Panorama Tradiciones “cool”, modernidad y belleza tradicional
Los fuegos artificiales llenan de color el cielo otoñal de Nagano
Los hanabi del 108º Nagano Ebisukō Enka Taikai
[14.01.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

El Nagano Ebisukō Enka Taikai, un festival de fuegos artificiales que tiene lugar en noviembre, es el último espectáculo de hanabi que se celebra en Japón a lo largo del año. Asistimos al cierre del ciclo de festivales de fuegos artificiales.

¡Los aficionados a los fuegos artificiales no se lo pueden perder!

El pasado 23 de noviembre tuvo lugar el último festival de fuegos artificiales del año en Japón, el 108º Nagano Ebisukō Enka Taikai, que se celebra a orillas del río Sai, en la ciudad de Nagano. En esta ocasión acudieron alrededor de 430.000 espectadores para ver alzarse y estallar en el cielo nocturno de un otoño tardío casi 10.000 fuegos artificiales. Se suele decir que los fuegos artificiales son para el verano, pero en realidad pueden observarse con mayor claridad en el cielo despejado de las noches de otoño, lo que convierte a este festival en uno de los más esperados por los aficionados a los hanabi.

Otro de los atractivos de este festival es admirar las creaciones de Aoki Akio, el maestro artificiero del taller Beniya-Aoki Enka-ten y presidente de la Asociación Japonesa de las Artes Artificieras, en la que se agrupan los principales profesionales del país. Aoki es uno de los artificieros más reconocidos de Japón, considerado un “gurú de los fuegos artificiales”. En definitiva, en este festival se puede disfrutar de una variedad y también cantidad de obras de muy alta calidad del maestro Aoki, razón por la que acuden al mismo personas de cada rincón del país relacionadas con los hanabi.

Los artificieros locales no se quedan atrás, y dentro del festival los fuegos artificiales del taller Shinshū Enka Kōgyō de Fujiwara Nobuo compiten con los del Beniya-Aoki Enka-ten. Podríamos incluso decir que se trata de una fiera batalla que se libra en el cielo nocturno de Nagano. Los hanabi que presentamos en el vídeo a continuación son el resultado del duro esfuerzo de ambos talleres.

Este festival se celebra cada año coincidiendo con el Ebisukō del Santuario de Nishinomiya, en la ciudad de Nagano. Antiguamente, al llegar la fecha del festival de Ebisukō en el que se hacían ofrendas para pedir prosperidad en los negocios y en las cosechas, y buena suerte y felicidad, los comercios realizaban grandes ventas y las calles mostraban un inusual ajetreo. A partir de 1899, voluntarios de la ciudad comenzaron a lanzar fuegos artificiales como agradecimiento al dios Ebisu y al mismo tiempo como plegaria para disfrutar de un buen año de ventas. Desde entonces esta tradición ha sido transmitida de generación en generación hasta el día de hoy.

Ofrecemos finalmente un vídeo de mayor duración (10 minutos) para todos aquellos amantes de los fuegos artificiales.

Fotografía del banner: Izumiya Gensaku
Con la colaboración de la Cámara de Comercio e Industria de Nagano y la Federación de Comerciantes de Nagano.

(Traducido al español del original en japonés)

  • [14.01.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • El ‘ninja’ más famoso del mundo: Hatsumi Masaaki y el legado del ‘ninjutsu’Los extranjeros que se inician en las técnicas de artes marciales del Bujinkan nunca dejan de acudir a él. Discípulos venidos de todos los rincones del mundo visitan asiduamente su dōjō en la ciudad de Noda, prefectura de Chiba, para venerar las enseñanzas de Hatsumi Masaaki, de 86 años, maestro del estilo Togakure de ninpō, las artes marciales de los ninjas. Lo que descubrimos al acercarnos a ese lugar, muy diferente de la visión sesgada sobre los ninjas que ofrecen el cine y el anime, nos mostró un mundo muy interesante.
  • Karl Bengs y la nueva vida de las casas tradicionales ‘kominka’Un diseñador de arquitectura alemán consiguió salvar a una aldea oculta en las montañas de la prefectura de Niigata que se encontraba en peligro de extinción. A través de la restauración de casas envejecidas, recordó a los habitantes de esa aldea los placeres de vivir en el campo. En poco tiempo el lugar pasó a ser conocido como “el pueblo de las casas kominka”, y su número de residentes aumentó. Hemos visitado a Karl Bengs en su apartado hogar de Taketokoro para conocer más sobre su historia.
  • La magia de la carpintería tradicional japonesaPodríamos pensar que la madera no es más que eso, madera, pero un maestro carpintero tiene que tomar numerosas decisiones cuando está frente a ella. La forma en la que la madera será utilizada no solo la determinan su dureza, olor o color, sino también su keshōmen o “superficie decorativa” que resulta de la forma en la que es cortada del tronco.
  • El mundo del ‘washi’: 4. Paipáis de papel japonés que traen aromas del pasadoDibujos a tinta, llenos de finura y sencillez, sobre un papel japonés hecho a mano. La popularidad de los auténticos sesson uchiwa o paipáis de Sesson fabricados generación tras generación en la ciudad de Hitachi-Ōta sigue sin decaer. Los fabrica una mujer de 95 años, de la cuarta generación familiar, que imprime a sus creaciones toda la personalidad de una artesana de la vieja escuela que conoce la dureza de la vida.
  • El akita, un perro de porte samuráiJapón utiliza desde antiguo el sistema del calendario chino, o eto, para indicar las fechas, las direcciones y los años. Aprovechando que 2018 es el año del perro, queremos presentarles al akita, la raza de perro autóctona más grande del país. Para ello visitamos el criadero Nakagawa Chikukenten, un negocio de Osaka que exporta un elevado número de ejemplares al extranjero, para conocer los atractivos que han popularizado esta raza en todo el mundo, y en especial en Europa.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia