Cinco animales famosos
[27.03.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

Existe una gran variedad de vida salvaje en toda la gran extensión geográfica de Japón, desde osos pardos y águilas de cola blanca en Hokkaidō hasta cangrejos de los cocoteros y serpientes habu en Okinawa. Los zorros y los tanuki son famosos en las leyendas como animales mágicos, mientras que los monos de las nieves de la prefectura de Nagano que se bañan en aguas termales han conseguido su propia fama de un tiempo a esta parte. Pero más allá de las especies, hay también criaturas que se han hecho famosas individualmente.

Hachikō

Después del fallecimiento en 1925 del profesor de la Universidad Imperial de Tokio Ueno Hidesaburō, su perro mascota Hachikō se hizo famoso por continuar yendo a la estación de Shibuya cada día a la hora en que estaba prevista la llegada del tren que el profesor Ueno solía tomar. Tras realizar este trayecto durante más de nueve años, el perro Akita se convirtió en un símbolo de lealtad. Una estatua de Hachikō en el exterior de la estación de Shibuya conmemora esta historia y es también un popular punto de encuentro.

Tama

Una estación en apuros de la prefectura de Wakayama consiguió un impulso cuando adoptó al gato callejero Tama como nuevo jefe de estación. El nombramiento, realizado en 2007, atrajo la atención pública e hizo aumentar el número de pasajeros, y esto ha hecho de la estación de Kishi un imán para los amantes de los felinos, que adquieren ávidamente recuerdos relacionados con este gato. Tama ya ha cumplido los quince años y no podrá continuar siempre al pie del cañón, pero ya se está preparando a un ayudante llamado Nitama para que se haga cargo de las obligaciones de la estación. (Foto gentileza de Kumachii)

Hanako

En 1949, Hanako se convirtió en el primer elefante que llegó a Japón después de la Segunda Guerra Mundial. Vivió inicialmente en el zoo de Ueno antes de ser trasladada al parque zoológico de Inokashira en 1954. Hanako nació en Tailandia en 1947 y ahora, con 67 años, es el elefante residente en Japón más longevo de la historia y todavía conserva una enorme popularidad entre el público japonés. Ya solo le queda uno de sus cuatro dientes, y por ello recibe una dieta alimenticia especial que le permite una fácil deglución. (Foto gentileza de Uniunitwins)

Haru Urara

Apuesta no premiada de Haru Urara

En marzo de 2004, una muchedumbre nunca vista se congregó en el hipódromo de Kōchi de Shikoku para asistir a la centésimo sexta carrera perdida consecutiva de Haru Urara. Ni siquiera el reputado jinete Take Yukata pudo hacerla llegar más allá del décimo lugar de 11 caballos competidores. Sus malas actuaciones constantes han hecho de esta yegua una estrella insospechada entre personas que rinden homenaje al espíritu de lucha que representa. Y en un curioso e inesperado giro, los billetes de las apuestas perdedoras de Haru Urara se han hecho famosos por proteger contra accidentes de tráfico (la palabra ataranai significa tanto apuesta que “no ganará” como vehículo que “no chocará” contra nada).  En la actualidad, Haru Urara vive retirada en la prefectura de Chiba. (Foto gentileza de Rinrin)

Tama-chan

Sin relación alguna con el gato Tama (citado anteriormente), Tama-chan fue una foca barbuda descubierta en Tamagawa, un río del área de Tokio, y bautizada con ese nombre. Parece ser que se desplazó mucho más al sur de los climas más fríos donde se encuentran normalmente estas focas, y su inesperada aparición le reportó la suficiente fama como para erigirse en la palabra más popular del año 2002. (Foto de Wikipedia)

  • [27.03.2015]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia