el día 9 de abril trataremos de tener un plan definitivo de restricciones de uso”, dijo ese mismo día la gobernadora de Tokio Koike Yuriko.

En Osaka, otra de las prefecturas incluidas en la declaración, se registraron 53 nuevos contagios, la cifra más alta recogida hasta esa fecha.

Yoshimura Hirofumi, gobernador de Osaka, manifestó igualmente: “Solicitamos a todos los organizadores de eventos, sea cual sea la escala de estos, que se abstengan de celebrarlos. Instamos también a todos los ciudadanos a que se abstengan de hacer salidas nocturnas, es decir, a que permanezcan en sus casas si no es por razones de fuerza mayor. Esto puede ayudar a salvar vidas”.

(Traducción al español de un original en japonés publicado por FNN Prime online el 8 de abril de 2020)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

Fuji News Network Coronavirus Estado de Emergencia