Panorama Festival de cómics extranjeros en Japón
¡El manga no sólo es de Japón!
Entrevistamos al organizador del Kaigai Manga Festa, Frédéric Toutlemonde
[10.12.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

Aunque el manga japonés se ha empezado a leer en todo el mundo, los japoneses muestran poco interés por el cómic que se produce en el extranjero. ¿También en esto son los japoneses introvertidos? Un francés alza la voz para reprenderlos.

Frédéric Toutlemonde

Frédéric ToutlemondeNació en 1978 en Lilas, en las afueras de París. Se licenció en Literatura Japonesa por la Universidad Diderot-Paris 7. En 1999 visitó Japón por primera vez; vive aquí desde 2003. Además de trabajar en la embajada de Francia en Japón supervisa la edición de la revista Euromanga, y preside el comité ejecutivo del Kaigai Manga Festa.

“En Japón el manga posee tal fuerza que ha conseguido un desarrollo propio independiente. Por ello los japoneses, cuando hablan de cómics, piensan sólo en el manga japonés, y se olvidan de que en el extranjero también existe una cultura derivada del mismo género.” Así nos lo cuenta Frédéric Toutlemonde, de 34 años, presidente del comité ejecutivo del Kaigai Manga Festa (Festival de cómics extranjeros), celebrado por primera vez el 18 de noviembre de 2012 en el Tokyo Big Sight.

El manga nacido en Francia y Bélgica es lo que se suele denominar en francés bande desinée (BD)(*1); con la idea de expandir aún más los horizontes del BD en Japón, Toutlemonde creó en 2008 Euromanga, una revista especializada en el tema, que presenta obras traducidas al japonés. Posteriormente, a medida que el plan inicial iba calentando motores, surgió el Kaigai Manga Festa con la idea de crear un intercambio internacional a través del manga, idea que fueron apoyando cada vez más personas.

La Kaigai Manga Festa se llevó a cabo al mismo tiempo que la Comitia, una convención de muestra y venta de obras originales limitadas normalmente a los fanzines japoneses. Las editoriales y embajadas europeas, norteamericanas y asiáticas mostraron una gran actividad a través de sus puestos. Para los lectores japoneses era una oportunidad de descubrir mangas extranjeros que no circulan por el mercado japonés. También hubo ocasión de intercambiar opiniones con los lectores a través de actividades como las sesiones de firmas con autores de varios países. El evento estrella fue una charla en directo en la que famosos dibujantes de BD venidos desde Francia o Bélgica hablaron con Ōtomo Katsuhiro (famoso internacionalmente por su obra Akira) y Urasawa Naoki (conocido por el exitoso manga Monster).

“El hecho de conocer las obras más excelentes del extranjero sólo puede reportar beneficios para el mundo del manga japonés. La sensibilidad de los lectores también se enriquece. Yo, por suerte, he podido disfrutar de un ambiente en el que se leían por igual tanto BD como cómics americanos y mangas. Esa situación ha sido una verdadera ventaja en mi vida”, nos cuenta Toutlemonde.

por no haber podido realizar la charla de sus sueños

A Toutlemonde le gusta tanto este mundo que, cuando era estudiante de secundaria, pensaba seriamente en convertirse en dibujante. Akira fue el manga que más impacto le causó. En cuanto al BD, fue La Quête de l’oiseau du temps (“En busca del pájaro del tiempo”, publicado en Japón como Toki no tori wo motomete, con guión de Serge Le Tendre), un cómic de Régis Loisel.


Régis Loisel/Serge Le Tendre La Quête de l’oiseau du temps (“En busca del pájaro del tiempo”, publicada en Japón por Asukashinsha Publishing)

La Quête de l’oiseau du temps acaba de ser publicado en japonés el 9 de noviembre. Esta obra, que entra tanto en el mundo del BD como en el de la fantasía, me hizo darme cuenta de que en términos de entretenimiento no quedaba a la zaga de los cómics americanos o el manga.”

Toutlemonde invitó a Loisel a Japón para la Kaigai Manga Festa, y organizó un evento centrado en una charla con Ōtomo Katsuhiro.

“Para mí, el hecho de que los dos ‘dioses’ se subieran al mismo escenario era un proyecto soñado, pero debido a una enfermedad en su familia Loisel no pudo venir a Japón. Fue una verdadera lástima. Quería hacerle entrega en mano de una copia de su propia obra traducida al japonés, recién publicada… Él no sólo es un autor que me encanta, sino una gran figura en la historia del BD.”

En el mundo del BD existía un maestro que era Moebius, al que perdimos este marzo. Fue un autor de BD de quien declararon haber recibido una gran influencia mangakas (dibujantes de manga) japoneses de la talla de Ōtomo o Urasawa.

“Loisel es uno de los pocos dibujantes que se encuentran a la altura de Moebius en la actualidad. La generación de dibujantes que siguió a aquellos que recibieron una gran influencia de Moebius, especialmente los que descubrieron el BD a partir de los ochenta, en general recibieron influencia de Loisel, sin lugar a dudas. Para los lectores de unos treinta años, como yo, no existían obras que pudieran tocarnos el corazón como lo ha hecho La Quête de l’oiseau du temps. Todo era nuevo para nosotros, desde el desarrollo de la historia hasta la individualidad de los personajes. Es una obra que sin duda ha marcado época. No creo que sea exagerado decir que fue la obra que inauguró el género de fantasía heroica para el BD.”

Hijo pródigo del BD en la generación del manga

Se decidió que, para cubrir la ausencia de Loisel, viniera a Japón Bastien Vivès.

“Se trata de un autor que ahora está cosechando una gran popularidad en Francia. Aunque sólo tiene 28 años ya ha publicado unas veinte obras. Toca todo tipo de temas: aventuras, familia, escuela, ballet, erotismo… A pesar de su juventud ya ha conseguido dominar todos esos temas y hacerse un hueco entre los principales dibujantes. Es un dibujante que con seguridad permanecerá en el futuro.”

Pese a que fue una pena que el maestro Loisel no pudiera venir a Japón, en esas circunstancias quizá fue una fortuna inesperada para los lectores japoneses el poder conocer a Vivès. Él también ha recibido influencia del manga japonés, y su forma de acercarse a la creación es novedosa; “es completamente diferente a los dibujantes de BD que ha habido hasta ahora.”

En principio, los autores de BD se reparten las tareas del guión y los dibujos, pero por lo demás no suelen trabajar colaborando con otros. Sin embargo Vivès no se obsesiona de esa manera, ni se opone a que la mano de otro toque sus obras.


Polina ©Casterman, de Vivès

Bastien Vivès ©I.Franciosa

“Se puede producir arte colaborando con compañeros, además de utilizar principalmente técnicas digitales; se podría decir que es un hijo revolucionario que usa las nuevas tecnologías. Vivimos en una nueva era, en se cuelgan las obras en blogs y aumenta el número de fans gracias al boca a boca, hasta el punto de que dichas obras llegan a publicarse en formato impreso.”

Parece que recientemente Vivès ha comenzado a elaborar una obra de lucha al estilo japonés, basándose en el sistema de trabajo empleado en el manga Bakuman(*2); Vivès produce veinte páginas semanales utilizando un estilo peculiar de producción -la división de labor-, típico del mundo del manga en Japón.

El respeto hacia la doctrina del autor

Emmanuel Lepage ©François Lepage

En contraste con Vivès encontramos la tendencia que muestra Emmanuel Lepage desde hace varios años. Lepage produce él mismo el guión y los dibujos, y refuerza el papel del autor. Muchacho (publicado en Japón por Asukashinsha Publishing) habla de la revolución nicaragüense, y Un printemps à Tchernobyl (“Una primavera en Chernóbil”) trata el problema nuclear.

Un printemps à Tchernobyl es una obra basada en la experiencia real del autor tras pasar dos semanas en Chernóbil. Se podría considerar también un reportaje, o incluso un ensayo que aúna la creación personal y los recuerdos. Mientras viajaba por Chernóbil no podía dejar de preguntarse por qué había ido a aquel sitio. Al final comprendió que lo que había encontrado en aquel ′país de muerte′ cuya existencia había ido a comprobar, era vida, seres humanos vivos, naturaleza viva… Lo que plasmó a través de su obra no fue un rechazo o una aprobación de la energía nuclear, sino la declaración vívida de un testigo.”


Muchacho © Dupuis 2004-2006, Un printemps à Tchernobyl ©Futuropolis, de Lepage

Al leer ese manga pensé que podría “vivir en Japón”

François Schuiten, Benoît Peeters


Les Cités obscures; publicado en japonés por Shogakukan-Shueisha Productions, Co.Ltd.

Otro maestro del BD que no se puede olvidar es el belga François Schuiten. Posee de sobra una disposición trabajadora y una creatividad artística, destaca por unas composiciones fundamentadas en la arquitectura urbana, y es capaz de dibujar un mundo onírico a base de delicados trazos. A diferencia de Vivès, que pertenece a la generación del manga y la revolución digital, dicen que a veces tarda una semana entera en dibujar una página. En referencia a su representativa obra Les Cités obscures (“Las ciudades oscuras”), Toutlemonde muestra su admiración diciendo que “es una obra que permanecerá en la historia del BD por haber amalgamado arte y literatura.”

Benoît Peeters se encarga del guión de Les Cités obscures. Toutlemonde siente un gran apego hacia este autor. Peeters hizo equipo con Frédéric Boilet, un dibujante que había vivido más de diez años en Japón, para publicar en 1998 Tokyo est mon jardin (“Tokio es mi jardín”, publicado en Japón por la editorial Kōrinsha, ya desaparecida).


Tokyo est mon jardin ©egocommex, by Boilet, Peeters

“Esta obra me dio la oportunidad de venir a Japón. Cuando estaba en segundo curso de la universidad me estaba especializando en lengua japonesa, pero aún no conocía bien Japón, y hubo un periodo en el que me debatía pensando si debía abandonar mis estudios. Fue en ese momento cuando conocí este manga. Al leerlo empecé a pensar: ‘Así, sí que puedo vivir en Japón.’ La imagen que había mantenido hasta ese momento de Japón era la de un mundo diferente y extraño. Me parecía que Tokio era una ciudad demasiado grande, y había empezado a considerarla un sitio en el que no podían vivir seres humanos, un lugar en el que la vida cotidiana era un sufrimiento. No obstante, el Tokio que aparecía en esta obra me parecía mostrar simplemente paz, y el tipo de relaciones humanas que yo deseaba. La necesidad de comprobar si en realidad era así, con mis propios ojos, fue mi primera razón para venir a Japón. Así que, sin Peeters, nunca habría habido un Kaigai Manga Festa (risas).”

Al encontrarse con un libro, hay ocasiones en las que la vida de una persona cambia. También el Kaigai Manga Festa puede haberse convertido en un encuentro así, dinámico, a gran escala.

(Entrevista realizada en japonés el 9 de noviembre de 2012; traducido al español del original en japonés)

(*1) ^ Bande dessinée es un término francés que designa al cómic en general. Además también se usa para diferenciar el género desarrollado en Francia y Bélgica del cómic americano y el manga japonés. Especialmente en ese contexto es muy común utilizar las iniciales, BD. La tendencia principal cuenta con obras a todo color y de gran formato.

(*2) ^ Historia de un equipo formado por dos jóvenes que se encargan ellos solos del guión y los dibujos de sus obras; el proceso de serialización del manga retrata a la perfección la realidad de la industria del manga. Entre 2008 y 2012 este manga fue serializado en Weekly Shonen Jump (Shueisha Inc.). Los autores son Ōba Tsugumi y Obata Takeshi, famosos por el manga DEATH NOTE.

  • [10.12.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La obra del dibujante español Juanjo Guarnido triunfa en JapónEn pleno boom del cómic extranjero en Japón, la segunda edición del Festival Internacional del Cómic de Tokio recibió al dibujante español residente en Francia Juanjo Guarnido, autor de Blacksad, que habló con nippon.com sobre su obra, y destacó el éxito que el manga está teniendo en Europa.
  • Encuentro entre maestros del manga y el cómic occidental: Ōtomo KatsuhiroDurante el Festival de cómics Internacionales celebrado en Tokio tuvo lugar un encuentro de excepción entre autores japoneses y europeos. Los maestros Ōtomo Katsuhiro y Urasawa Naoki debaten junto a Emmanuel Lepage, Bastien Vivès, Benoît Peeters y François Schuiten sobre las diferencias y correspondencias entre el manga y el bande desinée.
  • Un maestro del manga cara a cara con dibujantes europeos: Urasawa NaokiUna mesa redonda durante la Kaigai Manga Festa causó furor entre los asistentes. En ella participaron dos parejas excepcionales del mundo del manga y el cómic: los autores japoneses Ōtomo Katsuhiro y Urasawa Naoki, y dos representantes del bande desinée franco-belga, Benoît Peeters y François Schuiten.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia