El encanto de preparar verduras deshidratadas de temporada

Gastronomía

En estos tiempos en los que las personas continúan viviendo en “hibernación” en sus casas debido a la propagación del nuevo coronavirus, las verduras deshidratadas, que son relativamente fáciles de preparar en casa, están atrayendo mucha atención. Cuando investigamos para realizar este reportaje, descubrimos que las verduras deshidratadas tienen muchas ventajas.

Naranjas, rojos y marrones… Las verduras deshidratadas bañadas por los rayos del sol aparecen llenas de tonalidades. El otoño y el invierno, cuando la temperatura es baja y el aire es seco, son las mejores estaciones para preparar este alimento.

Le pedimos a Sawai Kayo, una investigadora de la gastronomía que ofrece consejos sobre cómo preparar verduras deshidratadas en un centro de cuidados, que nos enseñara cómo elaborarlas utilizando los ingredientes de la temporada.

La investigadora nos explicó que “La clave con las setas de cardo es cortarlas finamente para evitar que nos salgan mal”. Las zanahorias se cortan en tiras finas dejando la piel. Las mandarinas las dividimos en tres partes. Los ingredientes preparados deben ponerse en una red de secado como las que se venden en muchas tiendas de artículos para el hogar.

Sawai señaló que estas verduras “disminuyen su tamaño cuando se secan, por lo que es más fácil sacarlas si se pone un paño debajo y luego se disponen las verduras encima”.

Las verduras deshidratadas estarán listas cuando, bañadas por la luz del sol, se sequen en un lugar bien ventilado. Al preguntarle a Sawai sobre las ventajas de las verduras deshidratadas, nos contestó que una de ellas es, ante todo, “su gran condensación de umami”. “Además, podemos disfrutar de una textura crujiente diferente a la de las verduras frescas”, puntualizó.

Por ejemplo, se pueden usar setas secas para cocinar un arroz con un rico sabor. Cuando se agregan las pastas de arroz tipo mochi, también se obtiene una textura parecida a la del okowa (arroz glutinoso cocido al vapor). Además, cuando las mandarinas secas se hierven en una olla con un poco de agua y azúcar, conseguimos confitura de mandarina seca.

Sawai pone las verduras deshidratadas en un recipiente transparente y las guarda en un estante de su cocina. Las verduras deshidratadas de colores brillantes le dan a la cocina una atmósfera elegante.

Nos fijamos también en algunas opiniones de personas que publican imágenes de verduras deshidratadas en Internet. El usuario de Twitter @Wanowa, que está aprendiendo la filosofía de los “residuos cero”, nos comentó: “Las verduras deshidratadas pueden ser almacenadas mucho tiempo, por lo que se evita el desperdicio de alimentos en el hogar, ya que es fácil que las verduras acaben estropeándose si no las gastamos enseguida”.

También hay otras formas de usarlas. El montañero Suukichi añadió: “Yo practico la escalada y las uso como ingredientes para el ramen, el udon y la pasta”.

En la tienda de Tokyu Hands de Shinjuku en Tokio, las ventas de redes para secar han aumentado en los últimos tres meses. Okamoto Kyōko, encargada de los utensilios de cocina de la tienda Tokyu Hands de Shinjuku, nos comentó: “Cada vez más gente come en casa y las redes para secar las verduras se han vuelto muy populares. Son especialmente demandadas en invierno porque las verduras deshidratadas son fáciles de preparar con este clima seco”. Las verduras deshidratadas son fáciles de preparar y pueden ser una de las pistas para llevar una vida más rica en medio de esta prolongada “hibernación”.

(Traducción al español de un artículo en japonés publicado originalmente el 26 de diciembre de 2020 en FNN Prime Online.)

https://www.fnn.jp/

[© Fuji News Network, Inc. All rights reserved.]

cocina Fuji News Network Gastronomía