Panorama Moda japonesa 2012
La moda japonesa a tres bandas
¿Qué futuro le espera al mundo de la moda en la época de Internet?
[09.03.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | FRANÇAIS |

¿Cuál es la situación actual de la moda japonesa? ¿Y su futuro? Aunque es difícil hablar de ello sin explayarse, nos gustaría poder abordar el tema de forma sintetizada al menos. Por ello, hemos reunido a tres personas que, de manera indirecta o directa, tienen una relación profunda con las últimas tendencias y un conocimiento global de la cultura. Han intercambiado opiniones y puntos de vista diferentes.


Nakashima Toshiko
Redactora jefa de la renovada revista GINZA desde abril de 2011. Antes había trabajado en la redacción de la revista de cultura y estilo BRUTUS, y había ocupado el cargo de vicedirectora en la de relax. Demuestra su talento en la creación de revistas de moda que incorporan información sobre arte y subcultura.
http://magazineworld.jp/ginza/

Nakashima Toshiko: Hasta que entré en GINZA en abril de 2011 no había tenido contacto directo con la moda de las mujeres japonesas, ya que la mayoría de los proyectos en los que había trabajado eran de revistas con un fuerte contenido cultural. Aunque es innegable que los magacines nipones dedicados a la moda sólo abordan lo que ocurre en dicha industria, en GINZA queremos llegar a todas las mujeres ávidas de seguir las últimas tendencias, siendo la moda una de ellas, e interesadas en la música, el arte, el cine y el diseño.

Yuyama Reiko: Sí, es cierto. Antes la moda era un aspecto al que tenían que prestarle atención de manera obligatoria los que seguían las últimas tendencias en arte. Durante los años ochenta, en la época del new wave, la moda y la música, y toda la cultura en general, tenían una estrecha relación; sin embargo, eso cambió en los noventa, que fue cuando la moda se empezó a distanciar. Actualmente, la existencia de un pensamiento que sustente el gusto por el vestir se ha vuelto algo extraño, y la concepción de la moda se reduce a una mera forma de arreglo personal, a pasar por una persona normal y corriente… O al cosplay (disfraces de personajes de dibujos animados, cómics, videojuegos, etc.). En los seis años que llevo dando clases en la universidad, me he dado cuenta de que los jóvenes de ahora no quieren expresar su propia identidad personal ni sus diferencias; existe una tendencia a seguir a la mayoría y ellos mismos se autoprohíben tener un espíritu competitivo. No tienen ni la más mínima intención de ponerse más guapos que el de al lado.

Aono Kenichi: Es cierto. Quieren pertenecer a la mayoría silenciosa.

Una moda que busca la seguridad


Grandes almacenes Lumine, Yūrakuchō
Inaugurados el 28 de octubre de 2011 en el edificio Yūrakuchō Mullion, sus 107 establecimientos de moda, cosmética, menaje y hogar, alimentación, etc., están dirigidos a consumidores entre los veinte y los cuarenta. Se han convertido en el nuevo lugar de moda hasta el punto de haber recaudado 450 millones de yenes durante los tres primeros días de apertura, y de haber congregado a unos doscientos mil clientes.

Nakashima: Tienen miedo al acoso, así que creen que es mejor no destacar. La forma de vida que llevan está encaminada a no sufrirlo.

Aono: Analizando la situación desde el punto de vista de los que vendemos, hemos de ser prudentes ante un público tan tranquilo. Estamos en una época en la que es difícil expresar la identidad propia de uno mismo. En el caso de las boutiques, aunque ofrezcamos diversas marcas, guardan cierto parecido, así que al final el estilo es el mismo. Éste es precisamente uno de los problemas a los que nos tenemos que enfrentar ahora los comercios de este tipo.

