Panorama Un paseo por Tokyo Skytree y sus alrededores
Calles comerciales de “shitamachi”
Un paseo por los barrios tradicionales situados a los pies de la torre de moda de Tokio
[31.07.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

La apertura al público de la torre Tokyo Skytree atrae a oleadas de visitantes a las diferentes zonas cercanas, que conforman el popular barrio antiguo de la capital japonesa, shitamachi, prácticamente intacto. Para estas calles, cuyo principal atractivo reside en haber conservado una atmósfera antigua y un marcado sabor local, este flujo supone una oportunidad y un reto a partes iguales.

El atractivo de shitamachi

Kira-Kira Tachibana es una estrecha calle comercial de unos 500 metros de largo que alberga numerosas tiendas familiares y puestos de comida a la sombra de la recién inaugurada Tokyo Skytree que está en la orilla del río Sumida. Pasadas las tres de la tarde de un día entre semana, la vuelven a transitar algunos vecinos de la zona que han salido de casa para hacer las compras necesarias para preparar la cena, una vez ha parado el chaparrón; amas de casa ancianas la cruzan subidas en destartaladas bicicletas; un gato se acicala al abrigo de una caja de cartón. Se oyen voces en una y otra tienda mientras sus dueños bromean con los clientes.

Uno de los muchos gatos que habitan la zona se toma un descanso. / Tras el chaparrón, la gente vuelve a transitar esta calle comercial.

El joven dueño de Torishō, un bullicioso puesto de yakitori (brochetas de carne de pollo asada) elude una pregunta mientras junta unas brochetas de pollo. “¿Que de dónde procede nuestra carne? Bueno, de aquí y allí, aunque la mayoría del pollo que vendemos es de la prefectura de Iwate. De todas formas, créeme cuando te digo que no notarías la diferencia entre uno y otro”, cacarea. “¿Quieres que te lo caliente? Pues claro que quieres, si está mucho más rico así”, continúa. El trato a los clientes propio de shitamachi dista mucho del de las lujosas boutiques de Ginza, a tan sólo 30 minutos en tren, donde los dependientes te reciben entre reverencias. 


El puesto de carne de pollo asada Torishō lleva abierto al público más de cincuenta años. / Las gyōza (empanadillas) de pollo, elaboradas con diferentes cortes de esta ave, son uno de los productos que más se venden en Torishō.

"Esta calle forma parte del tejido de la comunidad local", dice Ōwa Kazumichi.

“Una zona comercial como ésta es un servicio esencial para la comunidad local, tanto como el suministro de agua o gas”, dice Ōwa Kazumichi, dueño de la tienda de ropa interior de señoras Daiwa -representa a la segunda generación de su familia dedicada a este negocio- y actual miembro de la junta directiva de la asociación local de comerciantes. “Esta calle forma parte del tejido de la comunidad local; es una parte fundamental en la vida de sus gentes. Ofrecemos algo que las grandes cadenas y los grandes almacenes no tienen”, añade.

El nacimiento de una nueva estrella

Tokyo Skytree abrió sus puertas al público oficialmente el 22 de mayo de 2012. Durante el primer mes, la visitaron más de cinco millones de personas, que fueron recibidas en la torre y el centro comercial colindante por su mascota, Sorakara-chan (“la niña del cielo”), un personaje de mejillas rosadas y sonrisa encantadora con una cabellera dorada en forma de estrella. Se espera que la cifra de visitantes alcance los 32 millones en un año, lo que supone un número mayor que del parque de atracciones Tokyo Disneyland en la misma cantidad de tiempo. Según las estimaciones de las autoridades locales, el impacto económico de Skytree será de unos 88 mil millones de yenes al año sólo en el distrito de Sumida, en el que se encuentra la torre.

Tokyo Skytree vista desde la estación Hikifune de la línea Tōbu (imagen cortesía de la oficina de turismo "Visit Sumida").

Los alrededores de Skytree siguen conservando lo que los japoneses denominan una “atmósfera retro”, pues la zona alberga numerosos edificios y pequeños comercios que permanecen intactos desde la época de la posguerra o antes, al menos por ahora; esto supone millones de años en una ciudad que a menudo parece existir reinventándose a sí misma constantemente. La nueva torre constituye un monumento impresionante visible a kilómetros. En este shitamachi, donde no abundan los edificios altos que puedan competir con ella, Skytree es omnipresente, como si se tratara de un pirulí gigante que aparece continuamente entre tejados y edificios. Recuerda al monte Fuji en los grabados en madera del siglo XIX, en los que precisamente aparecían los distritos que conformaban el barrio de shitamachi; es como si Skytree estuviera esperándonos en cada esquina.


¡Muchos piensan que el oden está mucho más rico de lo que parece! / Skytree aparece de nuevo.

En Daikokuya, un puesto familiar de oden que durante los últimos sesenta años ha servido a los aficionados locales el plato para combatir el frío por antonomasia en los tenderetes, consistente en verduras, pasta de pescado y tofu, entre otros ingredientes cocidos y más sabrosos de lo que puede parecer a simple vista, es posible adquirir varios productos con la forma de Tokyo Skytree.

Tokyo Skytree aparece de nuevo varios comercios más allá, en la tienda Miyoshi Tōfu Kōbō, donde los paquetes en los que se vende el queso de soja recién hecho están adornados con un dibujo de la nueva atracción de la zona. “Es una pena que no hayáis venido antes”, comenta la vendedora mientras le pedimos que pose para una foto. “¡Mi hija es mucho más fotogénica que yo! Mi yerno es el jefe ahora; me han pedido que les cuide la tienda mientras están fuera”, añade. Hay carteles en la pared en los que aparecen los nombres de los agricultores que producen la soja que usan. Además, la tienda organiza excursiones para que los niños del vecindario planten arroz en arrozales de la prefectura de Chiba. En el aire se respira el sentimiento de comunidad de esta zona.


En la tienda de tofu Mishuku Tōfu Kōbō. / ¡Tofu de Skytree!

Sirviendo a la comunidad local

“Somos un clásico ejemplo de calle comercial de tipo local. La mayoría de nuestros clientes viven a una distancia de entre 500 y 700 metros. La apertura de Skytree puede suponer una oportunidad para atraer a nuevos clientes, pero, si no conservamos el apoyo local, no tendremos mucho que ofrecer a los que vengan de más lejos. Es vital que sigamos valorando los vínculos con la comunidad local. Sólo así podremos hacer que Kira-Kira Tachibana resulte atractiva para residentes y visitantes por igual”, explica Ōwa.

Bajando un poquito más por la misma calle, vemos una mesa a la puerta del restaurante Tanuki Sushi sobre la que se exponen varias piezas de pescado y marisco crudo con arroz. En el local, un matrimonio de ancianos está sentado detrás de la barra preparando los paquetes de sushi para llevar. “Es un servicio que ofrecemos. A la gente le gusta llevarse algo de sushi de camino a casa; hace más de una década que lo hacemos. El sushi de kohada (sábalo) es uno de los que más se vende”, explica la mujer mientras señala un paquete. “Es uno de los favoritos de la gente de shitamachi. ¡Un paquete de seis piezas sólo vale 400 yenes! ¡Llévale algo a tu mujer!”, exclama.


Una mujer compra sushi para llevar en el restaurante Tanuki Sushi. / El sábalo y el calamar son sólo dos de los muchos manjares disponibles en este restaurante.

Ōwa admite que tanto la calle comercial como sus clientes están envejeciendo, por lo que es necesario que se produzca un relevo generacional si quieren conservar su vitalidad actual en el futuro. “Tenemos que adaptar nuestras ideas a los nuevos tiempos; una calle comercial ha de seguir el mismo proceso”, dice. La proliferación de supermercados y grandes centros comerciales modernos ha provocado que muchas galerías de tiendas antiguas de Japón se hayan convertido en verdaderos pueblos fantasma. ¿Cómo se las arreglará Kira-Kira Tachibana para lidiar con la invasión de las cadenas de supermercados y con la última atracción turística fastuosa del país a la vuelta de la esquina?

Kira-Kira es una onomatopeya japonesa que se utiliza para decir que algo brilla. Con estas pegatinas se adornan los productos de la marca "Kira-Kira", disponible en las tiendas locales.

“No podemos confiarnos. Tenemos que asegurarnos de que continuamos satisfaciendo las necesidades de la comunidad. En los últimos treinta años, hemos llevado a cabo un mercado matinal una vez al mes, así como grandes rebajas cinco veces al año. Hacemos todo lo posible para crear un ambiente familiar. Los niños se lo pasan en grande en los mercados vespertinos de septiembre y en el festival de Tanabata en julio (fiesta que celebra el encuentro entre las estrellas Vega y Altair, separadas por la Vía Láctea, que sólo les permite verse una vez al año, el 7 de julio). También estamos haciendo esfuerzos para crear nuestras propias marcas “Kira-Kira”. Asimismo, hemos acondicionado un local donde los más mayores pueden sentarse con los pies en alto a descansar y charlar con sus amigos, y disponemos de un servicio de “tiendas móviles” para cubrir las necesidades de los clientes de la tercera edad: los responsables de varios comercios van juntos a los edificios de apartamentos de la zona con gran concentración de ancianos. Es una forma de garantizar que permanezcan vinculados a la comunidad aunque no salgan de casa tanto como antes”, cuenta Ōwa.

Se trata de hacer que los compradores experimenten algo que no se puede encontrar en ningún otro lugar, y de paso inspirar a los jóvenes para que mantengan vivos el espíritu y las tradiciones de la comunidad en los años venideros. Aunque muchas tiendas familiares se han visto forzadas a echar el cierre a falta de un sucesor que tomara las riendas, en muchos casos las nuevas generaciones están desempeñando un papel fundamental en la supervivencia de las tradiciones de la zona.

  • [31.07.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Espíritu manufactureroEn el distrito tokiota de Sumida todavía se conservan una cultura de maestros artesanos, que data del período Edo, y una tradición manufacturera que convierte a esta zona en la cuna de la industria ligera desde la era Meiji. Hemos intentado ahondar en el espíritu de los maestros artesanos, personas de un gran calor humano, que desarrollan su actividad en talleres artesanales situados en los alrededores de la recientemente construida torre Tokyo Skytree.
  • Tokyo Skytree, una fusión de belleza tradicional y nuevas tecnologíasEn 2006 comenzó uno de los proyectos más grandes del siglo: la construcción de la torre de telecomunicaciones más alta del mundo. En su compleción, no se ha escatimado la inclusión de nuevas tecnologías japonesas, ni de elementos tradicionales de la estética japonesa. Desvelamos los secretos que se esconden tras el nacimiento de Tokyo Skytree, una torre que aporta un rayo de esperanza a un país sumido en el estancamiento.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia