Las arroceras japonesas: mucho más que arroz

Equipo editorial de Nippon.com [Perfil]

[20.07.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | العربية |

Comprar una arrocera de fabricación japonesa es quizás una de las mejores inversiones en utensilios de cocina posibles. Además de cocer el arroz a fuego lento, estos electrodomésticos polivalentes son capaces de preparar delicias tales como postres esponjosos y platos básicos en cantidades copiosas. Basta con poner los ingredientes en el aparato y dejar que este haga el resto.

Tras haber mostrado cómo se preparan pancakes en una arrocera, en esta ocasión decidimos ir más allá y atrevernos con tres platos principales que satisfarán hasta los paladares más exquisitos y llenarán todos los estómagos.

Una deliciosa propuesta imprescindible en los hogares japoneses

Okonomiyaki es un plato popular que recuerda a una tortilla, unas tortitas o unos panqueques y está repleto de ingredientes saciantes como la carne, el marisco y las verduras. Se asocia a menudo con la región occidental de Japón y en torno a él gira la polémica por determinar qué variante es la más auténtica: la de Hiroshima o la de Osaka.

Independientemente de cuál sea la versión favorita de los lectores, el okonomiyaki permite mezclar y combinar los ingredientes que más gusten a los comensales. Para no alimentar la controversia, nos hemos decantado por una receta que combina ambos estilos en gran medida.

Okonomiyaki preparado en arrocera. Está aderezado con una salsa especial, mayonesa y virutas de bonito seco.

Okonomiyaki

  • 100 g de harina
  • 150 ml de agua
  • Dos huevos
  • 100 g de gambas o camarones pelados
  • 150 g de repollo o col repollo en tiras
  • 20 g de cebolleta o cebolla de primavera picada
  • 80 g de fideos yakisoba

El tiempo total de preparación de esta receta es una hora. En primer lugar, se mezclan la harina, el agua y los huevos en un cuenco. A continuación, se añade el resto de los ingredientes. Posteriormente, se cubre el fondo de la arrocera con los fideos yakisoba (en caso de que se utilice carne, se coloca aquí también) y se echa encima la mezcla anterior. Finalmente, se programa la arrocera en modo normal; de ser necesario, se repite este último paso.

El okonomiyaki de arrocera es sumamente fácil de preparar: basta con mezclar la masa, colocar el resto de ingredientes y darle al botón de encendido.

Una vez terminado, se coloca en un plato, con cuidado de no quemarse, y se adereza con una salsa especial —salsa de okonomiyaki—, mayonesa y bonito seco en virutas. Además, para darle más sabor se le puede añadir benishōga, esto es, jengibre rojo encurtido y cortado en tiras.

Okonomiyaki recién hecho y listo para aderezar.

.El okonomiyaki se suele aderezar con una salsa especial y mayonesa.

Cruzando límites

La segunda receta que proponemos es una frittata, conocida también como tortilla italiana. Se trata de un plato en el que el huevo es el protagonista; se puede preparar fácilmente utilizando los ingredientes que se tenga a mano y nos saca de un apuro tanto para el desayuno como para el almuerzo o la cena.

La frittata es un plato rico y copioso que se puede tomar a cualquier hora del día.

Frittata

  • Siete huevos
  • 100 ml de leche
  • 80 g de patatas cortadas en dados
  • 60 g de brécol o brócoli
  • 60 g de setas maitake
  • 80 g de pollo (precocinado y cortado en dados)
  • 60 g de queso rallado
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • Orégano, ajo y otras especias (al gusto)

En primer lugar, se baten los huevos y la leche en un cuenco hasta que la mezcla adquiera una consistencia espumosa. A continuación, se añade el resto de los ingredientes (recomendamos precocinar ingredientes como la patata en el microondas) y se pone todo en la arrocera.

La frittata es un plato versátil que se puede preparar con una amplia variedad de ingredientes.

Finalmente, se programa la arrocera en modo normal. Cuando esta haya terminado, se coloca la tortilla en un plato y se le echan los condimentos que uno prefiera.

Se puede comer tal y como ha salido de la arrocera o condimentarla al gusto.

El gran queso

La tercera receta que hemos decidido probar es macarrones con queso, un plato barato y fácil de preparar que ha conquistado a personas solteras, familias y a todo aquel que busque algo con lo que llenarse rápido.

Los macarrones con queso siempre son un acierto.

Macarrones con queso

  • 200 g de macarrones
  • 200 g de queso rallado
  • 50 ml de leche
  • Sal y pimienta (al gusto)

En primer lugar, se ponen los macarrones y agua en la arrocera y se programa en modo normal unos diez minutos, esto es, hasta que la pasta esté al dente. A continuación, se escurren los macarrones y se les añaden el queso y los condimentos. Finalmente, se deja reposar el plato unos minutos, de manera que el queso se derrita, y se revuelve una última vez antes de servirlo. Nuestra versión lleva brécol o brócoli (precocinado en el microondas) para darle un poco de colorido y aprovechar los beneficios de la verdura.

Se cuece la pasta, se le añade el resto de los ingredientes y… ¡listo!

(Traducido al español del original en inglés.)

  • [20.07.2018]

El equipo de traducción y edición de Nippon.com. Puedes contactar con nosotros a través de la página de contacto de nuestra web o a través de nuestras cuentas en las redes sociales.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia