Uno de cada cinco matrimonios en Japón afirma que la pandemia les ha unido más

Vida Sociedad

El 22 de noviembre es un día en el que se celebra la felicidad matrimonial en Japón. Conocido informalmente como ii fūfu no hi, este día deriva de un tipo de juego de palabras japonés conocido como goroawase en el que se le da una lectura alternativa a la fecha 11/22 (ii fūfu), para pronunciarla igual que un “matrimonio feliz”. Este año los matrimonios han pasado más tiempo en casa debido a la pandemia, algo que ha ayudado a muchas parejas a estrechar sus lazos.

En su encuesta anual sobre los matrimonios, la empresa de seguros de vida Meiji Yasuda descubrió que cerca del 20 % de las personas manifestaron haberse sentido más unidas a su cónyuge durante la crisis de la COVID-19, más del triple de los encuestados que afirmaron que la pandemia ha perjudicado a su matrimonio.

El aumento del teletrabajo y haber evitado salir de casa parece haber tenido un impacto positivo en muchas parejas. La principal razón mencionada por los hombres y las mujeres respecto a la mejora de su relación matrimonial fue el aumento de la comunicación en la pareja, así como el mayor número de ocasiones en las que pudieron comer juntos. Algunas personas afirmaron que el teletrabajo les ha ayudado a estrechar lazos al poder comprender mejor cómo es el trabajo de su cónyuge.

Aunque los matrimonios están pasando más tiempo juntos, esto no quiere decir que gasten más dinero en regalos. En 2020 los hombres y las mujeres gastaron de media 14.500 yenes por regalo al comprar un obsequio para sus parejas, 1.000 yenes menos que el año anterior. Meiji Yasuda señala que la creciente incertidumbre sobre el futuro podría ser una de las causas de esta reducción del gasto, la mayor en la última década.

Para bien o para mal

Adaptarse a la pandemia ha afectado a las relaciones de pareja de distintas formas. Un hombre en la treintena, casado desde hace dos años, asegura que pasar más tiempo junto a su esposa le ha acercado emocionalmente a ella: “Hemos podido compartir nuestros pensamientos más, lo que ha fortalecido nuestra relación”.

Una empleada de una agencia de publicidad en la cuarentena y casada desde hace ocho años afirma que trabajar desde casa le brindó nuevas oportunidades para pasar más tiempo libre junto a su marido: “Mi marido y yo podemos hacer cosas como salir a comer juntos, algo que nos resultaba más complicado cuando íbamos a la oficina cada día”. No obstante, opina que aún hay margen para la mejora: “Ya que los dos pasamos más tiempo en casa, podríamos colaborar un poco más en las tareas del hogar”.

Una estilista recién casada en su veintena explica que estaba embarazada cuando estalló la pandemia y que se sintió conmovida por la preocupación que su marido mostró hacia su salud: “Tomó mucha precauciones para que yo no me infectara, quedándose incluso en un hotel durante un tiempo. Me sentí increíblemente afortunada de estar casada con él”. Añade además que con un bebé en la casa espera disfrutar de más tiempo juntos como familia.

No obstante, no todas las historias son conmovedoras. Un empleado de una empresa de tecnología de la información en la cincuentena asegura que apenas nada ha cambiado en su matrimonio en los últimos dos años: “Aunque mi esposa y yo no salimos demasiado, todavía disfrutamos de una copa en casa”. Insiste en que la prudencia es la mejor estrategia para mantener las emociones controladas y que no estallen en los momentos de tensión: “Trato de mantener el contacto visual al mínimo para que mi mujer y yo no podamos decir algo que termine en una pelea. Lo más seguro es pasar el tiempo en habitaciones diferentes”.

Trabajar desde casa también ha sido motivo de discrepancias en las parejas. Un trabajador de unos 40 años explica que él y su mujer, con la que lleva casado doce años, entienden de formas distintas el teletrabajo: “He regresado a la oficina, pero cuando teletrabajaba mi mujer me insinuaba de forma poco sutil que quería que yo colaborara más con las tareas del hogar. Para mí esto era frustrante porque, aunque estaba en casa, todavía estaba en mi horario laboral”. Insiste, sin embargo, en que esta experiencia le ha servido para comprender mejor lo que su mujer espera de él en el hogar. “Es importante tener en cuenta la experiencia de tu pareja. He podido comprobar cuánto trabajo hace para mantener la casa en orden”.

(Traducción al español de un artículo en japonés publicado originalmente el 17 de noviembre de 2020 en FNN Prime Online)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

matrimonio Parejas Fuji News Network Coronavirus COVID-19