Nakashima: A este respecto, los grandes almacenes Lumine de Yūrakuchō, abiertos desde finales de octubre en Yūrakuchō, una zona céntrica de Tokio, se presentan perfectos. Tienen una amplia variedad de productos a los precios que más suelen vender, lo cual quiere decir que tanto los propios almacenes como los distintos establecimientos dentro de los mismos han llevado a cabo una investigación exhaustiva para saber cómo es esa mayoría nipona. Se trata, pues, de un comercio que satisface los deseos de los consumidores. La cantidad de clientes que ha conseguido atraer debería ser razón suficiente para convencernos. No obstante, al ser un edificio de semejantes dimensiones dedicado a la moda, poco a poco se irán eliminando las partes que no sean principales. Eso hace que me parezca un tanto aburrido.


Aono Kenichi
Nacido en Tokio en 1968, es director creativo para BEAMS, que cuenta con 100 boutiques en Japón y el extranjero. Es también director de BEAMS RECORDS, pinchadiscos y columnista. En 2010 publicó sus obras en Meikyū yuki (Hacia el laberinto; Tennen Bunko/BCCKS), .
http://www.beams.co.jp/

Aono: Si pensamos en el negocio como punto en común, es inevitable concentrarse en lo que más se vende. Actualmente, para la mayoría de la gente la industria de la moda es precisamente la moda. Lo único que pueden hacer los creadores y vendedores que se han alejado de esa corriente es buscar otro camino. También existen pequeñas marcas que no escatiman en esfuerzos para crear productos originales e interesantes con el objetivo de vincular la esencia del arte y la música a la moda. Por otra parte, las marcas que participan en la Semana de la Moda de Tokio, aunque se parecen, no son ni comerciales ni artísticas. Es por esto por lo que conviven de manera separada diferentes grupos de creadores.

Nakashima: La industria de la moda no está relacionada. Lo que se muestra en la Semana de la Moda de Tokio, enmarcada dentro del sistema de difusión de la Semana de la Moda de París, no concuerda con la realidad. Tengo la impresión de que se aleja del Tokio actual.

Aono: Ya no existe jerarquía en la moda. Antes había un grupo de personas que iban a la última, tras estos los que seguían las tendencias y, por último, las masas. Por eso, ahora es imposible llevar una tienda basándose en esta idea.

Nakashima: Las redes sociales se han convertido en la principal forma de comunicación, así que en la moda ya no existe un vehículo de transmisión de las personas influyentes como antes. Hace unos días, hicimos una encuesta para GINZA cuyo objetivo era averiguar en las propias tiendas qué productos se vendían más. Con ella nos dimos cuenta de que había un montón de artículos que se vendían sin razón aparente. Por ejemplo, unas botas de una marca desconocida a cien mil yenes el par que se agotaron en un día, y no porque las hubieran anunciado en una revista. Cosas como ésta no tienen nada que ver con las personas influyentes.


Yuyama Reiko
Escritora y profesora asociada de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nihon, aunque también ha trabajado como redactora. Entre sus obras, destacan Onna hitori zushi (Sushi para una sola mujer; Gentōsha Bunko), Josōsuru onna (Mujeres disfrazadas de mujeres; Shinchō Shinsho) y Yosojigoe! senjutsu hen (¡Rebasemos los cuarenta! Manual de tácticas; Wani Books), ésta última de reciente publicación. Además, es experta en ocio y cultura nocturnos, ha producido diversos eventos y se expresa enérgicamente en una gran variedad de campos: cine, música, gastronomía, moda, etc.
http://yuyamareiko.typepad.jp/

Yuyama: Me gustaría saber por qué se venden determinados productos. En muchas ocasiones, la gente elige una prenda porque se la ha visto puesta a un famoso, pero no todo el mundo tiene el aspecto de los famosos, así que antes se escogía el vestuario en función de lo que le quedara mejor a uno. Yo, por ejemplo, pensaba en que tenía el tronco un poco largo… Así es como uno comienza a conocerse y a comprender lo que le sienta bien. Sin embargo, últimamente tengo la impresión de que la gente se pone ropa que le han prestado. La moda como forma de autoexpresión ha dejado de existir, y esto se debe a que en el mundo actual ya no es importante que los jóvenes muestren su propia personalidad.

