Panorama La cultura contemporánea se globaliza, segunda parte
Un dibujante de manga de la generación de Internet
Tsutsui Tetsuya en la Japan Expo 2012, París

Laurent Lefebvre [Perfil]

[19.11.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

En la Japan Expo celebrada en Francia este 2012, un joven dibujante de manga japonés ha destacado notablemente gracias al gran apoyo que le ha brindado una editorial local. Su nombre es Tsutsui Tetsuya. En su última obra refleja con precisión la ansiedad predominante en esta era de las redes sociales. Un periodista local retrata de cerca a este genio de la nueva generación de dibujantes de manga.

Su fuerte conexión con Francia

Tsutsui Tetsuya (Fotografía: Laurent Koffel)

La decimotercera edición de la Japan Expo se celebró en julio de 2012 en el parque de exposiciones París Nord Villepinte. En esta ocasión también fueron invitadas grandes estrellas del manga, como los dibujantes Hagio Moto y Urasawa Naoki. De entre todos ellos, destacó por su juventud Tsutsui Tetsuya. Ésta es la tercera vez que Tsutsui visita Francia; la primera vez lo hizo con ocasión de la Feria Internacional del Libro de París en 2007 y al año siguiente repitió con la Japan Expo. Esta vez llegó a Francia antes de la Japan Expo y llevó a cabo sesiones de firmas en ocho ciudades empezando por el norte, desde Bruselas (Bélgica), hasta Marsella en el sur. Esto fue algo sin precedentes, pues ningún dibujante de manga japonés lo había hecho antes.

En 2004, se publicó por primera vez en Francia un manga de Tsutsui. La versión francesa de Duds Hunt, un manga que había lanzado desde su página web personal (http://www.pn221.com), se convirtió en la primera publicación en papel de este manga. En aquella época, Tsutsui, aunque había hecho su debut en la edición especial de la revista mensual Gekkan Shōnen Jump, número del 22 de agosto de 2002, era casi un desconocido en Japón. Tsutsui había ido publicando de forma independiente sus trabajos en su web: “quería que la gente los leyera y también deseaba conocer la reacción de los lectores. No buscaba ni firmar un contrato ni ganar dinero con ello”. Con el tiempo, esta decisión se enlazaría con el éxito de poder publicar para grandes editoriales japonesas como Square Enix y Shūeisha.

Sin embargo, después de finalizar en mayo de 2006 la serie Manhole (publicada en la revista Young Gangan), y tras divulgar de nuevo desde su web el manga Collector en mayo de 2007, Tsutsui entró en un largo silencio. Fue precisamente en aquella época cuando visitó Francia por primera vez (aquél resultó ser también su primer viaje al extranjero). “En Francia, me sorprendí mucho al escuchar las preguntas tan frescas que me hicieron los lectores y los periodistas. Me fue muy provechoso haber podido debatir en profundidad distintos temas con ellos. Recuperé de nuevo el deseo de dibujar manga. Todo fue gracias al entusiasmo de mis lectores y en especial de los fans franceses”.


Los antihéroes de los mangas de Tsutsui Tetsuya exhibidos en la Japan Expo. (De izquierda a derecha) Nakanishi de Duds Hunt, Tamura de Manhole y el Hombre del Periódico de Prophecy. (Foto: Laurent Koffel)

¿Es normal una sociedad como ésta?

Tsutsui ha regresado con su nueva serie Yokokuhan que se está publicando actualmente en la revista mensual Jump Kai/Jump X, Shūeisha. La versión francesa, Prophecy, fue publicada con una rapidez inusual, tan sólo dos meses y medio después del lanzamiento del primer tomo en Japón (10 de abril de 2012). Se hizo que el día de su salida a la venta en Francia, el 28 de junio, coincidiera justamente con los días previos a la inauguración de la Japan Expo 2012. Ki-oon, la editorial de Francia que viene apoyando a Tsutsui desde hace ocho años, preparó una gran promoción en el recinto de la Expo.

El stand de Ki-oon, situado muy cerca de la entrada, contaba con un espacio de 30 metros cuadrados y tenía por fondo un gigantesco panel de Prophecy. Cuatro figuras de tamaño natural de los personajes, que estaban dispuestas por el stand, impresionaron a los visitantes. Tsume-art, una empresa fabricante de figuras de Luxemburgo, fue la encargada de la realización de estas obras tan impactantes; para ello tuvo que contratar a cuatro artesanos que completaron el trabajo en cuatro meses.

El enmascarado del periódico que sostiene un bate en el centro de la exposición es Shinbun Otoko (el Hombre del Periódico). Es el antihéroe de esta historia que castiga personalmente las maldades de este mundo. Publica en Internet videos anunciando con antelación sus brutales linchamientos contra aquellos que pisotean la dignidad de las personas. Es un tema común en todas las obras de este autor retratar a individuos que viven al margen de la sociedad y que utilizan las nuevas tecnologías para vengarse de las injusticias de la sociedad.

Para Tsutsui, lo más importante en su proceso creativo es qué tipo de mensaje quiere comunicar. Por lo general, la tendencia en Japón es que los editores de las revistas de manga “orienten” a los jóvenes artistas; Tsutsui, sin embargo, se atreve tenazmente a querer transmitir sus ideas. “La sociedad japonesa es cruel con aquellos que hacen una vida diferente a la de los demás. La gente te mira con frialdad si no consigues un trabajo. Incluso si uno se queda en paro, es posible acabar siendo expulsado de la sociedad. A través de Prophecy quiero hacer un llamamiento a los lectores para que piensen a fondo si esta sociedad es normal o no”.


Viñeta de Prophecy, la versión francesa de Yokokuhan. © Tetsuya Tsutsui / Ki-oon

Dibujando con realismo los crímenes en la red

En Francia ha sido muy valorada la capacidad de Tsutsui para hacer crítica social. Al igual que en el desarrollo del hip hop francés, su cultura pop se basa en gran parte en ejercer una función subversiva. Probablemente, este contexto ha propiciado que los mangas de Mase Motorō (Ikigami)(*1) y Arai Hideki (Kiichi!!)(*2) hayan gozado de tanta popularidad entre los lectores franceses.

A todo esto hay que sumar que el autor de Prophecy aborda un tema de candente actualidad: los abusos y crímenes inducidos por el anonimato en Internet y el uso generalizado de las redes sociales. El autor crea sus guiones basándose en casos reales que recoge diligentemente por Internet.

Es natural que los jóvenes fans del manga, que también son a su vez la generación de Internet, se sientan cercanos a esta historia. Según una encuesta de Médiamétrie (agencia francesa para el análisis de audiencias), el 77% de los internautas franceses están registrados en algún servicio de red social (SNS, por sus siglas en inglés). Al igual que en Japón y Estados Unidos, en Francia está aumentando el spoofing (uso de técnicas de suplantación de identidad en Internet con usos maliciosos), los acosos morales y las calumnias. Los comentarios de los fans que visitaron el stand de Ki-oon en la Japan Expo y que se sintieron identificados con la historia son elocuentes: “se parece mucho a cosas que le han pasado a gente cercana o de las que hemos sido testigos en Internet”.

Para los lectores franceses, el escenario de la historia ya no es el lejano Japón. Sin duda alguna, debemos reconocer la importancia de un autor como Tsutsui Tetsuya, capaz de extrapolar en sus mangas las consecuencias sociales modernas de lo que ocurre ahora mismo en ese gran espacio virtual denominado Internet.

Tsutsui Tetsuya y el personal de Ki-oon vestidos como el Hombre del Periódico © Ki-oon

(Escrito en julio de 2012; traducción al español de la traducción abreviada japonesa del original en francés)

Fotografía: Laurent Koffel

(*1) ^ Mase Motor ō, dibujante de manga japonés nacido en 1969 en la prefectura de Aichi. Su manga más famoso es Ikigami y fue publicado en el semanario Weekly Young Sunday desde 2005 hasta febrero de 2012. A continuación fue serializado en Big Comic Spirits (ambas revistas de la editorial Shōgakukan) y en 2008 se llevó acabo su adaptación cinematográfica.

(*2) ^ Arai Hideki , dibujante de manga nacido en 1963 en la prefectura de Kanagawa. Sus mangas más representativos son Kiichi!! (Big Comic Superior, Shōgakukan, 2001-2006), así como Miyamoto kara kimi e (Morning, Kōdansha, 1990-1994) y The World Is Mine (Weekly Young Sunday, Shōgakukan, 1997-2001) entre otros.

  • [19.11.2012]

Periodista independiente. Nacido en 1978. Graduado por la Escuela de Posgrado de Ciencias de la Información y Comunicación (Universidad de Paris-Sorbonne). Después de una primera carrera en los medios de comunicación a nivel local, empieza el año 2004 a escribir para la prensa especializada en la cultura pop japonesa. Desde 2006, es el encargado jefe de manga de la revista trimestral especializada en anime, manga y videojuegos Coyote Mag. Sus artículos se centran específicamente en la relación entre la ficción y la realidad social que los da a luz.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Manga y “bushidō”, una combinación explosivaLa Japan Expo es un festival sobre cultura japonesa que se ha convertido en un acontecimiento habitual en Francia cada verano. En este evento en el que predomina la cultura pop y cuyo slogan es kawaii (adorable), un crítico francés de manga se aproxima a un invitado muy singular que desprende un aura de hombría por los cuatro costados: el dibujante japonés de manga Saruwatari Tetsuya.
  • El “dong man” japonés arrasa en PekínLa subcultura japonesa también tiene éxito en China. En chino hay una expresión única, dong man, para referirse al anime y manga. Hemos seguido las claves de este boom, que pasa por eventos como el Nihon Dong man, celebrado en una famosa universidad de Pekín.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia