La goma de borrar con forma de ‘onigiri’, un invento de un estudiante de Diseño

Entretenimiento Diseño

Una goma de borrar con forma de onigiri se ha convertido en la nueva comidilla de las redes sociales. A medida que se gasta con el uso, se va viendo el relleno del interior: umeboshi, okaka, salmón...

Una goma de borrar con forma de onigiri: la nueva comidilla de las redes sociales

La goma de borrar es un artículo de papelería indispensable para quienes escriben o dibujan. De hecho, en FNN Prime Online se han publicado recientemente varias noticias al respecto; una de ellas versaba sobre la comercialización de una goma de borrar poligonal que permite borrar carácter por carácter. En esta ocasión, nos gustaría hablar de un modelo divertido que se ha convertido en la comidilla de Twitter: una goma de borrar con forma de onigiri.

“Una goma de borrar con forma de onigiri. A medida que se borra con ella, va tomando la forma que le queramos dar. La emoción de ir viendo el relleno es parte de la diversión”. Esto fue lo que tuiteó Yū, cuyo nombre de usuario es @yuu99jp7. La goma, que no tiene un nombre en particular, es cuadrada, pero puede hacerse triangular o redonda con el uso; esto es, adquiere la misma apariencia que un onigiri auténtico.   

Gomas de borrar con forma de onigiri (imagen cortesía de Yū).
Gomas de borrar con forma de onigiri (imagen cortesía de Yū).

A simple vista, se trata de una goma blanca y negra de aspecto normal y corriente, pero lo cierto es que esconde algo en su interior.

Las reacciones al tuit no se hicieron esperar: a 16 de octubre de 2020, tenía 220.000 me gusta y comentarios como “Creo que no sabría hasta cuándo usarla, pero la encuentro divertida” y “Me gustaría tener una”.

No cabe duda de que usarla puede resultar divertido, si bien nos preguntamos qué se le pasó a Yū por la cabeza para decidir hacer una goma de borrar con forma de onigiri. De hecho, esta es una de las numerosas propuestas originales que ha dado a conocer en Twitter. En lugar de especular sobre sus motivos, hemos decidido preguntarle directamente al interesado.

Composiciones artísticas

— ¿Cómo fue el proceso de creación de la goma de borrar con forma de onigiri?

“Lo cierto es que no todas mis creaciones son objetos reales. A veces hago obras conceptuales; otras, objetos reales o composiciones. Además, plasmo ideas que me gustaría que cobraran vida. En el caso de la goma de borrar con forma de onigiri, hubo un poco de todo, ya que combiné la realidad (el arroz y el alga) con una ilustración del relleno. Una vez que le di la forma de una goma de borrar convencional, le pinté el alga. Luego hice el diseño con un programa informático especializado, a partir de una fotografía de mi prototipo, y lo combiné con la ilustración del relleno de modo que quedara natural”.

— ¿Por qué se decantó por una goma de borrar con forma de onigiri?

“Recabo ideas para mis obras a diario. En el caso de la goma de borrar, pensé que la acción de frotarla podría transformarse en la de darle forma. Entonces, se me ocurrió que un onigiri era una representación perfecta de algo blanco a lo que sería divertido ir dándole forma a medida que se borra. No obstante, llegué a la conclusión de que eso no bastaba para causar una impresión fuerte; pensándolo bien, comer un onigiri se parece a ir desgastando una goma de borrar, así que decidí diseñar la goma de modo que se fuera viendo el interior, al igual que ocurre con el relleno de las bolas de arroz”. 

— ¿Qué dimensiones tiene la goma? ¿De qué está rellena?

“Es bastante pequeña, dado que mide 16,5 × 16,5 × 11 milímetros. No deja de ser una goma de borrar convencional, por lo que no se diferencia de las que ya se comercializan en lo que respecta a la calidad, entre otros aspectos. En la imagen que subí a Twitter se puede ver de qué está rellena: de izquierda a derecha, umeboshi, salmón y okaka”.

Perspectivas de comercialización

— ¿Es cierto que hay gente que quiere comprarla?

“Mis obras son creaciones propias que no están a la venta. Sin embargo, me han hablado de la posibilidad de comercializar la goma de borrar con forma de onigiri, aunque no sé en qué acabará la cosa. Si finalmente ocurre, lo daré a conocer en Twitter. Como he dicho, algunas de mis creaciones son conceptuales, pero mi idea es materializar tantas como me sea posible”.

— Si se llega a poner a la venta, ¿qué uso le gustaría que se le diera?

“Se puede usar como una goma de borrar convencional, pero, puesto que es posible cambiarle la forma, sería interesante que la gente probara a conseguir el onigiri perfecto. A mí me gustan los que están cubiertos completamente de alga, así que no descarto acabar pintando toda la superficie de negro (risas)”.

La goma de borrar con forma de onigiri podría comercializarse (imagen cortesía de Yū).
La goma de borrar con forma de onigiri podría comercializarse (imagen cortesía de Yū).

— ¿Por qué sube sus creaciones originales?

“Estudio Diseño en una escuela de Bellas Artes. A raíz de la pandemia, los profesores no nos plantean ejercicios, así que me propuse hacer lo que pudiera. Empecé a publicar mis obras en torno al mes de marzo. Mi idea era hacer cosas útiles y funcionales, pero me di cuenta de que eso limitaría mi capacidad de pensamiento, así que ahora me propongo crear cosas curiosas o que capten la atención de la gente”.

— ¿A qué aspectos les concede importancia en el proceso creativo?

“Supongo que a la calidad de las obras, el tipo de fotografías y los textos que subo a las redes sociales. En el caso de estos últimos, si hacen que al público se le escape la risa, contribuyen a que mis creaciones sean más atractivas para la audiencia. Por ejemplo, el 17 de mayo subí una imagen de El flotador de la cuchara y el texto rezaba: ‘He hecho un flotadorcillo para que la cuchara no se ahogue en el plato’. Podría haber utilizado el verbo ‘ensuciarse’ o ‘hundirse’, pero me pareció que usar ‘ahogarse’ resultaría más gracioso. A mi parecer, el texto es una parte más de la obra”.

Con El flotador de la cuchara, el autor se ha abierto a más estilos (imagen cortesía de Yū).
Con El flotador de la cuchara, el autor se ha abierto a más estilos (imagen cortesía de Yū).

— ¿Qué obra le gusta más?

“Me debato entre El flotador de la cuchara y Bombones de muestra, que publiqué el 27 de septiembre. Se trata de una obra basada en un objeto real; el envoltorio lo hice yo mismo con papel, mientras que, para el chocolate, imprimí varios modelos en tres dimensiones, les puse masilla por encima y los pulí. Huelga decir que no son comestibles. Me gustan los insectos, aunque sé que a mucha gente le dan asco. No obstante, si buscamos insectos que brillen, habrá quienes los lleguen a encontrar hasta bonitos. Esta obra me gusta precisamente porque he conseguido recrear esa belleza”.    

Bombones de muestra, su obra favorita (imagen cortesía de Yū).
Bombones de muestra, su obra favorita (imagen cortesía de Yū).

Obras universales

— ¿Qué objetivos tiene para el futuro?

“En Twitter muestro creaciones que no son funcionales pero resultan interesantes. En el futuro me gustaría hacer cosas útiles que se puedan incorporar a la vida diaria. Para mí, lo ideal sería algo universal, como el walkman, u objetos como los cuencos. Aspiro a convertirme en un diseñador versátil”.

— ¿Hay algo que le gustaría decir antes de concluir esta entrevista?

“Me gustaría que la gente supiera que hay estudiantes que se están viendo privados del tipo de aprendizaje que desean debido a la pandemia. Yo ya estaba aprendiendo las técnicas necesarias y, por lo tanto, soy capaz de hacer mis propias obras; sin embargo, otros alumnos se enfrentan a problemas como el no poder ir a clase porque esta crisis ha coincidido justo con el inicio del curso. En Twitter se dice que la gente debe hacer lo que esté dentro de sus posibilidades; no obstante, a mí me gustaría dejar claro que no hay nada de malo en no hacer nada si las circunstancias de cada persona no lo permiten”.

El incienso que cambia de aroma con el paso del tiempo es otra de sus creaciones (imagen cortesía de Yū).
El incienso que cambia de aroma con el paso del tiempo es otra de sus creaciones (imagen cortesía de Yū).

Lo que comenzó siendo en parte una composición podría convertirse en un producto. Su creador le concede importancia a que lo que hace resulte interesante en lugar de funcional. Puede que esa sea la clave del éxito. Veremos qué le depara el futuro.    

(Traducción al español de un artículo en japonés publicado originalmente el 16 de octubre de 2020 en FNN Prime Online)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

diseño goma de borrar Papelería Fuji News Network