Aono: Quieren sentirse identificados. Parecen todos iguales cuando están juntos.

Yuyama: Se decantan por vivir en seguridad y armonía con su entorno más que por mostrar su propia personalidad y destacar entre los demás. A simple vista, parece que son originales, pero como siguen el mismo código de vestimenta del círculo al que pertenecen, al final son todos iguales.

Aono: Aunque hay personas que, conscientes de la situación, deciden alejarse de esa tendencia, o desde el principio no se involucran en la misma, probablemente la mayoría de la gente elije la ropa que se pone sin saber muy bien por qué.

Nakashima: No es que les guste vestir de manera elegante, sino que quieren “parecer algo elegantes”.

Aono: Lo que no quieren es que la gente piense que van hechos un asco. No se preocupan por ponerse guapos, sino por no ponerse feos. Por ejemplo, en el foro 2channel(*1), se postean mensajes como éstos: “Mañana tengo un gōkon (fiesta a la que asisten hombres y mujeres con vistas a encontrar pareja) y no sé qué ponerme.” “En esa tienda por diez mil yenes puedes hacerte con un montón de cosas.” No hablan de cómo mejorar su aspecto; lo que hacen es pedir ayuda cuando todavía no han puesto un pie fuera de casa. Es posible que la motivación a la hora de comprar ropa ya no sea el orden de la moda.

Yuyama: Aspiran a poco. (risas)

Nakashima: La moda es, por norma general, algo muy personal que permite mostrar ciertos aspectos íntimos; sin embargo, ahora se ha convertido en una parte de la inteligencia colectiva. En el foro 2channel no son otaku, sino jóvenes a los que les gusta la moda, los que firman conversaciones de este tipo: “He comprado tal prenda en tal tienda y me gustaría saber cómo la combináis y usáis vosotros”, a lo que alguien responde: “Pues yo la combino de tal o cual manera con esto o lo otro”. Finalmente, la persona que escribió el primer post termina: “Vuestros consejos me han servido de mucho, muchas gracias”. Además, hay muchos chicos entre los foreros.

Yuyama: Me desagrada lo obsesionada que está la gente en la actualidad con lo correcto.

Nakashima: Al haberse convertido la moda en parte de la inteligencia colectiva, la gente evita “lo equivocado” o “lo vergonzoso” y se decanta por lo que no trae complicaciones.

Aono: Los jóvenes de ahora comienzan a vestirse según esta inteligencia colectiva.

Yuyama: Pero esto no se limita sólo a Japón; es el camino que siguen todas las sociedades capitalistas avanzadas, ¿no? La seguridad es importante. Se fortalecen el control y la prevención de riesgos para evitar, en la medida de lo posible, los accidentes. No hay nada que se pueda hacer, así que a la moda no le queda más remedio que subirse al carro. Ya no hay vuelta atrás a ese pasado en el que abundaban los alicientes.

 Hombres que huyen y mujeres que los “acechan”

nippon.com: Entonces, ¿qué futuro le espera a la moda?

Yuyama: Hay muchas novelas de ciencia ficción en las que los humanos protegen sus cuerpos y cerebros dormidos mientras los robots mandan en la vida real. Quizás nos estamos empezando a parecer a los habitantes del mundo que se presentaba en la película Surrogates (Los sustitutos en España e Identidad sustituta en América Latina)(*2). Algo semejante ocurre con el cosplay: se trata de vivir no en el propio cuerpo, sino completamente cubierto de prendas que lo convierten a uno en personajes como Lamu (una princesa extraterrestre, personaje del manga Urusei Yatsura -publicado en España como Lamu-, que es famosa entre otras cosas por su belleza y sus atuendos exóticos). Quizás ponerla como ejemplo resulte un poco anticuado (risas). Lo que quiero decir es que la gente no disfruta de la moda de manera realista, sino que viven en un mundo de fantasía y juegan con la imagen. A la gente ya no le hace falta la moda como regla para mejorar la vida real al elevar la impresión de uno mismo.

Nakashima: La moda forma parte del mundo real(*3). Como es una realidad que no ha cambiado, se encuentra distanciada de Internet y no recoge los aspectos más interesantes de la red.

Yuyama: Si pensamos en medidas para asegurar el futuro de la industria nipona de la moda, ¿por qué no transformar ese cosplay existente en Internet en algo aprovechable? Por ejemplo, todos los años se celebra en Tokio, en agosto y diciembre, el mercado comiket, al que acuden aficionados a los cómics, algunos de ellos disfrazados. Deberíamos hacer algo parecido con la moda, organizar un evento al que la gente pudiera ir. Así tendría que ser también la Semana de la Moda de Tokio.

Nakashima: La dicotomía entre lo sagrado y lo profano; es decir, lo formal y lo informal, es importante, a todo el mundo le gusta. Sirve como prueba de ello lo popular que se ha vuelto Halloween, que antes no se celebraba en Japón.

Aono: Quizás esta dicotomía no esté presente en la vida cotidiana de aquellos que mantienen distancias con el cosplay y Halloween.

Yuyama: El estilo informal se está imponiendo. Por ejemplo, se permite ir sin chaqueta incluso en las ceremonias formales.

Aono: Es que también hay personas que en su vida no asisten a este tipo de ceremonias, de ahí que estén desapareciendo las prendas formales.

Nakashima: No obstante, todos tenemos que elegir la ropa que nos ponemos cada día… ¡Y hay días en los que esa ropa determina nuestra suerte!

Yuyama: Sí, precisamente ese deseo ha supuesto un gran sustento para la moda. Sin embargo, ¿qué podemos hacer en esta época en la que los hombres huyen de las mujeres y se dirigen hacia personajes de dos dimensiones como Lamu (risas), o las chicas del manga K-ON? Aunque las mujeres se arreglen, si ellos no las miran…

nippon.com: ¿Es cierto que los hombres huyen de las mujeres?

Yuyama y Nakashima: ¡Sí que huyen!

Nakashima: Precisamente en la película Yubiwa wo hametai (Quiero ponerle un anillo)(*4) se aborda este tema. Los hombres “herbívoros” -término que se utiliza para denominar a los japoneses que mantienen una actitud más pasiva ante el amor y el sexo- no son capaces de declararse. Nos encontramos en una época en la que lo lógico es que la mujer tome la iniciativa. De no ser así, habrá que pulir una técnica que consiga que los hombres expresen sus sentimientos, y pensar en cómo hacer que los miembros del género masculino hasta ahora interesados solamente en chicas de dos dimensiones vuelvan al mundo de las tres.

Yuyama: Pero esto no sólo ocurre entre los jóvenes; los hombres se están volviendo “herbívoros” en todas las generaciones: antes había hombres de cincuenta que “acechaban” a las mujeres pero ahora son las féminas de cuarenta y cincuenta las que los persiguen a ellos. Llevan a la práctica el concepto de bimajo(*5) enfundadas en prendas con estampados de leopardo, y no escatiman en esfuerzos a la hora de mostrar su erotismo. Hay numerosos ejemplos de negocios a este respecto que han tenido éxito, por ejemplo, el de la lencería.

Lo que demandan los japoneses en la actualidad

nippon.com: ¿Tienen los japoneses un sentido particular para la moda?

Yuyama: Hablando en términos conceptuales, los japoneses siempre han tenido la capacidad de interpretar lo que piensan los demás. Les basta con palabras como “ah, sí” para entenderse, así que disponen de diversos símbolos para comunicarse. Del mismo modo, el mundo de la moda cuenta con su propio código sutil. Se nota, por ejemplo, en el gusto por los pantalones vaqueros vintage para hombre.


RAGTAG, Shibuya
RAGTAG tiene catorce boutiques de segunda mano repartidas por las principales ciudades del país. Compran ropa y complementos de marca usados, y los arreglan y limpian para luego venderlos. Cuenta también con tienda online.
http://www.ragtag.jp/pc/

Aono: Se podría decir que la cultura de la tinta, derivada del arte de la caligrafía, está presente también en la forma de pensar. Así, aunque se trate del mismo color negro, la simple gradación de éste permite expresar belleza y diferencias. Ésa es una particularidad de la estética nipona. Tras el 11 de marzo de 2011, existe una tendencia a querer discernir lo bueno de lo malo en cualquier asunto, pero a mí no me agrada. Creo que por naturaleza Japón es abundante en tonos grises, y hay una estética que permita sentir las sutiles diferencias entre cada uno. La perfección del cosplay reside precisamente ahí.

Yuyama: Pongamos como ejemplo el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). El Gobierno está intentando seguir adelante con él de una manera gris, pero esto se debe a que desde el 11 de marzo de 2011 el pueblo nipón está obsesionado con no quedarse con lo gris. Creo que esta tendencia influirá también en la moda. Cuando la gente se canse de querer que todo sea blanco o negro, quizás la moda gris se vuelva una tendencia o, por el contrario, en la moda también haya que decantarse por uno u otro.

Nakashima: Creo que la selección y concentración, conceptos principales de las estrategias de la economía japonesa, terminarán reflejándose en la moda. En la actualidad, la industria de la moda está experimentando también el boom del danshari(*6). Por ejemplo, las tiendas de RAGTAG se han convertido en el último grito. Se trata de discernir claramente entre lo que es importante y lo que no, de ahí que todo el mundo quiera poner en orden su armario y comprar sólo lo que a uno le guste; es una tendencia nacida también a raíz del 11 de marzo de 2011.

Yuyama: Aunque lo ocurrido el 11 de marzo de 2011 aceleró el proceso, ya existía desde antes una tendencia a evitar el consumismo mostrando un rechazo hacia lo efervescente. Por eso, ahora se repite el siguiente ciclo: se compra algo en una subasta online para luego venderlo y comprar otra cosa online.


PASS THE BATON OMOTESANDO
http://www.pass-the-baton.com

Nakashima: La gente piensa que compartir está de moda.

Aono: La moda es per se algo difícil de compartir, así que es posible que no se ajuste a la tendencia actual.

Yuyama: A mí, por el contrario, me parece más interesante el concepto de PASS THE BATON: prendas de vestir como antigüedades. Heredar de otra persona un artículo con un pasado, comprar esa historia y pasársela al siguiente como si le estuviéramos prestando una época.

Denpagumi.inc., grupo de música fundado en Akihabara, santuario de los otaku. Sus miembros participaron en el desfile de Mikio Sakabe.

nippon.com: Antes hemos hablado un poco sobre la Semana de la Moda de Tokio. A este respecto, ¿hay algún diseñador o marca al que haya que prestarle especial atención?

Nakashima: Si nos fijamos en las últimas ediciones, creo que se está tomando conciencia de la moda de la calle y de lo que la gente realmente se pone. En la Semana de la Moda en la que se presentó la Colección Primavera-Verano 2012, tuvo mucho éxito el evento celebrado el último día gracias a los esfuerzos de Yoshii Yūichi(*7); en él se dieron cita varias marcas interesantes. En ocasiones así es cuando se puede vislumbrar un soplo de aire fresco que indica la revitalización de la Semana.


petite robe noire
http://www.petiterobenoire.com

Aono: Mikio Sakabe hizo algo muy interesante también al añadir un toque de fantasía con la aparición del grupo Denpagumi.inc. Existen diferentes enfoques que permiten pensar que en el mundo de la moda hay todavía espacio suficiente para la diversión. Por otra parte, está la marca de complementos petite robe noire, que tiene una visión del mundo firme y una actitud seria para la fabricación. Al ver sus complementos uno puede hacerse una idea de la ropa que combinar con ellos.

Nakashima: A mí me gusta FACETASM. Su diseñador, Ochiai Hiromichi, ha trabajado para NGAP, una marca que sigue el estilo de la calle a ultranza. Es un diseñador joven que se sirve de la cultura y de la vida de la calle como telón de fondo, y ha conseguido el reconocimiento que se merece en el mundo de la moda. Es una de las cosas que espero que tengan las nuevas generaciones.

(Entrevista grabada el 20 de noviembre de 2011)

Imágenes: Igarashi Kazuharu
Redacción: Yata Yumiko

(Traducido al español del original en japonés)

(*1) ^ Se trata del mayor foro de Internet de Japón. Alberga una gran cantidad de posts sobre diferentes temas. Se mantiene alejado de otros medios existentes por el volumen de información que ofrece. Con más de diez millones de usuarios, ejerce una gran influencia en la red.

(*2) ^ Película estadounidense del director Jonathan Mostow estrenada en 2009. Está basada en el cómic homónimo.

(*3) ^ En el texto original japonés, se utiliza el neologismo riajyū para hacer referencia a las personas que llevan una vida real satisfactoria, en contraposición a aquellas que interactúan en el mundo virtual de Internet. Esta expresión comenzó a usarse en el foro 2channel.

(*4) ^ Película japonesa de la directora Iwata Yuki estrenada en 2011. Está basada en la novela homónima de Itō Takami.

(*5) ^ Término que designa a las mujeres de más de treinta y cinco años que se conservan bellas por dentro y por fuera y llevan una vida activa sin abandonar su búsqueda de la belleza. Fue creado por la revista de moda Bi-Story.

(*6) ^ Consiste en perder el apego por las cosas y tirar lo innecesario. Al ordenar los espacios que nos rodean, el espíritu se libra de cargas y se puede vivir mejor. Fue una de las palabras de moda de 2010.

(*7) ^ Persona clave en la producción y creación de marcas en el sector de la moda tokiota. En la Semana de la Moda de Tokio en la que se presentó la Colección Primavera-Verano 2012 fue el artífice del éxito cosechado por Versus Tokyo, evento de clausura de la Semana de la Moda de Tokio.

  • [09.03.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Modelos idénticas a nosotrasA pesar de la recesión que sufre la industria editorial de Japón, hay una revista de moda que está en pleno auge: Popteen, una revista mensual de moda para la tribu urbana de las gyarus que goza de una tirada de 420.000 ejemplares. ¿Quiénes son exactamente las "modelos lectoras" que han sido la clave de su popularidad?
  • ¡De una zona comercial al resto del mundo!Aunque el barrio tokiota de Kōenji es sin duda alguna una zona residencial, ha ganado fama también por albergar numerosas tiendas de ropa de segunda mano. En su popular zona comercial se encuentra un singular edificio dedicado a la moda que destaca entre los demás y atrae muchas miradas. Se trata del Edificio Kitakore, que también genera interés en el extranjero. ¡Descubramos sus secretos!
  • Mis razones para investigar sobre la moda japonesaAunque Japón se encuentra alejado geográficamente del foco mundial de la moda, el mundo tiene sus ojos muy puestos en este país. La editora estadounidense Tiffany Godoy, que vino hace más de diez años a Japón fascinada por su original estética, nos desvela los encantos de la moda japonesa.
  • Doce jóvenes diseñadores que quieren conquistar el mundoEn la actual industria de la moda predomina la llamada fast fashion; esto es, lanzar al mercado mundial con la mayor rapidez posible las últimas tendencias a bajo coste. No obstante, existen todavía unos pocos diseñadores que siguen esmerándose en la fabricación de sus prendas. Hemos seleccionado doce marcas que reflejan con mucha fuerza el presente y futuro de la moda japonesa.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia