“Kano”: el equipo de béisbol taiwanés que triunfó en el Japón de preguerra

Baba Masaki (entrevistador)[Perfil]

[28.04.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 |

La película taiwanesa Kano cuenta la épica historia de un equipo taiwanés de béisbol que en 1931, en el Japón de preguerra, logró llegar a las final del Campeonato Nacional Japonés de Béisbol entre Institutos. El cantautor y compositor Baba Masaki ha entrevistado al productor y al director de Kano, Wei De-Shen y Umin Boya, para conocer más sobre la película y la historia del legendario equipo de béisbol Kano.

Wei De-Shen

Wei De-ShenNacido en Tainan, Taiwán, en 1969. Director, productor y guionista de cine. En 1996 trabajó como ayudante de producción en la coproducción nipo-taiwanesa Umi Hōzuki (Huevos de caracola), del director japonés Hayashi Kaizō, y ese mismo año como director asistente en Couples (Parejas), del director chino Edward Yang. En 2008 escribió y dirigió Cabo número 7 (Hǎijiǎo Qī Hào, en original), película que se convirtió en el mayor éxito de la historia del cine de Taiwán, y logró el Premio a la Excelencia en el Festival de Cine Taipei Golden Horse, la versión taiwanesa de los Óscars. Su siguiente obra, Guerreros del Arco Iris (Seediq Bale, en original), logró numerosos premios tanto en Taiwán como en el extranjero.

Umin Boya

Umin BoyaNacido en la provincia de Hualien, Taiwán, en 1978. Aborigen taiwanés. Actor, director de cine y guionista. En 2000 debutó como actor, y participó en varias obras para el cine y la televisión en Taiwán. En 2003 fue nominado como mejor actor secundario en los premios Golden Bell, la versión taiwanesa de los Emmy, por su trabajo en El Banquete (Fùyàn). En 2011 actuó en Guerreros del Arco Iris. En 2008 logró el Premio al Mejor Director en los premios Golden Bell por su cortometraje ¡No llores!. Kano ha sido su primer largometraje como director.

Furor por los representantes de Taiwán

El Torneo Nacional Japonés de Béisbol de Escuelas Secundarias, escenario de sueños para los jugadores juveniles de béisbol, va a celebrar su 96.ª edición en 2014 en su cuna, el estadio Kōshien, en la prefectura de Hyōgo. En su historia hasta antes de la Guerra hubo una época en la que participaban en el torneo escuelas representantes de Taiwán, Corea y Manchuria, que estaban bajo gobernación japonesa.

Crónica de la competición aparecida en el periódico Osaka Asahi Shinbun del 22 de agosto de 1931, firmada por Kikuchi Kan (cortesía del Depósito de la Biblioteca Nacional)

En agosto de 1931, en el Campeonato Nacional Japonés de Béisbol entre Institutos (como se conocía entonces) causó furor el Instituto de Agricultura y Silvicultura Kagi (Kano)(*1), que también era el representante de Taiwán. Su equipo estaba formado por japoneses, taiwaneses (chinos nacidos y educados en Taiwán) y aborígenes. Con el impulso que recibieron de su nuevo entrenador, el gran Kondō Hyōtarō, que había entrenado a equipos de béisbol como el Matsuyama Shō -de la prefectura de Ehime-, ese año participaron por vez primera en el estadio Kōshien y lograron una victoria tras otra, subiendo puestos en las clasificaciones. Aunque al final fueron derrotados por poco, el público se enamoró de su suave juego. El propio Kikuchi Kan, el famoso escritor, dejó constancia de la actividad del equipo en un artículo del periódico Osaka Asahi Shinbun, el día después de la final.

La historia de Kano es una leyenda casi olvidada, tras la Guerra, incluso en Taiwán, su tierra natal. Wei De-Shen, conocido por sus películas Hǎijiǎo Qī Hào (Cabo número 7) y Seediq Bale (Guerreros del arco iris), la ha desenterrado después de 80 años en la oscuridad. Umin Boya, director que ha acaparado atención como joven promesa, estuvo al mando de la producción de Kano megáfono en mano.

La película, que cuenta con un reparto mixto, narra de forma muy adecuada cómo japoneses y taiwaneses colaboraron para lograr la gloria. En ese reparto hay un buen número de actores japoneses, como Nagase Masatoshi, que encarna a Kondō, el entrenador del equipo de béisbol del instituto Kano, u Ōsawa Takao, en el papel de Hatta Yoichi, conocido en Taiwán como “papá embalse” (por sus contribuciones en ingeniería hidráulica en Taiwán).

Baba Masaki, cantautor afincado en Taiwán, que empatizó con esta historia del desarrollo personal de jóvenes japoneses y taiwaneses, realizó una entrevista antes del estreno de la cinta con el productor Wei De-Shen y el director Umin Boya.

La “contradicción en el alma” tras el periodo de ocupación japonesa

ENTREVISTADOR ¿Por qué decidieron contar la historia de Kano a estas alturas?

WEI DE-SHEN (productor. En lo sucesivo, Wei) Cuando estábamos documentándonos sobre el periodo de ocupación japonesa para rodar la película Guerreros del Arco Iris, nos encontramos con esta historia por casualidad.

UMIN BOYA (director. En lo sucesivo, Umin) Cuando el productor Wei me habló de ella en un primer momento, recordando también mi época de jugador de béisbol, cuando era joven, sentí que se me encendía el pecho.

ENTREVISTADOR Otras obras de Wei, Cabo número 7 y Guerreros del Arco Iris, también hablan del periodo de ocupación japonesa. ¿Tiene usted alguna opinión en especial sobre esa época?

WEI La verdad es que cuando uno trata ese periodo, las cosas que quiere contar se hacen mucho más evidentes. Es decir, a medida que uno lee sobre el periodo de ocupación se va haciendo más evidente la contradicción que los taiwaneses de hoy día llevamos en el alma.

Taiwán nunca ha sido protagonista de la Historia, y en ocasiones se ha visto controlado por naciones extranjeras. Aunque se hable mucho del país como un “huérfano” de la Historia, en realidad ha cambiado muchas veces de “padres”. Incluso ahora, ya en el siglo XXI, con un Taiwán convertido en “adulto”, creo que todavía no nos hemos dado cuenta de que ya no somos huérfanos.

El periodo de ocupación japonesa en Taiwán es una época complicada, en la que no se puede hablar con facilidad de buenos y malos, una época que divide a la gente entre el amor y el odio. Por eso puse un especial cuidado en no caer en la trampa de dividir las cosas de esa manera, y acercarme a cada personaje que había vivido en ese momento según sus propias circunstancias.

Kano es la historia de tres pueblos, japoneses, taiwaneses y aborígenes, que aúnan sus esfuerzos para conseguir sus sueños. En esa época en la que cada pueblo contaba con sus propias jerarquías, lograron realizarse como personas al tiempo que reconocían sus diferentes valores existenciales. Mi intención era que, ante todo, se conociera esta realidad histórica.

Mis películas sobre el periodo de ocupación, Cabo número 7, Guerreros del Arco Iris y Kano, las tres hablan de sentimientos complicados como los remordimientos, el odio y la gloria; pero cada una habla también de nuestra identidad. Aunque los taiwaneses siempre nos hemos sentido “huérfanos”, soy de la opinión de que debemos evitar que nuestros hijos se conviertan en nuevos huérfanos, cuando fundamos una nueva familia como adultos.

Quiero que se sienta el peso de la historia de Japón y Taiwán

ENTREVISTADOR Kano es una historia que va más allá de las nacionalidades y une a japoneses y taiwaneses. El equipo que la ha rodado estaba compuesto de japoneses y taiwaneses; al igual que en la historia que han contado, ¿fue capaz el equipo de superar barreras lingüísticas y culturales durante el rodaje?

UMIN Kano es mi primera coproducción con el extranjero. La forma de producir una obra es muy diferente en Taiwán y en Japón.

Los japoneses atan mucho las cosas, mientras que los taiwaneses somos más flexibles. Sin embargo, teniendo en cuenta el resultado creo que pudimos unir bien ambas visiones. Con el actor principal, Nagase, tuvimos que emplear más tiempo para poder rodar una vez hubiéramos comprendido nuestras diferencias. Creo que el resultado fue una producción en la que se aunaron la pasión de los taiwaneses y la dignidad de los japoneses.

ENTREVISTADOR Kano narra los desafíos y la evolución de Kondō, el entrenador, y los jugadores. Para el director, Umin, era la primera vez que empuñaba el megáfono para dirigir un largometraje, y para Wei la primera vez que producía una obra del director; imagino que para los actores también hubo todo tipo de desafíos y áreas en las que evolucionar profesionalmente.

WEI El estado mental del productor y el del director son completamente diferentes. Aunque el productor no debe marcar las localizaciones, tras empezar la producción se expandió el presupuesto, y nos vimos enfrentados al problema de que el tiempo de rodaje no era suficiente. Aunque no quería inmiscuirme en el proceso creativo, tenía que hacerme cargo del presupuesto. La realidad se impuso al ideal que teníamos. Si empezaba a recitarle al director los temas en los que había que economizar se iba a deprimir, de modo que consideré mejor llegar a un equilibrio entre nosotros. Por ejemplo, cada vez que rodábamos una página de guión adelantábamos un poco el montaje, nos reuníamos y editábamos evitando repetir imágenes.

UMIN Como hasta ahora yo solo había realizado cortometrajes tenía que cambiar de mentalidad, de corredor de cien metros lisos a corredor de maratón. Dado que ya teníamos el guión de Kano completo, el principal desafío era conseguir que las escenas de béisbol fueran realistas. El equipo del instituto tenía que verse realmente fuerte. Para ello contratamos a gente que, aunque eran principiantes en lo que a actuación se refiere, tenían experiencia como jugadores de béisbol. Pese a que el reparto tenía una mezcla de nacionalidades, tanto los chinos como los taiwaneses se aprendieron de memoria los diálogos en japonés.

ENTREVISTADOR En la película aparece Wu Bo Sei(*2), jugador taiwanés que logró entrar en el Salón de la Fama japonés de béisbol profesional, convirtiéndose en un buen ejemplo para el éxito de los compatriotas que lo siguieron en este deporte en Japón.

UMIN Wu Bo es bastante más joven que los jugadores del equipo que participó en el Kōshien, pero fue uno de los jugadores que entrenó con Kondō. En la película aparece de niño. Espero poder conocer a su familia cuando estrenemos la película en Taiwán.

ENTREVISTADOR ¿Cuál es el principal atractivo de Umin como director, desde el punto de vista del productor?

WEI A diferencia de mí, el director Umin viene del mundo de la actuación, y conoce a fondo el trabajo de los actores. También se le da muy bien usar “el látigo y el caramelo” con actores principiantes de edades difíciles. Yo estaba convencido de que quería realizar esta película, pero sabía que no quería rodarla yo. Por eso pensé que Umin, que no solo tiene experiencia con el béisbol sino que además es aborigen, era perfecto para rodarla; es como si hubiera nacido para ello.

ENTREVISTADOR Kano se estrenó en Japón el 7 de marzo, en la inauguración del Festival Internacional de Cine Asiático de Osaka. ¿Qué mensaje le envió al público japonés?

WEI Aunque tanto Cabo número 7 como Guerreros del Arco Iris se estrenaron en Japón, tengo muchas expectativas sobre la acogida de Kano, en su calidad de película comercial. Me gustaría que el público pudiera verla como la representación de una época en la que japoneses y taiwaneses fueron capaces de unir sus sentimientos para lograr un sueño.

UMIN Me siento orgulloso de haber dirigido una película de béisbol como nunca antes se había hecho. Me gustaría que el público pudiera apreciar el peso de la historia creada conjuntamente entre japoneses y taiwaneses, y el hecho de que, cuando se habla de corazón a corazón, no existen las fronteras.

© ARS Film Production

Página web oficial:  https://www.facebook.com/Kano.japan
Imágenes: Liu Shih-I

(*1) ^ Instituto de Agricultura y Silvicultura Kagi – basado en el Instituto Público Taiwanés de Agricultura fundado bajo la ocupación japonesa, en 1919, que posteriormente pasó a convertirse en el Instituto Público de Agricultura y Silvicultura de Taiwán, y luego en el Instituto de Agricultura y Silvicultura de la Provincia de Tainan. Tras la Guerra se le cambió el nombre a Instituto de Agricultura y Silvicultura de la Provincia de Taiwán. En 2000 se fusionó con el Instituto Nacional de Instructores de Chiayi, y se convirtió en la actual Universidad Nacional Chiayi. El verano anterior a la Guerra su equipo de béisbol participó por primera vez en la Competición Japonesa de Béisbol entre institutos y logró el segundo puesto, con lo que alcanzó renombre en todo el país.

(*2) ^ Go Shōsei (1916-1987) – Su nombre oficial en Taiwán era Go Ha; al nacionalizarse en Japón adoptó el nombre Ishii Masayuki, y se registró como Go Shōsei. Nació en Tainan durante el periodo de ocupación japonesa. Bajo las órdenes del entrenador Kondō Hyōtarō del Instituto Kano, participó una vez en la Competición Japonesa de Béisbol de primavera, y tres veces en la de verano. Recibió el sobrenombre “la locomotora humana”, porque corría descalzo. Tras entrar en el béisbol profesional logró el título de mejor bateador dos años consecutivos, en 1942 y 1943. También jugó como pitcher, y tras la Guerra, por primera vez, logró registrar un partido “perfecto” (no hits, no runs, un pitcher que consigue que el equipo contrario no no batee ni alcance a la primera base). La Asociación Japonesa de Béisbol lo añadió a su Salón de la Fama en 1995.

  • [28.04.2014]

Cantautor. Nacido en 1963 en Sendai, Japón. Ha sido asistente del director de la Oficina de la Fundación Japón en Pekín, así como gerente cultural de la Oficina de Intercambio de la Fundación Japón en Taipei. Tras dejar el trabajo fundó en Taiwán, en 2013, una sociedad anónima de intercambio musical, y se ocupó de la voz principal en los proyectos Baba Band y Battery. También trabaja como autor de canciones y actor. Uno de sus temas más representativos es el tema principal de la película Hikari ni fureru (Tocar la luz), Umi no soba de (Cerca del mar), canción interpretada por Tanya Chua, vocalista ganadora de los premios Golden Melody, la versión taiwanesa de los Grammy. Fotografía del perfil: Jonny Wei

Artículos relacionados
Otras entrevistas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia