Panorama Lo rico también es divertido
Japón desbanca a China en la elaboración de ‘ramen’
El ramen, una ‘especialidad nacional’ de Japón originaria de China
[03.10.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

El ramen tiene su origen en China continental, donde se denominan lamian, una palabra cuyo primer ideograma, la, significa “estirar” y hace alusión a la manera de elaborarlos. Aunque en su país de origen existen diversas variedades, Japón cuenta con más tipos de fideos, sopas y sabores. Además, los fideos elaborados en territorio japonés gozan de una gran popularidad entre los habitantes locales, y este plato se considera una ‘especialidad nacional’ equiparable al curry. El ramen continúa evolucionando en Japón: su sabor se profundiza y cada vez hay más variedades, al tiempo que se populariza en Europa y Norteamérica. El ramen ha conseguido desbancar al lamian.

 ¿¡35.000 restaurantes de ramen en todo Japón!?

“Lo primero que quiero comer cuando vuelva a Japón es ramen”. Es frecuente escuchar esta frase de boca de japoneses que residen en China, y es que, la verdad sea dicha, los fideos –ramen– que se preparan en Japón son particularmente deliciosos. Esto tiene su explicación en que este plato se consume mucho porque ha pasado a formar parte de la vida diaria de los japoneses, y en la competencia existente entre los cocineros, que han acumulado conocimientos y experiencia en su preparación y eligen con sumo cuidado los ingredientes y condimentos que emplean.

A decir verdad, hay muchos restaurantes especializados en este tipo de fideos en Japón. Según el sitio web todo-ran.com, que presenta datos estadísticos y rankings sobre las diferentes prefecturas en que se divide el país, en 2013 se contaban en todo el territorio nacional 35.330 restaurantes de ramen, 27,71 establecimientos de este tipo por cada 100.000 habitantes; Yamagata era la prefectura con más, 70,92; le seguían Tochigi, Niigata, Akita y Kagoshima. Esta cifra se obtuvo contando los establecimientos que aparecen como “restaurantes de fideos” en Town Page, las páginas amarillas de la empresa de telecomunicaciones NTT, por lo que es posible que el número sea incluso mayor.

En cualquier caso, este tipo de restaurantes están presentes en todo Japón; uno puede toparse con alguno incluso en el centro de Tokio. Por norma general suelen ser de precio asequible y apenas tardan en servir los platos. El ramen es la comida rápida de Japón, la opción perfecta cuando se tiene solo un poco de hambre o como almuerzo completo. Por este motivo, la competencia es intensa y se manifiesta una tendencia hacia la búsqueda de un elemento distintivo en lo que respecta al sabor y a los alimentos que se emplean como guarnición. En todo el país han surgido diversas y deliciosas variantes que gustan a cualquiera, e incluso existen fanáticos de los fideos chinos de estilo japonés.

El señor feudal Mito Kōmon, primer japonés en probar el ramen

Se dice que la primera persona en comer fideos chinos en Japón fue Tokugawa Mitsukuni (1628-1701), perteneciente al clan Mito y segundo líder del homónimo dominio, que se corresponde con la mayor parte de la actual prefectura de Ibaraki, durante el período Edo (1603-1868). Este señor feudal, conocido también como Mito Kōmon, era discípulo del académico confuciano Zhu Zhiyu (1600-1682). Al parecer, el maestro confucionista, exiliado en Japón de la dinastía china Ming, obsequió a Tokugawa con unos fideos chūkamen –lit. “fideos chinos”, considerados el origen del ramen. Según varios documentos, estos fideos se elaboraban con harina de trigo y polvos de rizoma de loto, y eran una especie de fideos con caldo –shirumen– semejantes a los fideos japoneses udon; recientemente han resurgido y se comercializan como especialidad local bajo el nombre mitohan ramen (fideos del dominio Mito).

No obstante, los fideos chūkamen que degustó Mito Kōmon no se establecieron como parte de la dieta japonesa en su forma original. Fue durante la era Meiji (1868-1912) cuando el ramen comenzó a echar raíces en Japón: en el barrio chino de Yokohama los restaurantes de comida china comenzaron a servir los fideos chūkamen con su correspondiente sopa y carne de cerdo en tiras (chāshū), brotes de bambú (menma) y huevo cocido cortado por la mitad, entre otros ingredientes. Por este motivo, el ramen se conoce también como chūkasoba, shinasoba y nankinsoba; todas estas denominaciones aluden a China, país de origen de este plato.

Fideos chinos del restaurante Komurasaki, prefectura de Kumamoto.

El auge de los puestos callejeros de ramen gestionados por repatriados tras la Segunda Guerra Mundial

El ramen fue convirtiéndose en una ‘especialidad nacional’ equiparable al curry después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, esto se debió a que los repatriados comenzaron a comercializar fideos chinos en las distintas regiones de Japón tras su regreso de China continental. En la época de la posguerra, marcada por el desconcierto y la escasez de alimentos, fueron muchas las personas que acogieron la llegada de este plato rico y barato que se servía en puestos callejeros, que poco a poco fueron transformándose en restaurantes; la existencia de establecimientos especializados en ramen en cualquier parte del país se hizo realidad.

En este contexto, comenzó a intensificarse la competencia entre los distintos restaurantes que sirven fideos: surgieron diversos tipos de ramen, algunos de lujo, que incluyen entre sus ingredientes exquisiteces como aleta de tiburón o langosta, y cuyo precio oscila entre los 1.000 y los 10.000 yenes por cuenco. Sin embargo, existen también cadenas de restaurantes que ofrecen raciones de fideos por un módico precio inferior a los 300 yenes. Aunque la esencia del ramen reside precisamente en que se trata de un plato barato, rico y rápido, hay quienes intentan elaborar los mejores fideos teniendo en cuenta estas restricciones.

El Museo del Ramen de Shin-Yokohama, tierra santa de los fideos chinos de Japón

El Museo del Ramen de Shin-Yokohama es un parque temático culinario situado a pocos minutos a pie de la salida norte de la estación de tren Shin-Yokohama que lleva en funcionamiento desde 1994. El interior del edificio recrea el Japón de los años treinta de la era Shōwa –1955-1964–, una década que se suele recordar con nostalgia; además de cafeterías, tiendas de chucherías y exhibiciones relacionadas con esta variedad de fideos, entre otras atracciones, alberga una selección de restaurantes especializados en ramen de todo el país que se van alternando; los visitantes pueden degustar afamadas variantes locales de este plato. Según fuentes del Museo, entre todos los establecimientos del mismo se sirven unos 3.000 cuencos de fideos los días laborables, y en los días festivos, 6.500 raciones.

Museo del Ramen de Shin-Yokohama.

Además, la cifra de personas que lo han visitado desde que abrió sus puertas ya supera los 22 millones; hasta la fecha se tiene constancia de que el mayor número de visitantes diarios ha sido de 10.185. El día que nos acercamos al Museo con motivo de este artículo, la afluencia de público no era precisamente escasa, y entre los japoneses que se encontraban allí con sus familias pudimos ver también a turistas españoles procedentes de Barcelona. “Me encanta el ramen. Desde que llegué a Japón lo como todos los días. En España también, una vez al mes”, cuenta un turista de unos treinta años.

Fotografía de la cabecera: Ramen del restaurante Kamome Shokudō, ciudad de Kesennuma, prefectura de Miyagi.

En la actualidad, los fideos chinos de Japón cobran popularidad en países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y España, donde se conocen como “Ramen”, y este plato ha conseguido desbancar incluso a los propios fideos chinos en China. En el Museo nos cuentan que el número de restaurantes de ramen está aumentando en todo el mundo, principalmente en Europa, Norteamérica y Asia, sin tener en cuenta a Japón, y que la cifra superaba los mil establecimientos en febrero de 2013. Destaca el caso de Nueva York, donde al parecer existen entre 50 y 60 restaurantes especializados en fideos chinos de estilo japonés; la competencia entre este tipo de locales es fuerte en la ciudad estadounidense.

Por otra parte, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria eligió un proyecto relacionado con el ramen como parte de su Programa de Estrategias de Promoción Cool Japan para el Ejercicio Fiscal 2013. El objetivo es fomentar la apertura de restaurantes de fideos chinos de estilo japonés en Europa, de ahí que la firma Chikaranomoto Company, encargada de cadenas de restaurantes de ramen como Hakata Ippūdō, recibiera el visto bueno a su solicitud de participación en la iniciativa. Se proponen transmitir las virtudes de la cultura japonesa sirviéndose del ramen, principalmente en París, y conseguir que esto ayude también a atraer más turistas extranjeros a Japón.

Jinrui wa menrui” (literamente “El ser humano es como los fideos”). A día de hoy siguen resonando estas palabras de Andō Momofuku, fundador de Nissin Food Products, empresa que desarrolló el ramen instantáneo en 1958 y utilizó este lema para su promoción.

Imágenes: Katō Takemi
Con la colaboración del Museo del Ramen de Shin-Yokohama

(Traducción al español del original en japonés)

 

 

  • [03.10.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • 'Umeshu', licor de ciruela japonesaEn los últimos años, la popularidad del licor de ciruela japonesa, el umeshu, es tal que cuenta cada vez con más adeptos fuera de Japón. Esta bebida alcohólica de sabor dulce y agradable, y con beneficios para la salud, triunfa particularmente entre las mujeres y los jóvenes. En esta ocasión, visitamos una licorería de la prefectura de Wakayama para conocer más sobre el proceso de elaboración y los atractivos del umeshu, además de las perspectivas de futuro, sobre todo de cara a la exportación.
  • ¿Cómo se prepara el 'umeboshi'?En la prefectura de Wakayama, el lugar de Japón donde más ciruelas se recogen, se encuentra la fábrica de la firma Shōkibai; allí nace Nankōume, una marca de ciruelas japonesas secas de primerísima calidad. Tras hablar con representantes de la empresa y agricultores que trabajan con ella, mostramos todos los pasos necesarios para hacer umeboshi.
  • Las ciruelas japonesas secas y sus beneficios para la saludDesde la antigüedad, el pueblo de Japón aprecia el umeboshi –ciruela japonesa seca– por sus beneficios para la salud y sus propiedades conservantes. Sin embargo, a muchos turistas extranjeros que visitan el país este producto no se les hace tan atractivo debido a dos de sus características principales: sabe muy ácido y salado. No son los únicos, ya que algunos jóvenes nipones se sienten igual. En cualquier caso, no se puede negar que se trata de un alimento con muchas ventajas.
  • Saboreando Japón: Michael Booth, escritor gastronómicoEl escritor británico Michael Booth es un enamorado de Japón y de su gastronomía. Su libro Sushi and Beyond: What the Japanese Know About Cooking (Más allá del sushi: lo que los japoneses saben de gastronomía), en el que narra sus andanzas culinarias en el archipiélago nipón, cuenta incluso con una edición en japonés, titulada Eikoku Ikka, Nihon wo Taberu (Los británicos se comen Japón; editorial Akishobo). Aprovechamos una de sus visitas al país del sol naciente para sentarnos con él en un izakaya, o taberna de estilo japonés, de Tokio y que nos contara algunas anécdotas sobre comida y viajes.
  • El ‘nattō’, a la conquista del mercado internacionalLos fabricantes de granos de soja fermentados se han propuesto acceder al mercado internacional creando una variedad con menos pegajosidad. ¿Logrará convertirse en un producto japonés de consumo en todo el mundo como la salsa de soja o el tofu?

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia