Así en la economía como en el fútbol: 2014, el año de Brasil
Entrevista a Umeda Kunio, embajador de Japón en Brasil
[09.04.2014] Leer en otro idioma : 日本語 | FRANÇAIS |

2014 es el año de Brasil. En junio comenzará la Copa Mundial de Fútbol, y en 2015 Japón y Brasil conmemorarán 120 años de relaciones diplomáticas. En este momento en el que se espera que ambos países estrechen lazos de cooperación, el nuevo embajador de Japón en Brasil, Umeda Kunio, habla con nippon.com. Entre las claves para los próximos años están el “coste de Brasil” y acortar las distancias entre Japón y el país americano.

Umeda Kunio

Umeda KunioDirector de la Oficina de Cooperación Internacional del Ministerio del Exterior. Nace en Hiroshima en 1954. En 1978 se licencia en Derecho en la Universidad de Kioto, y pasa a formar parte del Ministerio del Exterior el mismo año. Antes de asumir el cargo actual en septiembre de 2012 ha ostentado los cargos de gerente de la Oficina de Asuntos de Asia, de Recursos Humanos, ministro de la delegación de Japón en las Naciones Unidas, ministro japonés en China y gerente general de la Oficina de Asuntos del Sur de Asia. Recientemente ha sido designado por el primer ministro Abe Shinzō como embajador de Japón en Brasil el 28 de enero de 2014.

El gran papel que desempeñaron los futbolistas brasileños en la J-League

ENTREVISTADOR Dentro de las relaciones que Japón y Brasil han mantenido durante los últimos años, el papel de los futbolistas brasileños en la liga de fútbol japonesa ha sido realmente importante. Además, a partir de junio de 2014 se celebra la Copa Mundial de Fútbol en Brasil. ¿Qué le parece?

UMEDA En cuanto a las relaciones nipo-brasileñas no podemos obviar la importancia del fútbol. En las décadas de 1970 y 1980 llegaron a Japón muchos futbolistas brasileños, como Nelson Yoshimura, George Kobayashi o Sérgio Echigo. Otros jugadores como Zico, Jorginho, Leonardo o Dunga, que han pertenecido a la élite futbolística mundial, llegaron después a Japón para participar en la J-League. Desde entonces estos jugadores no solo han enseñado su técnica, sino también la actitud del profesional, lo que ha ayudado a inculcar un tipo de mentalidad en el fútbol japonés.

Sérgio Echigo ha enseñado a escolares de Japón a jugar al fútbol desde la década de 1990, antes del establecimiento de la J-League.

Desde hace 30 años Sérgio Echigo imparte clases de fútbol para los niveles benjamín y alevín que han desempeñado un papel fundamental en la consolidación del fútbol en Japón. A estas clases han acudido un total de 600.000 alumnos, que han aprendido a jugar al fútbol divirtiéndose. Además hay futbolistas como Marcos Tulio Tanaka, Ruy Ramos o Wagner Lopes, que han obtenido la nacionalidad japonesa y han formado parte de la selección de fútbol de nuestro país. A ellos también les estamos muy agradecidos por apoyar el fútbol japonés. También tenemos que agradecer a Brasil la fama que ha adquirido en la actualidad el fútbol sala en Japón.

La mejor forma de agradecerles su papel en el fútbol japonés es obtener una buena clasificación en la Copa Mundial de junio. Por otra parte, me gustaría tener la oportunidad de transmitirle sin falta nuestra gratitud a los brasileños.

Brasil sigue de cerca a Reino Unido en PIB

ENTREVISTADOR En relación a la economía, el deterioro de la seguridad ha dado paso a una época en la que la inversión en Brasil ha ido declinando. En la situación actual, ¿cómo cree que continuará la inversión japonesa en Brasil, y en concreto en cuanto al flujo de recursos humanos y bienes?

UMEDA Entre las décadas de 1950 y 1970 se materializaron muchos proyectos nacionales que fueron simbólicos de la relación económica bilateral, como la planta siderúrgica de Usiminas, la refinería de aluminio de Albras, o el desarrollo agrícola de Cerrado. Hoy Brasil es el segundo país que más productos agrícolas exporta, después de EE. UU., y esto es posible por la colaboración que históricamente ha ofrecido Japón en Cerrado para convertir ese vasto terreno en un lugar adecuado para el cultivo.

Lamentablemente, en la década de 1980 muchas empresas japonesas se retiraron debido a la crisis de la deuda externa de Brasil. Poco después, cuando Brasil se estaba recuperando en la década de 1990, estalló la burbuja financiera en Japón. Por este motivo las décadas de 1980 y 1990 se conocen como “los 20 años perdidos” en las relaciones económicas entre Japón y Brasil.

Por otra parte, desde que comenzase el nuevo siglo Brasil ha recibido mucha atención al convertirse en uno de los países que conforman el BRIC, lo que ha animado a muchas empresas japonesas a planificar proyectos específicos de inversión en el país y a reforzar sus plantillas. Brasil tiene un gran potencial en el panorama actual. Es el quinto país por extensión territorial y por población, y su PIB se situa en el séptimopuesto muy cerca del Reino Unido. En cuanto al consumo, la clase media ha aumentado en unos 40 millones de personas en los últimos diez años. Ahora Brasil es el cuarto país donde más automóviles se compran, con alrededor de cuatro millones al año, y en adquisición de electrodomésticos también se encuentra ya en el cuarto o quinto lugar.

En cuanto a los recursos naturales, la industria petrolífera de Brasil era débil, pero desde que comenzaron a extraer crudo de un yacimiento en aguas de Rio de Janeiro se ha convertido en un país exportador. Y no solo destacan sus recursos naturales habituales, ahora es un país extraordinario para el mercado de consumo, y esto es algo que saben bien las empresas japonesas, que tienen puesta la vista en Brasil entre sus prioridades.

La presencia de las empresas japonesas en Brasil es aún débil

ENTREVISTADOR ¿Cuántas empresas japonesas están actualmente desarrollando su actividad en Brasil?

UMEDA Alrededor de 580 empresas (datos de la Estadística de los japoneses residentes en el extranjero de 2013), una cifra aún reducida. Tailandia tiene alrededor de 1.500 empresas en el país y la India casi 1.000. Aún hay mucho margen para la participación de empresas japonesas en Brasil.

UMEDA El PIB per cápita de Brasil supera los 12.000 dólares. En cuanto a su campo tecnológico, necesita reactivar sus astilleros y especialmente la extracción de petróleo en alta mar. Es imprescindible que colaboren con las empresas japonesas, así como en la construcción de infraestructuras ferroviarias y portuarias.

ENTREVISTADOR ¿En qué estado se encuentra la cooperación en materia de tecnologías de la comunicación y la información, y en la creación de infraestructuras de comunicación?

UMEDA Es maravilloso que la televisión digital de Brasil haya adoptado el sistema japonés, ¿no? Creo que es positivo que continúen utilizando infraestructuras en común para la prevención de desastres o en la construcción de ciudades más sostenibles.

Soy muy afortunado por haber sido destinado a Brasil justo en este momento. Aunque lo ideal es lo ideal, y en realidad hablando con representantes de distintas empresas presiento que también habrá muchos problemas. Sin duda uno de ellos es la inseguridad. Me gustaría que la seguridad fuese reforzada de cara al mundial de fútbol. Aparte de esto, las infraestructuras tienen que ser mejoradas y el sistema tributario es excesivamente complejo. El sistema tributario de Brasil es tan complejo que incluso existe la expresión “el coste de Brasil”. Pienso que son necesarias distintas reformas estructurales para que Brasil pueda dar rienda suelta a todo su potencial.

El “coste de Brasil” y la distancia, asuntos por resolver

ENTREVISTADOR Se dice que el real brasileño también es una divisa débil, y que la distancia entre estos dos países es un obstáculo añadido.

UMEDA  Aún no hay un vuelo directo entre Japón y Brasil. Ahora se tarda en llegar al país 30 horas. Estoy solicitando a JAL y ANA que empiecen a ofrecer vuelos directos a Brasil.

Ciertamente el “coste de Brasil” y la distancia son frentes comunes cuando hablamos de Brasil. Como embajador mis funciones podrían estar limitadas en estos asuntos, pero me gustaría contribuir a que la gente que fuese de Japón a Brasil para trabajar pudiese hacerlo con seguridad. Me gustaría fomentar públicamente no solo la reducción de la distancia geográfica, sino también de la distancia psicológica aunque sea solo un poco.

Es precisamente ahora el momento en el que Brasil tiene la oportunidad de dar el salto, con ocasión del Campeonato Mundial de Fútbol y de los Juegos Olímpicos. Tuve la oportunidad de experimentar el ambiente de los Juegos Olímpicos de Beijing, y solo en esa celebración pude sentir la energía de un país que ha llevado a cabo tal evento satisfactoriamente. Sin duda el crecimiento económico y el espíritu de unidad llegarán tras el éxito de estas dos celebraciones en Brasil. No cabe ninguna duda de que Brasil dará un salto importante si gestiona exitosamente estas dos grandes citas. En cuanto a la Copa Mundial de Fútbol, me gustaría alcanzar un acuerdo de unidad para cooperar en pos del éxito de esta competición. Japón colaborará en la medida de lo posible.

ENTREVISTADOR En 2015 se celebran 120 años del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre Japón y Brasil. A pesar de que hoy hay alrededor de 1.600.000 nikkeis en Brasil, muchos de ellos son de quinta o sexta generación y se dice que están empezando a perder sus lazos con ambas culturas.

UMEDA Uno de los trabajos más importantes que voy a realizar en Brasil tiene que ver con la sociedad nikkei. Brasil es un país profundamente pro-japonés. En el trasfondo de esto está el hecho de que los nikkei brasileños han sido honestos y diligentes en todas las circunstancias, y que se han ganado la confianza de la nación brasileña. En el fondo, es una gran herencia que dejan tanto a Brasil como a Japón.

Al mismo tiempo, para los ciudadanos nikkeis Japón debe ser un país del que puedan sentirse orgullosos. Desde este punto de vista, me gustaría que los ciudadanos nikkeis pudieran estar más orgullosos de Japón y animados gracias a la política económica del primer ministro Abe Shinzō, conocida como “Abenomics”, cuyo objetivo es el resurgimiento de Japón.

Tuve la oportunidad de hablar con el primer ministro Abe y con el secretario general del gabinete Suga, y ambos me pidieron que dentro de la estrategia de resurgimiento reforzara la cooperación con las empresas y la exportación de infraestructuras. Uno de los puntos débiles de la economía brasileña es la falta de infraestructuras como puertos o carreteras. Hay muchos aspectos en los que Japón pueda ser de ayuda, y esto es algo de interés tanto para la economía brasileña como para las empresas japonesas. Nos gustaría tomar la iniciativa y establecer un marco de colaboración en el que ambos países salgan beneficiados.  

Más de 57 ciudades hermanadas en los 120 años de relaciones diplomáticas entre Brasil y Japón

ENTREVISTADOR La vitalización de la sociedad nikkei que vive en São Paulo es también un reto importante, ¿verdad?

UMEDA Brasil y Japón tienen 57 ciudades hermanadas. La ciudad de São Paulo es la más grande de Brasil, y la provincia de São Paulo es casi dos tercios del tamaño de Japón. Desde hace dos años estamos apoyando a las pequeñas y medianas empresas de nuestro país para que se desarrollen en el extranjero. De hecho, pienso que sería muy positivo que surgieran nuevas oportunidades de negocio de la unión de las empresas japonesas con Brasil, aprovechando que las pequeñas y medianas empresas disponen de excelentes conocimientos técnicos.  

Por otra parte, hay muchos nikkeis de quinta y sexta generación que no hablan japonés, por lo que creo necesario continuar colaborando para que se preserve la herencia de la cultura japonesa, incluyendo la enseñanza de la lengua. Para ello es necesario reforzar la implicación de los ciudadanos nikkeis jóvenes en los asuntos relacionados con Japón.

ENTREVISTADOR En cuanto a la actividad japonesa en el exterior, podríamos decir que el acercamiento a América Latina por parte de Japón ha sido hasta ahora insuficiente, ¿no cree?

UMEDA  No hay duda de que todo el mundo está dirigiendo su atención a Brasil con ocasión de los Juegos Olímpicos y de la Copa Mundial de Fútbol. Servirá de ayuda que los japoneses muestren simpatía por Brasil, y se espera también que los medios contribuyan también a esto. 

Tras mi llegada a Brasil Japón jugará distintos partidos de la Copa Mundial, por lo que visitaré todas las ciudades donde está previsto que juegue la selección japonesa y conoceré a gobernadores y alcaldes, y a los representantes de las asociaciones de nikkeis, lo que sin duda servirá para reforzar las relaciones entre ambos países.

Es necesario expandir la enseñanza del japonés

ENTREVISTADOR En Japón hay muchos brasileños residiendo en las prefecturas de Aichi y Shizuoka, y hasta existe una especie de barrio brasileño. Sin embargo, parece que es difícil para ellos establecerse en el país.

UMEDA Recientemente he visitado la ciudad de Ōta, en la prefectura de Gunma. El ex primer ministro Fukuda Yasuo, que tiene su distrito electoral allí, me animó a estudiar sobre la relación de Brasil con Japón. Lo que pude comprender al hablar con la gente del lugar, en relación con el problema de la enseñanza del japonés, es que tanto el Gobierno como las administraciones locales en el pasado no apoyaron suficientemente a los hijos de los ciudadanos nikkei, aunque eso ahora está cambiando considerablemente. Hoy residen en Japón alrededor de 190.000 nikkeis. En el periodo de mayor afluencia llegaron a residir alrededor de 300.000, pero a partir de la quiebra de Lehman Brothers más de 100.000 regresaron a su país. No obstante, los nikkeis que viven en Japón, y en especial los hijos de estos, pueden ser bilingües y por ello pueden llegar a tener un profundo conocimiento de ambos países. Es probable que estas personas se conviertan en importantes activos de cara al futuro, y por ello debemos tenerles en consideración.

ENTREVISTADOR Parece que los lazos culturales con América Latina también son débiles.

UMEDA La cultura es notablemente diferente a la japonesa. La cultura de América Latina es en parte como la europea, y por tanto es bien distinta a la cultura asiática. Ahora bien, para nosotros la sociedad nikkei supone un gran patrimonio, y los países de América Latina son en general pro-japoneses. Por ello es necesario que en Brasil presentemos la cara positiva de Japón, especialmente lo que se refiere a la gastronomía nipona y al anime, que tienen un gran número de seguidores. Por otra parte, en Brasil hay más de 200.000 personas aficionadas al cosplay, e incluso ganadores del Campeonato Mundial de Cosplay. Igualmente, el primer país del extranjero en el que Inamori Kazuo estableció una de sus escuelas japonesas (seiwajuku) fue Brasil. Me gustaría continuar estas relaciones por la misma senda.

Me gustaría continuar durante un año con eventos donde se presente Japón de manera general durante las celebraciones de los 120 años de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Perspectivas para el apoyo a la mujer trabajadora

ENTREVISTADOR Brasil tiene a su presidenta Dilma Rousseff, que fue incluida en el segundo puesto en la lista de las mujeres más poderosas del mundo elaborada por la revista Forbes. Parece que en América Latina las mujeres están cobrando protagonismo en el poder.

UMEDA  Tengo previsto informarme sobre qué mujeres están ejerciendo cargos de responsabilidad en Brasil. Estoy convencido de que si destacamos la labor a aquellas mujeres japonesas que trabajan allí, lograremos transmitir un mensaje de ánimo a todos los japoneses.

ENTREVISTADOR Por último, me gustaría preguntarle si el primer ministro Abe Shinzō visitará Brasil.

UMEDA Creo que lo hará muy probablemente. A partir de ahora quiero trabajar para que ambos países estrechen más sus lazos y puedan construir juntos una relación de confianza mutua.

(Traducido al español del original en japonés elaborado a partir de una entrevista realizada el 25 de marzo por Harano Jōji, director de Nippon Communications Foundation. Fotografías de Kodera Kei)

 

Datos de Brasil

Presidente Dilma Rousseff
Capital Brasilia
Ciudad más poblada São Paulo
Lengua oficial Portugués (Portugués de Brasil)
Extensión 8.514.877 km2 . El 93% es terreno intertropical
Población 198 millones de habitantes. El 5.º país en el mundo por número de habitantes
PIB 2.396.000 millones de dólares aproximadamente
Divisa Real (1 Real = 44 yenes)    *a 6 de marzo de 2014

*Elaborado por la redacción nippon.com a partir de datos facilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Principal actividad productiva en Brasil

Uno de los principales productores mundiales de los siguientes productos, por volúmen:
1.º:
Azúcar, café, zumo de naranja.
2.º: Etanol, soja, carne de vacuno, carne de ave, tabaco.
5.º: Maíz, carne de cerdo.

Minerales y recursos energéticos:
Mineral de hierro (3.º en el mundo por volúmen de producción)
Bauxita (4.º en el mundo por volúmen de producción), Manganeso (5.º en el mundo)
Metales raros: Niobio (1.º en el mundo por reservas y por volúmen de producción), Tantalio (1.º en el mundo por reservas, 2.º por volúmen de producción)
Uranio (6.º en el mundo por reservas conocidas)
Etanol (1.º en el mundo por volúmen de exportación, 2.º por volúmen de producción)
Se han descubierto además grandes yacimientos de petróleo en las profundidades marinas

Automóviles:
Volúmen de producción en 2012: 3.340.000 vehículos
Volúmen de ventas en 2012: 3.800.000 vehículos

*Elaborado por la redacción nippon.com a partir de datos facilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Relaciones económicas entre Japón y Brasil
Década de 1950 Primer “boom” Toyota (primera fábrica en el extranjero), astillero naval (Ishibras), siderúrgia (Usiminas), industria textil, bancos, etc.
Décadas de 1960 y 1970 Segundo “boom” Explotaciones agrícolas de Cerrado, explotación minera de Carajás, construcción siderúrgica de Tubarão,  fábricas de Aluminio, Cenibra (celulosa nipo-brasileña), etc.
Hasta la década de 1970 más de 500 empresas japonesas desarrollaban su actividad en Brasil.
Década de 1980 Época de la crisis de deuda externa de América Latina Los “20 años perdidos” de las relaciones nipo-brasileñas
Década de 1990 Tercer “boom”, a partir de la segunda mitad de la década (en plena recesión por el estallido de la burbuja en Japón)
Década del 2000 El “boom” del BRICS Las empresas japonesas regresan a Brasil. Alza de precios de alimentación y materias primas.

*Elaborado por la redacción nippon.com a partir de datos facilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Número de empresas japonesas con presencia en Brasil

Relaciones con Japón

Relaciones entre Japón y Brasil

Brasileños residentes en Japón: 185.644 personas(*1)
Japoneses residentes en Brasil: 55.927 personas(*2)
En 2015 se celebran 120 años de relaciones diplomáticas entre Japón y Brasil.

Sociedad “nikkei”

En 1908 el navío Kasato-maru, que transporta a inmigrantes japoneses, llega al puerto de Santos (São Paulo).
Alrededor de 250.000 japoneses llegan a Brasil durante los años previos y posteriores a la Segunda Guerra Mundial.
En la actualidad, Brasil tiene la sociedad nikkei más grande del mundo con alrededor de 1,5 millones de descendentes japoneses.

(*1) http://www.e-stat.go.jp/SG1/estat/List.do?lid=000001116310

(*2) http://www.mofa.go.jp/mofaj/files/000017472.pdf

*Elaborado por la redacción nippon.com a partir de datos facilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Mujer y empleo

Tasa de empleo masculina y femenina en Brasil.
Hombres 56,3% Mujeres 43,7%

Comparación de la tasa de empleo entre la población activa masculina y femenina (personas mayores de 15 años en adelante en el año 2012)(*1): 

Brasil       Hombres  80,9% Mujeres 59,5%
Japón      Hombres 70,4%  Mujeres  48,1%

Proporción de mujeres en cargos directivos:
Brasil 36,0% Japón 11,9%

 

(*1) http://data.worldbank.org/

  • [09.04.2014]
Artículos relacionados
Otras entrevistas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia